Radiografía de la Desvergüenza

Psicopatología de la oposición venezolana

El Profesor José Guimón Ugartechea es uno de los psiquiatras mas respetados de España. Es poseedor uno de los curricula más llamativos del panorama psiquiátrico del mundo y que tiene excepcionalmente una doble formación neuropsicológica y psicoanalítica. Su experiencia y sus trabajos han encontrado grandes reconocimientos. Fue catedrático de la Universidad del País Vasco y fue elegido para ocupar una cátedra de Psiquiatría en Ginebra. Este connotado psiquiatra es autor de un libro llamado “Psicopatología de la Desvergüenza”.

 

El Profesor Guimón, palabras más, palabras menos dice lo siguiente:

“La vergüenza tiene sin duda bases biológicas precisas, aunque no bien estudiadas, cuyo desarreglo puede producir Actitudes De Desvergüenza. La vergüenza es específicamente humana y los biólogos desde la antigüedad, señalaron que los animales carecen de pudor, son, de alguna manera desvergonzados. Más allá de la sexualidad la cual también exige privacidad, y que es donde mas se manifiesta la vergüenza ante la necesidad de cubrir los órganos genitales; y la nombrada privacidad al momento de tener relaciones sexuales, es innegable que aparecen actitudes desvergonzadas en el curso de enfermedades neuropsiquiátricas y de perversiones especificas bajo la forma de Desinhibición y exhibicionismo. La vergüenza está principalmente dirigida contra el exhibicionismo y su contrapartida la Escoptofilia.

Continúa diciendo el famoso psiquiatra: El par exhibicionismo/Escoptofilia domina las fantasías y el comportamiento de algunos pacientes perversos. Las actitudes desvergonzadas, son características comunes de aquellos movimientos dominados por un incontrolable deseo de “Epatar A Los Burgueses”.

Ya sé, seguro que el profesor Guimón los agarró fuera de base y los puso a buscar en el diccionario el significado de la palabra Escoptofilia y de la palabra Epatar, pues bien, háganlo, por que desde allí, partirá el humilde análisis psicopatológico que haré de la oposición Venezolana, o de la desvergüenza que para nuestros efectos es lo mismo.

Comencemos por la primero: “La vergüenza tiene sin duda bases biológicas precisas, aunque no bien estudiadas, cuyo desarreglo puede producir Actitudes De Desvergüenza”.

Es cierto por obvio, la biología del ser humano es de por si, la evidencia misma de su esencia. Esto no amerita mayor cosa; es en la palabra “desarreglo” donde comenzaría verdaderamente el análisis.

Por todos es sabido que la oposición ha tenido y sigue teniendo muchos desarreglos. Desde antes de 1998, fue que comenzó “El Desarreglo De La Vergüenza” en esta gente.

Por ejemplo, puedo recordar una entrevista que le hiciera al entonces candidato Chávez, el hoy prófugo Alfredo Peña en su programa “Los Peñonazos De Peña”, en el que después de reconocerle su inminente victoria, no hallaba como “cuadrarse” con este por interés y descalificarlo por obligación al mismo tiempo. El espectáculo fue triste. Pero más triste aún, otra entrevista por esos mismos días, que le hiciera Oscar Yánez en su programa “La Silla Caliente” en el cual después de una hora de ataques y descalificaciones (con mucho humor por cierto), no le quedó otra cosa que terminar el programa, haciéndolo jurar que respetaría la constitución y las leyes al llegar a Miraflores.

Para la fecha, dos connotados periodistas de fuerte impacto mediático a nivel de información y opinión, por su supuesto nado a contracorriente. Mentira, solo comenzaban a aparecer las “actitudes”; el preludio de lo que sería un derroche de desvergüenzas burguesas que llegarían incluso a las amoralidades mas abyectas. De esas, que solo sabe el comandante y que yo, por razones de salud estomacal no quisiera saber.

De allí venimos, de la frustración de esta “mantuanería” parasita y de sus rémoras en festín. De la arrogancia de quienes vieron en la histórica altivez valenciana montada en caballo blanco, el detalle que faltaba para tocar la fibra Bolivariana del pueblo.

Y no es precisamente por el caballo, por frijolito, que asomo las segundas palabras del psiquiatra cuando dijo: “La vergüenza es específicamente humana y los biólogos desde la antigüedad, señalaron que los animales carecen de pudor, son, de alguna manera desvergonzados”.

En realidad poco nos importa si frijolito carecía o no de pudor para calificarlo de desvergonzado, pero el jinete si nos importa. Fue la subestimación más crasa de quienes odiaron y sin duda asesinaron a Bolívar –pensar que en un momento de tanta efervescencia patria- las cosas se les resolverían con un burgués montado sobre otro caballo blanco.

Su odio y rencor histórico contra el libertador, no dudo en sucumbir ante sus inmodestias. El fin justificaba los medios. Que desvergüenza.

Y así una larga historia de desvergüenzas que pasó por “La Carmonada”, por los paros, sabotajes, guarimbas, “Las Rosaladas del filósofo” etc.

Pero volviendo a lo nuestro. En cuanto a lo siguiente que refiere el Psiquiatra y profesor J. Guimón: La sexualidad y la privacidad que esta exige como los contenidos comunes de la vergüenza, no haré mayor comentario por respeto a cada quien de tener sus preferencias, solo pudiera decir, que me parece que el actual candidato burgués, no ha leído el libro del profesor Guimón.

Mas adelante el catedrático afirma que “es innegable que aparecen actitudes desvergonzadas en el curso de enfermedades neuropsiquiátricas y de perversiones especificas bajo la forma de desinhibición y exhibicionismo. La vergüenza está principalmente dirigida contra el exhibicionismo y su contrapartida la Escoptofilia.

En el caso de esas enfermedades neuropsiquiátricas, preguntaría yo: ¿podríamos incluir La Disociación por ejemplo, y en el caso de esas perversiones específicas podríamos considerar El Complejo y/o La Estupidez?

De ser afirmativa la respuesta, mas allá del evidente problema de salud pública que sabemos existe en el colectivo (en las masas) inoculadas por los medios de comunicación de oposición, los cuales han demostrado no tener los anticuerpos necesarios para combatir la manipulación, sabemos de muchos casos de diligentes de oposición –nótese dije diligentes, no dirigentes, los que dirigen son otros- enloquecidos por el odio y la frustración. Si partiéramos por aquella frase que se ha hecho conseja popular desde hace más de una década: “Chavez los tiene locos”, es innegable que la oposición sufre de los nervios; una patología eminentemente neurológica y psiquiátrica.

Pocas veces y en pocas partes del mundo la desvergüenza ha logrado reunir en un ser humano incompatibilidades tan extremadamente opuestas. Me refiero al toque de los polos. A la convivencia de lo bizarro con lo armónico, es decir, a que los adecos acepten a bandera roja, a un abrazo entre Teodoro y Miguel Enrique, a un Miquilena pasarse a la derecha, a un Gabriel Puerta Aponte abrazarse con Alberto F. Ravell. O los llamados saltos de talanquera que en mi criterio no son otra cosa, que lo que asegura el intelectual Español: La Desinhibición y el Exhibicionismo, como por ejemplo el caso de Andrés Velásquez, José Luis Farías, Alberto Jordan H, Ramón Martínez, M. Manuitt, Ismael García, El Gato Briceño, y últimamente los campeones de la desvergüenza, por supuesto casos ya extremos que sin duda rayan en lo psicopático-político aquellos que definitivamente desconocen el término “un mínimo de” como lo son: Didalco Bolívar David De Lima y el asqueroso caso de Sr. William Ojeda.

En torno a este mismo y al siguiente tópico, alusión muy especial -por los días que corren- merece el caso del candidato burgués Henrique Capriles R. Todo un reto.

Indudablemente que este candidato tiene que ver con todo.

Con respecto a lo que dije no haría mayor comentario, sabemos que fue del conocimiento público y hasta donde se sabe, consta en acta.

En cuanto al aspecto Neuropsiquiátrico, pudiera decirles que solo hay que verle los ojos desorbitados y la mirada “bailaora” para darse cuenta que algo le pasa.

En lo que se refiere a las perversiones especificas, que no solo tiene que ver con lo que consta en acta, sino que además se forma en una secta fascista como tradición, familia y propiedad, la cual propugna el exterminio selectivo en pro de una supuesta “raza pura”; “una casta escogida por dios” para crear “hombres perfectos” y con ellos gobernar el mundo, ustedes me dirán si no aborda: Lo Neuropsiquiatrico, Las Perversiones Específicas y evidentemente La Desvergüenza.

Para el intelectual Español “La vergüenza está principalmente dirigida contra el exhibicionismo y su contrapartida la Escoptofilia. Pues bien, un candidato que representa un modelo que se desmorona a nivel mundial, que es reconocidamente excluyente, explotador, arbitrario, anti popular, anti soberado y pro transnacional, irrespetuoso del medio ambiente y de los derechos humanos, pero que ahora se exhibe como el salvador de los pobres para llevarlos al “progreso”. ¿Será Desvergüenza eso?

Un candidato que fue presidente de la cámara de diputados del antiguo congreso nacional ahora se exhibe como el representante de lo nuevo. ¿Sera eso Desvergüenza?

Esos son ejemplos de exhibicionismo protagónico, como el de Ismael García, que no solo salta la talanquera descaradamente y de izquierdista desgarrador pasa a derechista furibundo, sino que además acepta trabajar en un programa de una televisora de oposición para exhibir sus excesos. Así mismo es el candidato burgués, de criticar y despreciar las misiones sociales, pasa de la noche a la mañana a defenderlas como una madre a su hijo. De combatir la aprobación de la constitución y apoyar el golpe de estado que la abolió junto a todos los poderes del estado, ahora la defiende y la menciona a cada rato. De criticar el discurso y el estilo del presidente, ahora lo calca. De respetuoso y refinado burgués Yupi, ahora dice groserías y refranes populares. De pasarse la vida entre el este de Caracas, Europa y Nueva York, ahora se la pasa metido en cuanto caserío o pueblo consigue, para ver si le toman una foto comiéndose una arepa de chicharrón. Y mas atrás los disociados, los que una y mil veces argumentaron todo esto como razón para justificar su desprecio a Chávez. ¿Una locura? No… Es Exhibicionismo, el mismo que según el psiquiatra J. Guimón es el que combate la vergüenza, o sea, que al no ser así, estamos entonces frente a la Desvergüenza. Eso en cuanto al Exhibicionismo.

¿En cuanto a la Escoptofilia es peor aún, porque como dibujar esa suerte de masturbación política como no sea con el famoso tormento de las encuestas, las marchas, intención de voto, etc.?

El candidato, los diligentes de su comando de campaña y sus seguidores los cuales por cierto ya no muestran el brío de otrora, aquel que los ponía “eléctricos”, sino ahora parecen casi embobecidos por la figura toda linda del chico light, el que ahora al decir groserías y hablar como Chávez, dicen ellos, les garantiza el voto de la chusma para ganar las elecciones, esta vez si.

Es la masturbación de los pendejos. Ver el placer que le causa al pueblo saberse ganador en las encuestas para decir que todas están compradas por el gobierno y que son ellos quienes las están ganando. Es ver disfrutar a la gente en las multitudinarias marchas de la marea roja, para hablar de montaje y luego masturbarse diciendo que ellos son más. Y finalmente es una masturbación de estúpidos, pues llegaremos al 7 de Octubre y cuando vuelvan a perder esta vez no con el margen de siempre, pudiera ser, gritar fraude y decir que ellos ganaron para así poder llegar hasta el 2018 en el mismo estado psicopatológico de todos estos años.

Para terminar y también concluye el profesor J. Guimón cuando expresa:

“El par exhibicionismo/Escoptofilia domina las fantasías y el comportamiento de algunos pacientes perversos. Las actitudes desvergonzadas, son características comunes de aquellos movimientos dominados por un incontrolable deseo de “Epatar A Los Burgueses”.

En cuanto a lo primero es más que obvio, no necesita explicación, calibren ustedes mismos el nivel de fantasías de esta oposición, de acuerdo al grado de su perversidad.

Y en cuanto a lo segundo. ¿Será verdad que las actitudes desvergonzadas son características comunes de aquellos que tienen un deseo incontrolable por asombrar enormemente a los burgueses?

¿Que dirían todos los traidores que buscaron y buscan asombrar a la burguesía? Jala bolas

¿Y que diría el JALABOLA principal que busca asombrar al imperio?

Ojo No soy psiquiatra.

(*) Abogado

Jcar2021@gmail.com

Sígueme: @jeca_65



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2155 veces.



Jorge Carles Acosta


Visite el perfil de Jorge Carles Acosta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Carles Acosta

Jorge Carles Acosta

Más artículos de este autor