Los quiquirigüiquis de CADIVI y la actitud de Giordani

Al parecer sí hay quiquirigüiquis en CADIVI. Recientemente propuse, por este medio, que para solucionar el problema asociado con la devaluación del bolívar ante el dólar, debería eliminarse CADIVI (http://www.aporrea.org/actualidad/a159146.html). Lo hice, con el sentido común de un ciudadano preocupado. Nada más. Este planteamiento ha generado reacciones muy variadas. Algunas de las cuales me las han hecho llegar por correo o por tuiters. Unos apoyándola otros mentándome la madre. Unos camaradas, otros opositores.

Lo cierto es que CADIVI, al parecer, ha generado una suerte de monstruo cinco cabezas, que definitivamente refuerza mi propuesta inicial. Tal vez aplique, incluso, aquello que peor fue el remedio que la enfermedad. Aunque fue creado con toda la buena intención del mundo para paliar los graves e incalculables daños que generaron el golpe de Estado y el sabotaje petrolero, durante los años 2002 y 2003, su razón de ser, en las circunstancias de robustez económica que nos presentan los encargados de la planificación y las finanzas del país, no está justificada. La razón de ser inicial de CADIVI, se fue transfigurando hasta los actuales momentos y aparece ahora como una estructura burocrática, que se ha venido convirtiendo en uno de los conductos a través de los cuales se alimenta el gran chorro del mercado cambiario paralelo, un conducto al parecer, con varios metros de diámetros.

Y no es que estemos necesariamente hablando de robo por parte de los funcionarios de CADIVI. Se trata de que, según la información expresada por estas personas que me han escrito y, lo más grave aún, por las declaraciones de nuestros altos funcionarios del gobierno, que algunos usuarios de CADIVI fueron mil veces más hábiles que las personas en CADIVI encargadas de diseñar los sistemas operativos, los controles. Expertos que debieron evitar que los sanguinarios de la economía del país, los chupasangre, los tramposos, los vividores, los burgueses de siempre, los millonarios, los poderosos económicos, los impórtale nada la patria, se salieran con las suyas. ¿Qué pasó?. Ahí está el detalle.

El Vicepresidente dijo que millones de dólares les fueron dados a los importadores. Muchos de ellos, según señaló, nunca importaron nada y se quedaron con los dólares. Aún recuerdo, los detalles por los cuales tiene que pasar una persona con los dólares de viajero. Luego de lo tortuoso del trámite antes del viaje, el beneficiario tiene que guardar cualquier factura de lo que consuma en el exterior, incluso si se toma un cafecito. Luego, al regresar al país, debe hacer una declaración jurada, de esos gastos. Y estamos hablando de unos 500 o 2.500 dólares. ¿Cómo hicieron, por Dios, esos muérganos a quienes se les entregaron grandes sumas, millones de dólares?. ¿Se les está haciendo una averiguación?. Si es así, díganlo a los medios de comunicación. ¿Dónde están las personas que violaron las disposiciones de CADIVI y la leyes venezolanas?. ¿No es eso, acaso, enriquecimiento ilícito?. ¿Cabe aplicarles la ley o no?.

Se creo, por las experiencias, dicen, un mecanismo más: el SITME. Recuerdo de amigos que pasaron, horas, días, semanas, pegados a una computadora como unos mismos pendejos tratando de acceder, a una hora determinada, durante un determinado y angustioso cortosísimo período de tiempo, para registrarse en el sistema. Nunca lo lograron y como tenían que viajar, y el boleto era requisito, se fueron sin poder estar registrados en SITME. Sin poder utilizar dichos recursos. Ahora, y esto es lo grave del asunto, ahora me entero que había unas páginas WEB donde ofrecían sus servicios para abrir cuentas en SITME. Hasta el precio por el servicio lo ponían. La pregunta es ¿y dónde estaban los encargados controlar esto?. ¿Acaso ningún funcionario recibió la denuncia sobre estas páginas WEB, sobre estos servicios?.

En uno de los tantos correos que recibí, me indica una persona, que le habían comentado que para procesarle el registro a importadores, se cobraba la cantidad de BsF. 600 mil. ¿Quién los cobraba? Incluso me señalaba esa persona, que al parecer con la devaluación del bolívar el monto por el “servicio” sería de BsF. 1 millón. ¿Será eso cierto?. ¿Quién está detrás de todo esto?. ¿Serán comentarios que me hicieron llegar para crear más caos?. La verdad, les confieso, que no sé. Tengo mis dudas.

El día 13.02.13, en el Diario Veraz aparecen reseñadas unas declaraciones del ministro Giordani (http://diarioveraz.com/?p=1285). El titular de la noticia decía, cito: Giordani: si eliminamos CADIVI “las reservas internacionales no duran tres días”. En dicha información aparecen datos interesantes expresados por el ministro. Entre otras cosas el ministro aceptaba que el control de cambio no había logrado detener la fuga de divisas y confesaba que había “filtraciones”. Uno se pregunta, ¿y dónde estaban esas “filtraciones” mencionadas por el ministro?. La única respuesta que puedo encontrar es que esas “filtraciones” están en CADIVI o en el BCV, por ser estos entes nacionales los relacionados con el manejo de las divisa. Pero además, ¿qué significan esas “filtraciones”?. ¿Quién o qué funcionario conocía o manejaba esa información?. ¿Actuó ese funcionario en contra de esas “filtraciones”?. ¿Era eso delito?. ¿Hay culpables, investigados, detenidos?. ¿Dónde están?.

Por otro lado, sólo he leído esa expresión referida al hecho de que si se llegara al eliminar CADIVI, las reservas internacionales se acabarían muy pronto. Que habría fuga de capitales. Primero, no he visto, por ningún lado, el sustento de tales afirmaciones. ¿Cómo demuestran, técnica y científicamente, que eso va ocurrir así?. ¿Qué explicación, al estilo Chávez, nos pueden dar a los de a pie sobre ese supuesto vaciado violento de las reservas internacionales?. ¿Estamos en las mismas condiciones político-económicas del fatídico bienio 2002-2003?. Segundo, ¿cuántos países en el mundo tienen control cambiario?. ¿Qué pasa en esos países y por qué los que no lo tienen no pierden sus reservas internacionales?. ¿Quién o quiénes pudieran potencialmente tener la capacidad en este país para vaciar las reservas internacionales?. ¿Se llevarían los capitales y se irían con ellos, o los sacarían y se quedarían viviendo en un país arruinado por ellos mismo, en un país muerto?. ¿Los principales inversores, los del mercado petrolero, supongo por ser el petróleo la principal riqueza del país, como los bielorrusos, los españoles, los argentinos, los gringos, los europeos, los chinos, entre otros, se llevarían todos sus dólares y no seguirían obteniendo más ganancias de este país con las mayores reservas de petróleo y gas del mundo?. ¿Será de verdad, verdad, que si se libera la adquisición de las divisas extranjeras, lo cual pueda hacerse en casas de cambios, bancos, entre otros, se quiebra la economía venezolana?. ¿Seguro que no se controlaría el mercado paralelo y la astronómica especulación sobre productos importados en el país?. ¿Seguro que no se acabaría con los quiquirigüiquis, gestores y demás alimañas?.

Más asombro causa aún a mi inocencia, en el tema administrativo, cuando el ministro señala que el SITME, cito textualmente: “nació genéticamente perverso”. Caramba, y cómo es eso. ¿En qué época, en qué fecha, nació el SITME?. Muchísima ignorancia será la mía, pero es justo hasta ahora, en plena devaluación, cuando se dieron cuenta de eso, luego de tan largo tiempo de funcionamiento. Eso no me cuadra para nada. O, tal vez, definitivamente, yo tengo razón en mis planteamientos. Con razón mis amigos nunca pudieron acceder al SITME. Gracias a Dios, pues era simplemente una perversidad, así lo bautizó el ministro. Mosca entonces y, por esta malísima experiencia con el SITME, revísese el ADN del nuevo sistema que comenzará a operar: el Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario. No vaya a ser que este nuevo organismo nazca más perverso aún y termine de tragarse las divisas que dejó viva el SITME. ¿Ya se revisó bien?. ¿Ya se hicieron los estudios, el modelamiento econométrico?. ¿Seguro que esta nueva propuesta no va a fallar?. ¿Seguro que los todopoderosos van a tener que sufrir para trampear aunque sea un céntimo?.

Luego, tampoco quedó claro en estas declaraciones si fue un ejemplo o un ejercicio pedagógico lo que expresó el ministro acerca de sobrefacturaciones, containers llenos de piedra. ¿Y dónde estaban los funcionarios, expertos en la materia?. ¿ A quién le descubrieron esas trampas?. ¿Esas sobrefacturaciones, containers no tenían nombres, códigos, RIF, nada que las identificara con nadie?. Eso me lleva a retrotraerlos al control con las facturas de los que reciben los dólares de viajero. Hasta de un café que usted se tome, debe guardar la bendita factura. Y cuidado, pues es sujeto de penalización. De hecho, un profesor de la UPEL me señala que ahora está trancado para viajar al exterior, pues él que todas las noches sacaba sus cuentas de los gastos del día para no excederse, pecó y metió la pata: se excedió en 0,71 $, ahora no puede hacer otra nueva solicitud hasta que no pague ese exceso, pero está esperando una planilla que tarda, según le dijeron, 45 días en llegarle. Debe viajar el 2 de marzo y está angustiado. Eso es CADIVI.

Insisto y espero no ser cansón con esto. Si el Estado debe hacer ajustes a la economía, que los haga, incluyendo el control en el cambio de divisas. No lo objeto, pues éste ha sido un gobierno que ha tenido, por la inteligencia y agudeza de nuestro Presidente Chávez, la capacidad de sortear grandes problemas adversos, incluyendo lo económico y tomado medidas que se reflejan en el bienestar actual del país. Tampoco es mi intención descalificar al ministro Giordani, quien por cierto pienso sí intentó descalificar mi condición revolucionaria al decir, cito textualmente: “por ahí hay un señor, revolucionario él, que propone eliminar CADIVI….”. Bueno, si es que se refería a mí. De ser a mi persona a quien se refirió, debo decirle ministro que soy un admirador de sus experticias y conocimientos en el campo de la planificación, lo soy como ciudadano común de este país, pero también como Geógrafo y como profesor Titular con más de 26 años trabajando en el campo de la Geografía en la ULA. Entenderá que para mi formación profesional he leído y sabido apreciar sus escritos, sus teorías. Tal vez, sea en parte por eso que ahora tengo esta visión que expresé en el citado artículo.

No obstante, considero que usted ministro Giordani, con todo el respeto que se merece, no debe cuestionar a las personas, en lo particular mi condición política de chavista y revolucionario, desde esa relevante posición que ocupa en el gobierno, sólo por el hecho de no compartir lo que se está haciendo y exponer mis ideas. Yo a usted, ni por un segundo le cuestionaría su conducta revolucionaria, que demostrado está, es a toda prueba. No lo hago, a pesar de la discrepancia en la manera como se abordó este asunto. Igual actitud sostuvo usted señor ministro al llamar cretinos a los que cuestionaban que ustedes estaban utilizando la palabra ajuste, creo que usted se estaba refiriendo directamente al camarada politólogo Nicmer Evans, quien fue quien hizo público (http://www.lanacion.com.ve/nacional/nicmer-evans-considera-irrespetuoso-llamar-ajuste-a-la-medida/) ese tema.

Señor ministro, Chávez, nuestro máximo líder, nos enseñó el valor de la autocrítica y eso no debe olvidarlo ningún chavista, menos aún un funcionario público como usted.

Finalmente, me dio escalofrío escuchar en Globovisión a sectores de la oposición decir que veían con muy buenos ojos estas medidas tomadas por el gobierno. Tal vez sea, entre otras razones, porque este es uno de los pocos países del mundo donde, en plena crisis del capitalismo mundial, en plena debacle económica de USA, el dólar en vez de devaluarse se revalúa. ¡Que paradojas de la economía venezolana!.

¡Rodilla en tierra, así bote sangre!

(*) Profesor Titular ULA, PhD en Geografía.

heribertogomez60@gmail.com

@ulandino



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6530 veces.



Heriberto Gómez (*)

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: