Otro 23 de Enero

Arribamos al 55° aniversario de las gloriosas jornadas populares que pusieron punto y final a la dictadura proimperialista de Marcos Pérez Jiménez intentando reafirmar en nuestra conciencia colectiva la importancia, la vigencia, las lecciones y la verdad histórica, aún parcialmente oculta, sobre estos acontecimientos que marcaron un importante viraje en la vida política nacional y continental.

El anticomunismo de viejo y de nuevo cuño ha sido insistente en “invisibilizar” la protagónica y decisiva participación del Partido y Juventud Comunista en el diseño y ejecución de un sinnúmero de actividades que acabaron con la oprobiosa dictadura y en estos años, con un esfuerzo importante por el rescate de la memoria histórica-política nacional pero aún sin dejar los tintes anticomunistas, se han venido desnudando episodios que ayudan en la compresión de esta insurrección aunque se insiste en negar, o en le mejor de los casos minimizar, el destacadísimo y combativo papel jugado por el PCV durante la dictadura y especialmente el rol protagónico de esta organización política en los meses finales, del régimen perezjimenista.

Muchos son los episodios corroborables históricamente que dan testimonio del arrojo, heroísmo y desprendimiento de la dirigencia y militancia del PCV-JCV en la lucha contra esta dictadura “made in USA”, pero más allá de eso es interesante estudiar, como legado histórico concreto sobre como se fragua la política de alianzas desde una organización revolucionaria, la línea de unidad de acción contra la dictadura que trazó el PCV en distintos momentos y que alcanza su punto más alto cuando un pleno del Comité Central diagrama y desarrolla la instancia conocida como “Junta Patriótica” que estaría presidida por ese gran revolucionario que fue Fabricio Ojeda, militante de URD, y que se convertiría en la estructura de dirección de masas contra el sátrapa y su régimen.

A esta iniciativa se unieron AD, a través de sus dirigentes que sí estaban en el país, y posteriormente COPEI; la Junta Patriótica lanzó, luego de la implementación de una serie acciones audaces y correctas, el llamado a Huelga General el 21 de enero el cual tuvo tanto éxito que para ese día en horas de la tarde eran totalmente evidentes los signos de la “caída” del régimen; de hecho, buen número de revolucionarios, investigadores y protagonistas, entre los que se cuentan el Presidente del PCV Jerónimo Carrera, reivindican, con total justicia, el 21 de enero como la fecha real en la que el pueblo “tumbó” a Pérez Jiménez.

Las jornadas que dieron al traste con este gobierno ilegítimo, con importante acción militar, fueron, desde el irrefutable rigor histórico, jornadas de rebelión y movilización de masas sin precedente en nuestro país aunque hoy haya voces que intentan ampliar el verdadero alcance y participación militar en detrimento de la acción civil organizada e impulsada desde la Junta Patriótica; a partir del momento de la huida del dictador, es importante reconocerlo y profundizarlo como lección histórica, la Junta Patriótica y el PCV cometieron errores tácticos que se convirtieron en estratégicos y el pacto de New York, “nacionalizado” como Pacto de Punto Fijo, gobernó por cuarenta años con los catastróficos resultados conocidos.

Hoy más que nunca es útil a la causa popular el estudio, análisis y comprensión de los aciertos y errores cometidos por las organizaciones revolucionarias en ese entonces para sacar de esas jornadas importantes lecciones que sirvan al trascendental momento actual venezolano.

¡Lenin Vive!

Al haberse cumplido el 21 de Enero 89 años de la desaparición física, temprana por cierto, de una de las figuras más emblemáticas de la humanidad, no solo por su inteligencia, capacidad de trabajo y talento político sino fundamentalmente por descollar, junto a otros gigantes como Marx y Engels, en la lucha por la construcción de un mundo mejor; no tengo dudas en afirmar que Lenin vive, y con más fuerza cada día, en los millones de seres humanos que se organizan en todos los rincones del mundo de acuerdo a sus métodos para la lucha particular y a la vez común contra el capitalismo.

El 24 de Enero, aniversario de su fallecimiento, recordamos al Gran Dirigente Comunista venezolano Jesús Farias, sembrado en lo más profundo de las luchas de nuestro pueblo por su emancipación.



¡Honor y Gloria a estos camaradas siempre presentes y consecuentes!

(*) Militante del PCV

@edgarmelendez79



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1521 veces.



Edgar Meléndez (*)


Visite el perfil de Edgar Meléndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: