Astrolabio

El programa de Chávez y la crisis europea

Para comprender lo que sucede en Europa, es necesario conocer los elementos que componen las crisis en las regiones: La burbuja inmobiliaria, déficit de la deuda pública, relación consumo exportaciones, especulación financiera, inflación.

La regionalización de la crisis impide que Europa, pueda avanzar en la solución de un problema global, porque las medidas aplicadas son las mismas para cada estado, además existe un problema de fondo relacionado con la autonomía de cada estado-nación para aplicar correctivos.

Los países de Europa no tienen una independencia real, porque están sujetos a los designios de los organismos supranacionales y, carecen de un programa de gobierno común, para enfrentar la crisis.

La independencia es en la era de la globalización el logro más importante de cualquier nación, porque le permite buscar soluciones a sus problemas dentro del ejercicio de su soberanía.

Es por eso que el programa de gobierno presentado por Hugo Chávez, tiene un carácter que le permite trascender, más allá de su tiempo, y aporta una gran lección a los países como España Grecia o Chipré.

Por primera vez se plantea el la independencia, como una necesidad histórica, para que los pueblo puedan disfrutar de los beneficios de su riqueza.

Un país independiente es un espacio de resistencia política contra el complejo militar-industrial, y su pretensión de expoliar los recursos de los pueblos más débiles.

La independencia le permite a Venezuela, distribuir los beneficios de la renta petrolera de acuerdo a las necesidades sociales de nuestro pueblo, y no de acuerdo a la lógica del capital internacional.

Si Venezuela llegará a depender nuevamente de las decisiones de los grandes centros del poder mundial, las riquezas de nuestro petróleo en vez de ser invertidas en las misiones, o en la lucha contra la pobreza, tendrían que ser entregadas para aumentar la tasa de ganancia del capitalismo internacional.

Además de la visión de mantener la independencia, el programa socialista de Hugo Chávez, incorpora la herramienta de la planificación científica como una necesidad para hacer un uso más eficaz y eficiente de los recursos.

A estos dos elementos se unen el aporte de la complementariedad económica, para derrotar el intercambio desigual, como las grandes lecciones que el gobierno Bolivariano, le enseña a una Europa devastada y subastada en las grandes casas de bolsa.

figuera-prensa@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1804 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: