Nicolás Maduro: victoria duramente ganada

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela, ha anunciado los resultados de las elecciones.  Tal como estaba pronosticado, ganó Maduro.  Fue una dura batalla, Maduro ganó con el 50,76 por ciento de los votos contra 49,07 por ciento para el candidato opositor de 40 años de edad Henrique Capriles.  Una brecha de 236 mil votos en un universo de 18 millones de electores.  Se trató de la elección más breve en la historia del país, donde las campañas electorales normalmente duran tres meses.  El período electoral esta vez se limitó a dos semanas.

La carrera se estaba desarrollando de manera expedita, sin fallas en la vía.  Todos los pronósticos indicaban una fácil victoria para Maduro.  La situación comenzó a cambiar de manera abrupta justo al inicio de la votación.  Algunos hasta empezaron a decir que Capriles si tenía una chance.  Las cuentas micro blogueras de Maduro, del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV y de cierto número de dirigentes políticos fueron intervenidas por piratas informáticos.  Estos divulgaron la especie que los chavistas tenían planes para amañar los resultados de la elección.  El masivo ataque de los piratas informáticos pareció estar bien planificado por expertos altamente calificados para crear el caos el día anterior a los comicios.  Aun antes de iniciarse la jornada, Capriles había anunciado que él no reconocería los resultados de la elección porque el gobierno ejercía el control total del país.  Capriles se abstuvo de firmar el documento correspondiente del CNE que los otros postulantes ya habían firmado.

Como era de esperar, el comando de campaña de Capriles aprovechó el hecho por tratarse de una victoria estrecha.  Junto con anunciar que la elección estaba amañada, las redes sociales comenzaron a difundir llamados a resistir los intentos chavistas de robarles la elección: Maduro perdió.  El comando de campaña de Maduro condenó la acción y señaló que se trataba de un comportamiento irresponsable.  El candidato opositor no debe incitar a la confrontación, ya que la situación es de por si tensa. El jefe nacional de campaña de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez instó a la oposición a no volverse loca.  Según él, el sistema electoral totalmente automático empleado en Venezuela es reconocido mundialmente como seguro, confiable, transparente y cien por ciento auditable.

Maduro constantemente recibió información en tiempo real sobre la votación desde diferentes partes del país, especialmente de los sectores privilegiados de la capital.  Maduro llamó a mantener la paz, señalando que él respetaría la voluntad de aquellos que votaron por Capriles.  Maduro no tuvo objeciones para el recuento de votos anunciado por el Consejo Nacional Electoral.  Maduro señaló que se abra el cien por ciento de las urnas de votación Lo haremos, no tenemos ningún temor. Él apoyó la exigencia de la oposición y oficialmente apeló al Consejo Nacional Electoral con la solicitud de recuento de votos.

Por otra parte, el cacerolazo es una forma de protesta popular en ciertos países de habla castellana que consiste en un grupo de personas que hacen ruido golpeando ollas, sartenes y otros utensilios con el objeto de llamar la atención.  No se había escuchado desde hace años pero esta vez regresó a algunos sectores de Caracas.  Se incendiaron barricadas hechas con neumáticos.  Rostros deformados por el odio se hicieron presentes una vez más en las pantallas de televisión.  Se alzaron las voces llamando a imponer una vez más la ley y el orden en el país, liberarlo de los agentes cubanos en el Palacio de Miraflores y sacar a los militares cubanos de las filas de las fuerzas armadas.  La guerra de rumores experimentó un nuevo ímpetu.

¿Garantizará la victoria de Nicolás Maduro el pasado 14 de abril la continuación de las políticas de Hugo Chávez que apuntan hacia la profundización de la Revolución Bolivariana?  Maduro y sus seguidores no contemplan otra cosa.  Este derrotero es fundamental.  Cualquier compromiso estratégico con la oposición está fuera de toda consideración.  La oposición radical trata de tomar el poder y liquidar todos los logros políticos y sociales alcanzados por Hugo Chávez.  Capriles y los suyos perciben su herencia como un intento de imponer un modelo cubano disfrazado como Socialismo Siglo XXI.  Esto es algo que la oposición rechaza de plano, mientras Maduro se enfoca en el socialismo con rostro venezolano.  Maduro apoya la competencia entre todas las fuerzas políticas pero rechaza el modelo neoliberal como la vía que pondría al país bajo la dominación de las corporaciones transnacionales.

Todo indica que la oposición tiene planeado probar a Maduro y ver cuan duro es.  ¿Será él capaz de soportar la presión de fuerzas hostiles muy poderosas internas y externas?  Los opositores a Maduro tienen los medios y la disposición para hacerlo.  El 80 por ciento de los medios de comunicación de masas están bajo el control de la oposición.  El lavado cerebral permanente produce esta paradoja.  No importa cuan significativos sean los logros alcanzados por Chávez en el plano del bienestar social, la salud, la vivienda, el empleo, las pensiones y otros beneficios que impulsan la prosperidad de la familia venezolana.  Todo esto se toma a beneficio de inventario, como algo que ha existido siempre.  El Capriles neoliberal transitoriamente utiliza un disfraz de centro-izquierda.  Él sostiene que la gente va a vivir mejor si él llega al poder.  Tomará las decisiones más acertadas respecto a los ingresos petroleros y dejará de brindarlos como obsequios a los aliados de Chávez.  Esta especie es algo que muchos venezolanos creen.  En consecuencia, el partido de gobierno ha perdido un millón de votos en comparación con la elección del 7 de octubre del 2012.

Muchos creen que Capriles pondría fin a la inflación a la delincuencia y a la corrupción de una buena vez.  De alguna manera olvidan que los bolivarianos heredaron muchos problemas de la Cuarta República, gobernada por aquellos que ahora montan las protestas.  Los informes de algunos reporteros de la televisión rusa sorprenden cuanto exhiben muestras gráficas de viviendas miserables en los cerros que rodean Caracas como muestra de la ineptitud del gobierno bolivariano.

Debemos destacar que Chávez y sus seguidores tuvieron que superar la resistencia de la elite política y de la oligarquía preparándose para lanzar un golpe de estado en abril del 2002 y combatir la conspiración para desbaratar la producción petrolera.  Fue solo en el período 2004-2005 que el gobierno bolivariano pudo lanzar reformas políticas y sociales en condiciones de relativa calma.  En realidad los logros de Chávez y su equipo son el resultado de solo unos pocos años de ardua labor.  Basta con mencionar los cientos de miles de pobladores que han recibido viviendas dignas.

Los chavistas ganaron a pesar de todoy hay razón para celebrarlo.  Petardos y fuegos artificiales iluminaron el cielo nocturno.  Nicolás Maduro recibe las felicitaciones por su triunfo.  Los jefes y jefas de estado de América Latina y el Caribe fueron los primeros.  El jefe de la Federación de Rusia se sumó a las esperanzas que Venezuela, bajo la presidencia de Nicolás Maduro, continuará construyendo lazos estratégicos con Rusia.  El presidente Putin expresó su confianza que bajo la dirección del presidente Nicolás Maduro, Venezuela continuará fortaleciendo su asociación estratégica con Rusia y confirmará su disposición para avanzar en un diálogo constructivo sobre las cuestiones internacionales y bilaterales en el mejor interés de los pueblos de ambos países.

Sin ninguna duda que así será.  Dentro de dos meses y medio, el presidente Maduro visitará Moscú para participar en la Cumbre de los Países Exportadores de Gas (GECF sigla en inglés).  Con certeza, al tiempo que se reúnen personalmente, los presidentes de ambos países no limitarán sus agendas solo al gas y a los problemas energéticos

Strategic Culture Foundation                                                                             

http://www.strategic-culture.or

Traducción del inglés por Sergio R. Anacona

Nota.-  Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

             editorial@strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2060 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: