Predicciones recurrentes para otro año electoral

Cada vez que comienza un año se alborotan adivinos dispuestos a contarnos, a punta de predicciones, la película antes de que empiece. Pues lo mismo pasa con los años electorales, como este que se nos viene encima con su recurrentes amenazas y fracasos comunistas -valga la redundancia- y que yo, a modo de Adriana Azzi pero que sí acierta, les voy a predecir.

Vacas flacas: Polar y otras empresas privadas, decentes y pensantes de este país, intentarán, en vano, superar todo tipo de obstáculos para poder llevar aunque sea una arepita con mantequilla a la mesa venezolana. Misión imposible, culpechavez, por supuesto, tirano cuyo único fin es aplastar a la empresa privada bajo la suela comunista de su bota militar. Claro que Polar no explica cómo es posible que el comunismo afecte a la arepa y nunca a la cerveza que ellos mismos producen. ¿Culpechavez, Lorenzo?

Colapso económico: Sí, colapsan los estacionamientos de centros comerciales atiborrados de las camionetas y carros de de gente que no para de comprar. Colapsan todos los aeropuertos, los cupos en todas las líneas, a todos los destinos, con cientos de miles de víctimas de un comunismo feroz que permite esa abusiva viajadera. Colapsan los restaurantes, cafés, discotecas, bares, con gente que ocupa todas las mesas lo que nos lleva al la predicción anterior sobre la escasez. Escasea la vergüenza de gurúes del neoliberalismo cipayo que insisten en vendernos las inexistentes bondades de un sistema que, en verdad, colapsa delante de sus ojos que no ven, corazón que no siente.

Infancia acorralada: Y cual las oscuras golondrinas, volverán los rumores de niños que sí bien ya no serán arrancados del seno del hogar; verán su inocencia mutilada producto del adoctrinamiento y de la inoculación de peligrosísimos conceptos como solidaridad, igualdad, libertad y -¡Peor!-: Independencia y soberanía. Otra puñalada a la sociedad civil que defiende, a capa y espada de Santiago, el derecho de los niños a no ser adoctrinados, a menos que sea para aquel lado, allá a la diestra del Padre de la Democracia; con su Disney Channel, Mc Donalds, Coca Cola, Barbie, Oh! I love the USA…

Vergüenzas varias: Encabezaremos las listas de cuanta acusación pase por la cabeza hueca de la “comunidad internacional”. Seremos otra vez los malucos, la mala influencia para esta región terca que cree que puede decidir su destino.

Dimensión desconocida: Aparecerán dañados trenes, puentes, autopistas, Centros de Diagnostico Integral, Satélite Simón Bolívar, canaimitas, casas bien equipadas… todo echado a perder… El desastroso deterioro terminal de cosas que no existen porque este gobierno no ha hecho nada.

Otro año electoral, otro chaparrón de locura opositora. Por eso, adivina adivinador, ni de vaina volverán.

carolachavez.wordpress.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2170 veces.



Carola Chávez

Periodista y escritora. Autora del libro "Qué pena con ese señor" y co-editora del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". carolachavez.wordpress.com

 tongorocho@gmail.com      @tongorocho

Visite el perfil de Carola Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carola Chávez

Carola Chávez

Más artículos de este autor