Capriles se hará fuerte por nuestros errores

No soy triunfalista tampoco me detendré en las matemáticas porque la oposición recupero terreno, las legislativas son muestra de ello por la gestión de las gobernaciones, alcaldías y asambleas, llenas de eficiencia con poca eficacia haciendo mas difícil la actividad del mediocre PSUV y porque nosotros como revolucionarios no cumplimos a cabalidad con el trabajo revolucionario, en eso estamos claros, mas, sin embargo, la seguridad de contar con Chávez para otro periodo ya esta decidido, pongámonos a trabajar para conseguir 10 o mas millones de votos porque Capriles, con su ignorancia y poco pensamiento nacional en su escasísima oratoria se hará fuerte por nuestros errores y porque esa gente que clama para que Chávez deje el poder vivo o muerto, son capaces de elegir un payaso como presidente con tal de salirse con la suya.

Después de las primarias Aporrea y otros medios de comunicación se saturaron de preguntas inútiles a la realidad ya que Capriles es el hombre de Washington y de nuestra oligarquía mientras seguimos rastreando números que no dan que si dan, que es descendiente de judíos, homosexual, fascista, todo esto es verdad, sin embargo, no dejan de ser pretextos para nuestra culpa, además, seguir con esta politiquería lo fortalece anímicamente.

Preguntas incomodas serán sin duda las que tengamos que contestar desde Chávez hasta el pueblo revolucionario ¿Por qué dejamos avanzar tanto a la oposición o por que los últimos decretos que favorecen a los mas desprotegidos no se efectivizaron hace 4 años o por que no tenemos candidato de reemplazo como en Cuba? Porque somos cómplices del chavismo ciego, sordo y mudo por el triunfalismo.

Esto y mas es una realidad que tendremos que resolverla nosotros superando ese habito de quien critica o al que pone en entredicho la gestión del gobierno es traidor sin considerar que, los que no somos chavistas por ser revolucionarios o socialistas o comunistas pero que apoyamos la revolución solo queremos desnudar la demagogia que el chavismo no esta dispuesto a aceptar. Ya es hora de hacerlo porque el método y la conciencia revolucionaria deben ser socialistas negando todos los dogmas chavistas para encaminarnos a una de las verdades revolucionarias ya que la paradoja esta en que la tolerancia entregada por el pueblo hoy nos amenaza con la ineficacia publica que da de comer a la oposición catalogándonos como izquierda retrograda.

El triunfo de Capriles es conducido por el poder capitalista de Washington y por el poder económico local no tocado por este proceso nos amenaza cada vez mas por ángulos inesperados que si afectan la imagen progresista del presente que el gobierno se esfuerza por sostener y ese su mas grave error porque en revolución lo realizado no es suficiente, hay que multiplicar y no lo hemos hecho, la actividad política permanece cerrada, obediente e idolátrica en una esfera en la que, al menos por definición, debería actualizarse en las ciencias económicas para sacarle mayor provecho social al crecimiento y ejercerse la capacidad de un cambio de rumbo revolucionario.

Se encuentran en nuestro país desde hace años fuerzas beligerantes entre todas las que tomaron posición para afectar nuestra revolución, van desde la izquierda a la derecha y son capaces de desestabilizar el rumbo mas en época electoral, no perennemente pero lo hacen, desbaratar ese poder económico y comercial se vuelve mas urgente.

El chavismo reproduce en su desconcierto su inactividad actual con ella perdemos la posición con la que se ganaba identidad revolucionaria y desenvolvimiento de acción mejorando las estructuras publicas fortaleciéndolas políticamente con las misiones hasta que en un momento nos quedamos estancados.

Llevamos 4 años de crisis económica global y fuera de la verborrea contra el capitalismo y el imperialismo nuestros entes responsables de la cultura, educación así como el PSUV, no han sacado provecho de esta situación de lo que implica globalización dentro de nuestras actividades económicas conformadas por pseudosujetos, sujetos que solo reflejan factores que ejecutan en lo concreto las exigencias de la acumulación del capital, ellos, son la puesta en practica, la voluntad indetenible e insaciable del autoincremento del valor capitalista y son nuestros mejores socios comerciales y amigos políticos como China y Brasil, nos permiten sostenernos como revolución bolivariana y chavista.

Nuestra revolución económica es pura sujeción económica, todavía un sujeto abstracto y ciego para la consistencia cuantitativa y cualitativa del consumo de valores de uso no producidos por nosotros de la que dependemos junto con el petróleo para existir encarnado en una gama de empresas estatales de acumulación en estados cuya mismidad, el valor capitalista subsume y organiza la reproducción del valor de uso en torno a esa valorización abstracta para cumplir con el destino de continuar con el capital predominante en nuestro sistema.

El proceso así llevado es un convertidor de la voluntad abstracta de auto valorización del valor capitalista en una multiplicidad de empresas para el enriquecimiento colectivo bajo el mando de grupos singularizados cada uno por su propio proyecto de autoconstrucción que nada tiene que ver con las empresas de producción social (EPS) con una apariencia de sujetos soberanos ofrecen en sus respectivas comunidades, soberanía que se desvanece cada vez que esas colectividades exigen de ellos participación, iniciativa propia y creatividad para poder enrumbarse en el camino colectivo socialista.

Son entre otras las bases de las ventajas para la plataforma de partida de Capriles en su actividad política, le entregamos en bandeja nuestro campo de acción específico a una revolución para que ellos por medio de una reingeniería ganen terreno.

Raúl Crespo.
rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2041 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: