Abordo Política Adentro 83

Didalco

De nuevo, Dicalco Bolivar salta a la palestra pública, ahora de manos con nuestro Comandante Presidente. Debo reconocer que Didalco es un político cuarto bate, siempre lo fue y por eso nunca entendimos porque se distanció del proceso y buscó un exilio dorado que lo mantuvo fuera del protagonismo social que siempre le conocimos. Lo peor de ese exilio en Perú, me imagino, fueron los malos ratos que tuvo que pasar al compartir con gente tan diferente a su forma de ser. Cierto: Con Didalco se puede tener diferencias, pero él es un tipo de gente que tiene características y condiciones muy distantes a la forma de ser de un Manuel Rosales y toda esa forma de anti patria y lacaya gentuza del imperialismo.

El catire, en su gestión como Gobernador, se caracterizó por varias cosas entre las que destacan: la solidaridad, la soberanía, la camaradería y sobre todo una alta vocación social. No fui beneficiario de su larga gestión, pero me conformo con que ayudara a mucha gente del pueblo y algunos que otros como a mi padre Isaac Rómulo (QEP), diferencias personales y políticas las hubo, como no? Somos seres pensantes y además enemigos de esa unidad sin principios. En unas cosas tuvimos razón y en otras no; pero ahora con 53 años a cuestas y en plena madurez y facultades mentales, debo reconocer que al César lo que es del César y al pueblo lo que es de Dios.

La llegada de Didalco nuevamente a nuestras filas, es un refuerzo oportuno, porque como todos saben (hasta las piedras), Aragua corre el riesgo de caer en manos de una camarilla sifrina, que ya antes Didalco desde la Gobernación, puso en su sitio y los mandó bien largo al carajo (como suele decir nuestro camarada José Vicente Rangel en su programa dominical). Ah, y que disfrazados de ovejitas, se nos vienen vendiendo como los nuevos salvadores, cuando todo el mundo sabe donde está el centro de operaciones “mardito” o laboratorio que le quiere meter a los aragüeños Mardo por liebre.

Nuestro Presidente Hugo Chávez, no da puntada sin dedal y como buen estratega, cualidad que le reconocen hasta sus enemigos, consciente del peligro que corre el pueblo y nuestra revolución en Aragua y dada la importancia estratégica de nuestro estado, no ha vacilado nuestro máximo líder nacional en “enrolar” sin perdida de tiempo a ese cuarto bate de la política, que las manipulaciones de Ismael y de la derecha habían logrado distanciarlo de sus bases naturales de apoyo, que él mismo ayudó a construir desde que puso pie en esta región y muy joven militó en todas las causas justas de nuestro pueblo. ¡Así que bienvenido Didalco! Hasta la próxima entrega.

yjmosqueda@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2043 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor