Testimonio desde el propio "Barrio-Adentro"

Doy fe,  que el detalle de los acontecimientos que  transcribo es la mas pura verdad.

Podría, si alguien dudara, dar nombres y lugares, pero realmente no lo estimo necesario... la situación que se planteo a una familia que conozco de "vista y trato", comenzó con problemas de salud de una niña (la primogénita), con frecuentes dolores de cabeza y por largos periodos. 

La madre (abandonada a su suerte con otras dos hijas menores, luego de un matrimonio de mas de 14 años), ha sido cuidadosa acerca de la salud de sus tres hijas, de manera que guardaba celosamente todos los chequeos médicos de sus hijas y en esto ha sido muy cuidadosa, pues, antes del abandono de hogar del ahora "parrandero" marido, gozaba de una situación económica que le permitió en ese periodo, el lujo de la atención medica privada y el costo de la misma.

Acudió al pediatra de las niñas, de ahí al cardiologo, luego al endocrinólogo... el diagnostico fue: "hiperinsulinismo", ni menciono el costo de tal resultado, el caso es que aun bajo estricta dieta,  y costosos medicamentos, al cabo de un año, la niña ahora de 16 años, siguió con fuertes dolores de cabeza y con algo nuevo, suba y baja de tensión-arterial, sin ningún justificativo.

Nuevas consultas, un examen preventivo completo, análisis de sangre, orina, heces, electrocardiograma, ecosonograma abdominal, la vio el ofstalmologo, internista, para llevarse de tal examen la  posible dificultad en la hipófisis... de manera que había que descartar esa posible anomalía mediante una resonancia-craneana... finalmente y gracias a la Providencia, nada anormal detecto la resonancia y nada anormal, a excepción del ya detectado hiperinsulinismo, pero ninguna razón para el dolor de cabeza (mas el problema de la tensión-arterial tan fluctuante) que ya llevaba mas de una semana.

Diez de la noche, en uno de los Barrios de nuestras "grandes-ciudades"... ¿a donde ir?... a pocas cuadras un CDI... y hasta allí llego esta madre casi sin esperanzas, luego del gasto enorme para ver a su hija con buena salud... quienes conocemos la labor de los "paramedicos-Cubanos", muchos de ellos agentes-encubiertos del G2, sabemos (y esto por experiencia propia), que son verdaderos profesionales de la medicina al servicio del Pueblo, pero eso no le importa a los escuálidos (y se de algunos que fueron salvados de una muerte segura por estos "paramedicos", agentes-encubiertos del G2).

Lo cierto es que el Medico de turno en ese momento, determino con sus "humildes conocimientos", que el dolor de cabeza que atormentaba a la niña, tenia su origen en una: ¡SINUSITIS!...¿como?... si Señora, la niña padece de una sinusits, ¡'na gua'ra!... debo aclarar que la madre, en ningún momento dijo que venia de todo el "calvario" (bien costoso por cierto) de una "clínica-privada" y de todos los examenes realizados... "vaya tranquila señora, haga esto, mas este medicamento y duerma tranquila..."

Curiosamente algunas indicaciones coincidian con las "viejas recetas" de mi abueltia... ¡INCREIBLE!... la angustia de toda una familia y de la enferma,  terminó por esfumarse en un "humilde" CDI  pasadas las diez de la noche y en manos de un "paramedico", "agente-encubierto del G2"  (odiado y criticado por los escualicos).

Gracias Fidel, gracias Pueblo-Cubano, gracias Comandante Chavez...

gervasioarti@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1859 veces.



Gervasio Artigas


Visite el perfil de Gervasio Artigas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: