Tackles Política Adentro 48

Núcleo comunal del futuro

Tuve un sueño que es digno de ser contado, y como todo lo que se escribe, escrito queda. Ya que es un tema para la reflexión, a los fines de que cumpla aquel propósito deseado, cuando se dice que las ideas por muy locas que sean, siempre dejan un mensaje útil.

El dilema entre el capitalismo y el socialismo, es como aquel dilema criollo a saber: ¿Quién fue primero, entre el huevo y la gallina? Pues bien, soñé que estaba en medio de un gentío esperando que nos asignaran nuestras viviendas del futuro, todos estaban a la expectativa ¿Cómo serán?, se preguntaban. Y de repente tocó mi turno, me llamaron y me llevaron al conjunto habitacional. Para mi mayor sorpresa, era como un conjunto de edificios todos unidos que hacían una gran circunferencia. Si era un gran círculo de puros edificios de diez pisos, con 4 apartamentos por piso, con escasos metros de separación entre ellos y unidos con rejas y paredes de bloques, creo eran más de 60 edificios, cada uno tenía 20 metros de largo por 10 metros de ancho y toda la estructura de los edificios era semi-curvo. Ah y las entradas de los edificios era por el patio. La fachada del conjunto residencial, era la parte trasera de todos los apartamentos. Y en el medio lo que comúnmente llamamos patio, era el centro de operaciones de ese conjunto residencial, donde estaba la Junta de Condominio y el Consejo Comunal juntos, un Juzgado de Paz Familiar, una Escuela de Formación Ciudadana, había también, estacionamiento, escuela, liceo, universidad, un súper bicentenario, un CDI, un comando policial, áreas deportivas. Ah, y la empresa comunal de propiedad colectiva (un galpón de dos plantas, con turnos día y noche).

La entrada al conjunto residencial, era un enorme portón y a los lados entradas y salidas peatonal. No había inseguridad, no había ese afán por el dinero, cada quien tenía una tarjeta inteligente con un micro-chip de identidad, que servía para comprar, vender, cobrar, todo era electrónico por así decirlo. Vaya comparándolo con la realidad, es imposible transformar un barrio en un conjunto residencial de esa magnitud. Tal vez en algún planeta del universo, los seres humanos deben ser superdotados en inteligencias y seguramente viven con esas características de organización. Lógico que eso no es capitalismo, eso es socialismo puro.

Miren en la sagrada biblia, el viejo testamento es puro comunismo y el nuevo testamento es puro socialismo. Tanto es así, que en el viejo testamento, aparece el capitalismo como una bestia que devora a la humanidad, pero el hombre-mujer no se percata porque la bestia lo droga, lo embriaga o lo hipnotiza con sus encantos. Y en el nuevo testamento, aparece el socialismo representando al amor puro, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Los escuálidos dicen que lo espiritual no tiene precio, no tiene valor, ellos representan a la bestia del capitalismo. Y nosotros los chavistas decimos: “El amor con amor se paga”. Entonces, sí tiene valor moral y espiritual.

El valor socialista vale más que el valor capitalista; el primero es perfecto, incorruptible y corregible; mientras que el último es imperfecto, corruptible e incorregible. Por lo tanto, el chavismo representa el socialismo puro del nuevo testamento. Hasta la próxima yjmosqueda@gmail.com yjacobo_58@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1096 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor