Populares contradicciones capitalistas…

Verdades bien dichas

Dicen que el autobús de Radonsky llegó a Ciudad Bolívar primero que a cualquier otra parte de Venezuela. El autobús del “progreso” del cual habla este sector de la derecha venezolana nos garantiza gobiernos como el que tristemente tenemos en la capital bolivarense. Gestiones donde se cargan pesadas deudas con los trabajadores, no se atienden los servicios públicos, la basura es un negocio, la electrificación también, los mercados no lo son, la economía informal es un laberinto sin salida, en fin, ese autobús viene con fallas y no son precisamente mecánica, aún cuando dicen que bota la segunda, no sé, no me consta, solo repito una chiste creo que de alguno de los Robertos famosos o de cualquier Roberto de mi patria.

Por cierto el autobús andaba de gira y se le fueron los cauchos por allá por el Zulia. Dicen que fue un saboteo del otro candidato con aspiraciones presidenciales. Al mismo autobús le faltó pista en El Valle, en Caracas, donde se pasó una luz roja y no lo dejaron circular. “Aquí no”, le dijeron los vecinos de ese populoso sector, al tiempo que coreaban la consigna “ se lo decimos, se lo decimos, a Chávez no lo tumban los sifrinos”.

Por mal tiempo, el autobús no llegará al estado Táchira, esa misma entidad donde la oposición colocó a un gobernador que a esta fecha ha sido incapaz de llegar siquiera al 50% de la ejecución de los recursos asignados por el gobierno nacional a través del Consejo Federal de Gobierno. 46% de ejecución y una quejadera permanente hacen que la nubosidad y continuos chaparrones impidan al autobús de Radonsky llegar hasta esta zona del país.

En Aragua el bicho pasó de largo, no se paró ni a echar gasolina. En Caracas y zona capital tiene circulación reducida. Este domingo salió y todo el mundo quería montarse para que lo llevaran a ver el buque Leander, réplica colocada por el gobierno revolucionario en el parque Generalísimo Francisco de Miranda para el disfrute de la familia. Me dicen que quieren traerlo a Bolívar, pero el carro ese parece que no fue hecho para viajes largos. Son cosas de mi gente, la gente de mi Patria. Esa Patria que ha aprendido a llevar con un poco de humor y con sobrada dosis de paciencia las cosas de la política. Esa misma patria que nunca logró entender cómo Maricori logró conjugar su irresponsable incontinencia verbal.

Explotadores con conciencia social…

Pero lo que sí no es un chiste y eso que quede claro, es la nueva propuesta filosófica de la precandidata derechista Maricori quien ha sacado del baúl de la archiconocida y archi repudiada Margaret Thatcher la propuesta del capitalismo popular. La cosa sirvió para entretenernos un rato en el twitter, pero hay que ponerle el ojo y desenmascarar con un poquito de ese muy responsable humor que nos caracteriza, el trasfondo de la nada inocente propuesta de la oligarca señora Machado.

El capitalismo popular que plantea la señora Maricori es algo así como un burgués humanista, un banco buena nota, un prestamista chévere, un explotador con conciencia social…el capitalismo popular representa el mar de las contradicciones donde nadan, unas veces y se ahogan otras tantas, algunos sectores de la política nacional.

El capitalismo popular es un abreboca para hablar de privatizaciones simpáticas, imponer una libertad de expresión donde mandan los dueños de medios, asegurar la eliminación de la clase obrera, pero no para mejorarla, sino para invisibilizarla otra vez, como antes, como siempre lo hicieron. En fin, el tema hace agua la boca a gente como Alberto Federico y algunos de esos que huyeron del país por culpa de la verruga de Chávez. Ah se me olvidaba en la propuesta del capitalismo popular no habrá racismo porque todos serán blanquitos, no habrá diferencias de credo porque todos confiarán solo en una religión: la del capital.

Pildoritas de cierre…

Al alcalde de Heres le quitaron la responsabilidad de manejar el comando de campaña de Pablo Mármol en el estado Bolívar. Según algunas fuentes bien ligadas al mandatario local las encuestas fueron el detonante. El alcalde Fuenmayor ha bajado cerca de 15 puntos en los últimos 4 meses y su tendencia es a la baja. Pero además está la encuesta física de una ciudad que se cae a pedacitos, con servicios públicos colapsados, con un precario sistema de recolección de basura, la economía informal a la deriva y con la peor vialidad de Venezuela. Le quitaron esa responsabilidad a ver si el alcalde con ínfulas de candidato puede hacer algo en el poco tiempo que le queda.

La oposición en Bolívar anda golpeada. Los acuerdos hechos en Panamá desinflaron a más de uno. Ya es cosa pública el comentario de que hay candidata, con primarias y sin ellas, el Súmate de la oposición ya sacó sus cuentas y resulta que 2 y 2 no son 4. Los desinflados amenazan con sabotear a los macoyeros. Amanecerá y veremos. Mientras más se unen más se enfrentan, eso es capitalismo popular en la MUD.

La gente del PPT con principios firmes de izquierda no apoyará la propuesta de su dirección nacional. Dicen que ni con pañuelo en la nariz votarán por Capriles Radonsky. El PPT se ha convertido en la más reciente decepción post mortem de Alfredo Maneiro. La vida es una contradicción: "separado" se escribe todo junto y "todo junto" se escribe separado. Así es el capitalismo popular, una contradicción. Hasta las próximas verdades.

natachainatti@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1840 veces.



Natacha Inatti


Visite el perfil de Natacha Inatti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Natacha Inatti

Natacha Inatti

Más artículos de este autor