El show de la derecha masca chicle

A la usanza de las viejas campañas electorales del siglo XX y su democracia representativa, el candidato de la derecha recalcitrante acude al engaño y la mentira como estrategia y a la idiotez e inocente ignorancia como táctica.

Es así, como se nos presenta, sin profundidad ni discurso coherente, bajo el estigma del muchachito peleón e ignorante, cuyo accionar tiene por objetivo despertar lastima dentro de sus filas conformadas en su mayoría por viudos de los viejos partidos, despechados de la historia, anticomunistas e irresponsablemente racistas, xenófobo y en el mejor de los casos furibundos anti Chavistas quienes por sus conocidos vicios y manas, al no tener entrada en las filas de la revolución, se refugian tras los slogan de progreso y libertad que emana del imperio y sus secuaces.

Es por ello que no hay debate posible entre el candidato de la revolución y el lechuguino, pues para la confrontación de las ideas es menester claridad en los discursos, honestidad en los planteamientos y sobre todo proyecto estructural para el bienestar de las mayorías, que bien saben el peligro que implica volver a las políticas devenidas de la Casa Blanca, el FMI.

Y es que al masca chicle de la ultraderecha, la gorra no se le cae, pues teme que se le vea los signos de su verdadero programa de gobierno: privatización del estado, despojo de los beneficios sociales y saqueo de las riquezas de la Republica.

Ahora bien, si algo está claro en el país, es la transparencia del proceso bolivariano, somos socialistas y estamos en revolución, tenemos como norte la mayor suma de felicidad posible para todos los venezolanos y en ese sentido a pesar de la atroz oposición irracional, hemos cumplido con las mayorías que hoy ven como hecho tangible elevada su calidad de vida.

No se puede ocultar lo que nos falta por hacer, como no se puede desconocer que pese a la inmensidad de los problema que nos heredo el siglo pasado, la voluntad por vindicar al pueblo que el Presidente Comandante ha hecho suya en favor de todos, incluyendo a la maltratada clase media quien en el pasado fue despojada de sus bienes, es una vedad concreta que lo ha hecho merecedor del reconocimiento mundial.

Por ello, cuidado con caer en el triunfalismo y sobre todo, cuidado por pensar que es un chiste la idiotez demostrada por el candidato de la ultraderecha. De nada sirve ponderar su ignorancia, reír antes sus estupideces y con ello pretender desconocer sus potencialidades antes el pueblo legítimamente opositor que por ignorancia inducida se deja llevar por el camino al infierno que el lechuguino oculta bajo su gorra.



*Profesor de Políticas Pública y Desarrollo Económico
UNERG

angeltortolero@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1639 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a148864.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO