Ricos y mendigos

Ahora se ha hecho muy común por la facilidad del Internet, el envío de notas en diferentes presentaciones y muchas de ellas, acompañadas de música que hacen más agradable su lectura. Una de ellas, en un tono quizá místico y de reflexión hacia referencia a la existencia de muchas personas, ricas en bienes materiales pero mendigos por su falta de valores y de afecto en sus vidas.

Yo pienso que a los mendigos ricos que les falta afecto o amor - como afirma la reflexión a la cual hago referencia -  el dinero los  ha transformado en seres insensibles e indolentes y siempre han existido, en un sistema creado a su imagen y semejanza y que los alimenta o los convierte en robots indiferentes. Por naturaleza viven a espaldas del verdadero afecto y del amor, imbuidos en su riqueza (murallas impenetrables) con algunas o muy raras excepciones, para donar a la final lo que les sobra o algún juguete, en época de Navidad y estar así tranquilos con su conciencia.

En nuestro tiempo, hay otras clases de mendigos (incluso hay profesionales de la limosna); otros, son captados o reclutados y llevados como objetos a la calle, a sitios estratégicos de las ciudades (en nuestro país, la mayoría indígenas); sobretodo, mujeres y niñas (os) quienes luego son recogidos (as), por las tardes. Les quitan lo recaudado y les asignan un pequeño pago, para que medio puedan comer o alimentarse... Hay quienes, incluso, se ponen molestos cuando se les ofrece comida  y piden a cambio dinero. Hoy nos cuesta identificar a los indigentes.

Últimamente, a muchos de ellos, el gobierno los dota de viviendas, bien equipadas y algunos las venden o se las venden; a otros, se les da una beca y terminan bebiéndosela en cerveza o aguardiente; es un problema cultural y de explotación que debemos extirpar de raíz. Se hace un gran esfuerzo, pero igualito que en la IV, la V o la VI, el mal persiste y la lucha continua.

El problema de la pobreza hay que verlo con otros ojos. Muy lejos quedaron los tiempos de la caridad, los tiempos de Santa Teresita del Niño Jesús - como dice y predica la Iglesia - Fuera de nuestras fronteras, en otros países como África, la India, Asia o en los mismos Estados Unidos y Europa, persiste y se incrementa la pobreza...Recientemente vi en un noticiero de televisión a familias de la Grecia actual (cuna de la cultura occidental), dejando sus niños en orfanatos y asilos, porque no tienen como mantenerlos. Ni hablar de Calcuta, de Biafra, de Nueva Delhi, ciudades que siguen igualitas, al paso del tiempo, ante la indiferencia de los ricos; a pesar del trabajo realizado por la Madre Teresa de Calcuta.

Mientras tanto, el Imperio, la OTAN y la Europa capitalista afinan sus finanzas para que la Bolsa no se derrumbe y se pueda mantener la Industria de la Guerra y por supuesto, los grandes señores puedan dormir tranquilos sin pensar, en "la rebelión de las masas"... Este siempre ha sido el eterno dilema de la humanidad.

arellanomt@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1849 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a136802.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO