Son blancos y se entienden

Más que una comiquita resultó una parodia de muy mal gusto lo del
entierro de Carlos Andrés Pérez, pregúntenle a cualquiera de los
familiares de las miles de víctimas del 27 y 28 de febrero de 1989
para no ir muy lejos.

Solo a los adecos (acostumbrados a la indecencia y la falta de pudor)
se les pudo ocurrir tratar de sacarle el jugo al entierro de uno de
los personajes más funestos de la historia contemporánea, el principal
responsable junto a Betancourt de la instauración del populismo, la
corrupción a gran escala y el derroche sin tapujos en la cultura del
Venezolano. Al prontuario se le agrega su triste y macabra actuación
represora del pueblo durante los gobiernos adecos de la cuarta
república coronada con los hechos del “Caracazo”.

Tienen la desfachatez los corresponsables de tanto desastre de hablar
de valores y principios, y tratan de exculparse a sí mismos como
acompañantes del occiso, diciendo que no fue bien comprendido por la
población venezolana cuando en su segundo gobierno nos impuso su
“paquetazo” vía IESA Boys, incluso reivindican aquellas medidas, que
según ellos habrían impulsado a nuestro país al pináculo del
“desarrollo” de no haber sido contrariadas por una población
enardecida y cansada de tanto maltrato, de tanta mentira, de tanta
miseria estructural.

Detrás de tanto descaro se asoma entonces el plan de la oposición para
un supuesto gobierno del MUD (Mesa de la Ultraderecha), retomar la
senda de planes económicos a la medida de organismos como FMI y Banco
Mundial, que han llevado por el despeñadero a aquellos países que lo
aplicaron, y que solo han servido para aumentar la deuda y la
dependencia económica. No es cuento de Chávez ni de los Chavistas
apreciados lectores, tanto los personajes históricos de la cuarta como
los reencauchados neoliberales de la quinta se fajaron en estos días a
defender las tesis económicas aplicadas por Carlos Andrés como la
panacea que le ofrecen al pueblo venezolano, y nos prometen regresar a
esos tiempos felices y prósperos (para ellos) que según su minúscula y
egoísta óptica han sido escamoteados por este gobierno de resentidos e
incapaces.

Yo lo que digo es que con esos tipos ni a misa. Por supuesto que no
avalo los errores, los desaciertos y las incongruencias del gobierno
actual, mucho menos avalo a la cuerda de pillos del erario público que
amparados en un discurso revolucionario en el que no creen y mucho
menos comprenden, lo que han hecho es prolongar la tarea de sus
antecesores, es decir son adecos de franela y gorra roja.

Sin embargo, a pesar de unos y otros allí está una sociedad venezolana
con mayor nivel de conciencia política, con mayor capacidad de
entender que el concepto de desarrollo no es el de los gringos y
europeos, inmersos en una crisis estructural que hace aguas por todas
partes y que expone a sus poblaciones a privaciones, y al planeta a la
degradación acelerada del ecosistema. Una sociedad que rescata y
reclama espacio para la solidaridad, la igualdad de oportunidades, el
desarrollo sustentable y la opción preferencial por los más
necesitados. En fin una sociedad que reconoce de manera muy
mayoritaria que no es rescatando recetas neoliberales y personajes
como Carlos Andrés que este país y esta región del planeta van a poder
avanzar. Pa´tras ni pa´coger impulso, que entre ellos blancos se
entiendan.

cogorno1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2311 veces.



Arnaldo Cogorno M.


Visite el perfil de Arnaldo Cogorno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnaldo Cogorno

Arnaldo Cogorno

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a131590.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO