¿Magnicidio inducido?

Por estos primeros días de enero deben estar por reactivarse en Francia, si mal no recuerdo, las investigaciones para determinar si el líder palestino Yasser Arafat fue envenenado, luego de hallarse serias evidencias en esa dirección. Hace más de una década el líder cubano debió ser sometido a un tratamiento riguroso para curarle una enfermedad estomacal que le sobrevino repentinamente, también se habló entonces de la posibilidad de un envenenamiento en ocasión de su Viaje al vaticano. Ya es público que los organismos de inteligencias imperialistas como la CIA, el Mosad, el M19 británico y otros, como los de Alemania y Francia, disponen de tecnologías para deshacerse de líderes que pongan en peligro sus planes de dominación de países que consideran estratégicos para sus economías por poseer materias primas también estratégicas.

Hoy en la capital de la isla de la dignidad, Cuba, el reelecto presidente Hugo Chávez Frías, libra un decisivo combate contra un cáncer que lo sorprendió de repente en junio del 2011 al ser operado de un pequeño tumor "de 2, 5 centímetros, como revelaría él mismo cuando procedió a informar al pueblo venezolano en cadena nacional sobre su estado de salud en aquella oportunidad.

Por aquellos expectantes días de 2011 a muchos nos asaltó la sospecha de que al máximo líder de la revolución venezolana le habían inducido un cáncer, y que ello no podía ser obra sino de la CIA o el Mosad israelí.

Si bien hasta el momento hay un silencio al respecto, más temprano que tarde y sea cual sea el desenlace, -aunque confiamos en la ciencia cubana y mundial que ha acudido al llamado de solidaridad para salvar de la muerte física a este ser trascendente que es Hugo Chávez-; se deberán llevar adelante todas las investigaciones necesarias para determinar si en su caso se trató de un intento de asesinato inducido.

Ya es público y notorio que el ex presidente francés de ultraderecha, Nicolás Sarkozy, sería el responsable de haber enviado un mercenario de su país, recientemente deportado al país galo, con altísima preparación militar y de toda índole, precisamente adquirida en Israel, para intentar un magnicidio contra presidente Hugo Chávez.

¿Por qué precisamente Sarkozy estaba interesado en dar muerte a Chávez? ¿A caso será que el presidente venezolano conocía alguna información sobre el financiamiento del Coronel Kadafi a su campaña electoral, confiada por el malogrado líder libio a Hugo Chávez en ocasión de su visita a Venezuela? Caben las especulaciones.


Como dicen los expertos en descubrir "cangrejos judiciales", no se puede descartar ninguna hipótesis. Por ahora confiemos en que nuestro presidente Hugo Chávez regresará totalmente recuperado a su patria chica muy pronto para seguir cumpliendo el mandato de su pueblo y de nuestro Padre Libertador, Simón Bolívar: lograr un gobierno que dé "la mayor suma de felicidad posible" a todas y todos sus ciudadanos por igual.

mov.soc.mac@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3350 veces.



Carlos Machado Villanueva

Integrante del Movimiento Social de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC).

 mov.soc.mac@gmail.com

Visite el perfil de Carlos Machado Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: