Me perdonan que me vaya de la fiesta

Con la suerte que yo tengo, es posible que el niño Jesús haya decidido complacer en esta navidad solo las solicitudes recibidas por Twitter , y como yo no he querido entrar en esa red de chismosos, seguramente me volveré a quedar este año sin que me de mi aguinaldo aunque sea poquito.

Por si acaso alguno de ustedes me hace la gracia de enviarme el Pin del Niño Dios, lo tendré por ahí para, en caso de emergencia, pedirle que me arrime la canoa, con el apoyo de algún amigo twittero. Quien quita y me de mi resuelve de éste y todos los años anteriores, por aquello de la retroactividad que se va a incluir en la nueva ley del trabajo..

De todas formas si, por mantener la tradición ,el nazareno decide abrir las cartas recibidas, tampoco tengo chance en ese lote porque eso de estarle echando saliva a un sobre para envolver una carta no lo hago desde aquella vez que me corté la lengua con el filo de la solapa al tratar de mojar el engomado para cerrar una de amor que le escribí a la hija de Nicomedes ,allá en la Tacarigua de Margarita.

Confieso que la hipocresía no vino en el kit que me dieron cuando desperté en este mundo, por eso me anoto entre los pocos que se consuelan con la desgracia de muchos; y sospecho que con lo fregada que está la cosa por Jerusalén, este año serán mucho mas los convidados y muchísimo menos los escogidos por el Santo Niño para recibir su propina.

No es que yo esté tan necesitado y a punto de deprimirme si no encuentro nada debajo de la hamaca después de la noche buena, pero es que desde que tenía los dientes de leche he querido experimentar la sensación de aparecerme en la plaza con dos pistolas en la cintura y el sombrero de Red Rider en la cabeza, y no me vendría mal si al levantarme el veinticinco encuentro en el garage un Volkswagen Cross Coupé con una tarjeta que diga mas o menos “Para el hombre que nunca dejó de ser niño, de sus niños que ahora son hombres” , así me muera de un infarto al tratar de encenderlo.

Si tampoco este año tengo vida con el Divino por la política comunicacional que mencioné al principio, me tendré que pegar de las barbas de San Nicolás que ese si debe estar loquito por venirse a trabajar en Caracas; no solo por el bochinche que se está armando en el Norte de América y en los cuatro costados de Europa; sino porque seguramente ya se enteró que con la retroactividad de las prestaciones se hará justicia con los años de servicio; y ¿tu te imaginas la bola que se va a meter ese man si a la hora de arreglarlo le aplican el nuevo reglamento ?.

Fredy Salazar Salazarfu@pdvsa.com - Paraguaná
salazarfu@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1699 veces.



Freddy Salazar


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a135023.htmlCd0NV CAC = Y co = US