Bases capitalistas afectan la modernidad

La modernidad es un fenómeno de la historia, es una constante transformación epocal en cuyos inicios la antropología  distingue claramente a la Europa del siglo XII con la revolución paneo lítica de las fuerzas productivas que implico un nuevo tipo de escases  desconocida hasta entonces para el ser humano, la escases relativa a la abundancia efímera hasta buscar la abundancia generalizada realmente posible para un país o región siempre y cuando las cifras pasen del rojo al negro de una manera constante, prueba de un sistema para la asimetría insalvable entre lo humano y la precariedad humana que prevalece desde el principio en la practica, equilibrio inestable porque la escases no se mide desde abajo se mide hacia abajo conditio sine qua non del carácter humano en la vida como del sistema para su globalización, no libera a la sociedad de la necesidad de una identidad en la que un pacto con otro sistema hay que buscarlo por el interés de construir otra alternativa económica social.

El capitalismo convirtió al humano en un ser de una voracidad sin limites, insatisfecho, insaciable, derrochador, que utiliza la naturaleza como un reservorio, constitutivamente escaso, en una simple masa de recursos no renovables para un sistema con esquemas de consumo torpemente excluyentes e insustentables propio de una modernidad con bases capitalistas, amenaza su carácter artificial, por tanto prescindible para la estructura técnica del campo instrumental, evita la adquisición de un sistema natural indispensable para los esquemas de consumo de avanzada del grupo de países desarrollados que trasladan a los países BRICS la crisis del primer mundo.

El FMI, BM, OECD, CEPAL, coinciden en sus informes económicos globales para este año que Europa “entrara” en una recesión situación que afectara el crecimiento económico chino, país que tiene una fuerte relación comercial con nuestra región, hasta el cierre de febrero Beijing, reporto que su déficit comercial el mas alto de los últimos 13 años con 31.5 mil millones de dólares, en paralelo, la actividad industrial y las ventas al por menor no crecieron como se presumía; China tendrá que estimular el crecimiento practicando el crédito para incentivar la producción y la demanda interna reduciendo por tercera vez el encaje bancario pero sosteniendo a nivel internacional su política cambiaria que favorece las exportaciones y restringe sus importaciones.

EEUU no ha podido lograr que China revalorice su moneda que produce desequilibrio en la economía mundial según el capitalismo europeo y estadounidense porque el dólar se deprecia. China depende más de la demanda interna que de sus exportaciones, el gobierno chino podría cambiar sustancialmente su política cambiaria, pero, ¿Cómo hacerlo en un entorno adverso como el de EEUU y Europa?

China se frena y con ella el crecimiento económico mundial por el lento crecimiento de las economías desarrolladas calculadas en menos del 1% del PIB para este año para Alemania y Francia y parte de la Unión Europea, la inestabilidad del Oriente Medio hace subir el precio del petróleo mas el incremento del valor en los alimentos en países como Argentina, Brasil, EEUU, Rusia, Indonesia, considerados los graneros del mundo, es posible que otro análisis a mitad de año se realice sobre la economía mundial.

En estos momentos la actividad empresarial de la zona euro se sigue debilitando, marzo fue un indicador muy seguido para los índices de gerentes de compras que solo cae, hace sugerir que el BCE tenga que intervenir o inyectando mas dinero al mercado para préstamos o reduciendo las tasas de interés para sostener la economía situación que aleja mas a los inversionistas de ese sistema con esas bases capitalistas.

Manufacturas y servicios se contraen, el PMI (siglas en ingles para el índice de gerentes de compras) de Francia se redujo 1.2% el índice alemán también se contrajo pero con relación a la lectura de febrero señala que la mayor economía de Europa continua expandiéndose, la zona euro cayo al 0.6%  con relación a enero y febrero.

Desde hace siglos lo trágicamente característico de la modernidad es la crisis económica, es a la vez la realización y la negación de las revoluciones productivas perfiladas desde hace tanto tiempo, el desarrollo debió entregarse al comportamiento del capitalismo en los mercados consistente en sacar un plus valor comprando barato para venderlo caro como método introducido en el sistema económico inclusive para el progresismo, universalismo indispensable para sostener la globalización.

El método económico del sistema capitalista que formalmente convierte a toda la riqueza producida, que es excedentaria, en el plano del valor de uso, en una magnitud insuficiente en términos de valor afectada por un faltante que se debe cubrir, es un método que sistemáticamente convirtió lo formal en real en la estructura técnica del sistema producción- consumo, necesidad ya real para la sociedad que deberá elegir entre estos dos sistemas por un lado y el sacrificio del bienestar comunitario por el otro considerando la tendencia autoritaria y la dirección del monopolio. Este siglo enfrentara al socialismo diverso con varios modelos de capitalismo que continúan anclados en una solida base estadounidense y europea.

Bases que amenazan no solo lo artificial del sistema capitalista sino a la fuerza de trabajo, la creación y el goce convertidos en otros enemigos, objetos justificados por el uso coercitivo de la fuerza pero no por parte de los otros desde afuera sino por parte de uno mismo en una cadena de violencia que impone diariamente una violencia generalizada en la comunidad que, acumula frustraciones inevitables por la violencia básica de la modernidad capitalista que no desaparece con la crisis, porque, las condiciones técnicas del sistema es absorbida por una lógica monstruosa de selectividad social.

Nacida en virtud de una peculiar estrategia de sobrevivencia frente a la condena a muerte que el capitalismo dicta contra toda la vida en la tierra, las sociedades subdesarrolladas, arcaicas, ven en las formulas de los nuevos capitalismos, ahora, considerando a las economías emergentes, el secreto que garantiza el sostenimiento de las bases para un sistema globalizado  en base a ejercer la violencia económica contra la humanidad y la naturaleza para sostener la desigualdad para las tres cuartas partes de la población mundial; núcleo que distingue y es una garantía de permanencia de las clases sociales base para la construcción pobre de la identidad, conduce necesariamente al hecho de que esta sociedad no pueda prescindir del capitalismo dentro de ella a pesar de la destrucción que la afecta.

Y, el otro  sistema o socialismo no puede desconocer su injerencia aun en calidad de enemigo, porque, singulariza e identifica al mundo en su cotidianidad, capitalismo descarado y oculto en las contingencias del sistema, nos hace ver que no es el único sistema posible, que no es incondicionalmente valido, sin embargo, su consistencia desde las bases que no se desmoronan hacen de la globalización un nexo por ahora insustituible.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2941 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: