La lucha por lo fundamental es sin exclusión

Y llego el día en que tu cuerpo no pudo

contener el ardimiento libertario de tu alma guerrera

Lloramos tu ausencia.

Reímos con tu recuerdo

y la vida tiene un color extraño de luto y felicidad

cuando pronunciamos tu nombre:

Chávez



Ahora es que hay chavismo luminoso y brillante, una energía que guía esta nueva etapa por la construcción del socialismo. Esta aquí para vencer, para recordarnos que águila no caza moscas. Que los escollos del camino son para fortalecer la marcha, que el capitalismo como sistema ideológico es un dogma multicolor que nos distrae de la lucha sustantiva por el socialismo y por ende la erradicación del egoísmo y la exclusión para ponernos al servicio de lo meramente reivindicativo en menoscabo a la elevación espiritual que demanda el socialismo bolivariano del siglo XXI.

Creo en la crítica, en la discusión irreverente, pero también creo en la razón que se deriva como síntesis del debate dialectico y descarnado que fija el rumbo hacia donde colectivamente hay que empujar. Así construimos futuro, solo así nos diferenciamos de las sectas de la seudo izquierda en el siglo XX, minúsculas, corrompidas y fracasadas que se creyeron infalibles, certeras y prohibidas para los simples mortales.

No me voy a referir a nadie en particular, pero aquí hay una historia por construir y un mandato por la vida que nos obliga sin desviar el rumbo a poner alfombra roja a los que ayer estuvieron confundidos y un puente de plata para despedir al enemigo que huye ante nuestra victoria como socialistas.

A mi entender, si bien en pasado hemos tenido enemigos dentro del proceso, también hay que decir que la mayoría de nuestra militancia viene de sectores que históricamente nos adversaron e intentaron exterminarnos. Aun recuerdo las reuniones clandestinas con oficiales del fuerzas armadas en la cuarta Republica, agentes de la vieja DISIP (extinta policía política), DIM, SIFAN entre otros, los cuales a pesar de estar al lado de los cancerberos del sistema político imperante, se juntaron con rezanderos, evangélicos, brujos, ateos, comunistas, anarquistas, clase media y burgueses por inspiración en Chávez y sus gestas del 4F quien nos convoco para tomar el poder por la vía del voto. Todos sumando, todos cada día mas comprometidos con la lucha y todos aun luchando.

Se cuentan por miles las anécdotas de reuniones políticas antes y después del triunfo del 98 donde se encontraban perseguidos y perseguidores, uno frente al otro y alrededor del naciente socialismo bolivariano. No podemos olvidar que el primero en dar el ejemplo fue el comandante que incorporo a su lado a personajes radicalmente opuestos a todo cuanto se pareciera al fantasma del comunismo y sus derivaciones. Camarada, el comandante nunca se doblego ante grupos o sectas pero siempre convoco a la participación en la construcción del socialismo. Hasta a los que el 11-A osaron dar un golpe de Estado, la única bofetada que recibieron fue el llamado de unidad que le hizo el líder de la revolución firme con un Cristo en la mano, sin perder el rumbo, ratificando su esencialidad cristiana y combativa.

Ojala, muchos compatriotas que están por extravío en el limbo de la MUD o alejados de la lucha por las acciones de individualidades que desde posiciones de poder le impidieron el desarrollo de sus potencialidades, vuelvan con nosotros, no por conveniencia para el triunfo electoral del 14-A (sobre lo cual no tenemos duda de que vamos a barrer) sino para seguir construyendo patria. Bien lo dijo Hugo Chávez Frías, “Los que quieran patria vengan conmigo”.

Este proceso es inexorablemente el camino a la felicidad, avanza como un rio crecido que a su paso reconforma el paisaje y florece la vida. Aquí lo único que no tiene cabida es la traición, el cansancio ni la desilusión. Es menester la disciplina revolucionaria y reconocer a Nicolás Maduro Moros como el líder de esta marcha por la consolidación de la mayor suma de felicidad posible para todos. Todos sabemos que Chávez es irrepetible, pero su lucha es nuestra herencia y aquí estamos con disciplina y claridad en la batalla.


(°) Militante de la Revolución, Analista Político

angeltortolero@gmail.com,


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1173 veces.



Ángel Rafael Tortolero

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a162568.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO