Tackles Política Adentro 46

Ejercicio del chavismo silvestre

Dentro del mismo plan desestabilizador, que lleva a cabo los pitiyanquis opositores de la mesa de la ultraderecha, está ahora la fase que han denominado “con la oposición, Chávez también manda”, la cual consiste en simplificar una supuesta tesis que ellos han diseñado para que Chávez gobierne mejor con los opositores. Sí, ahora quieren engañar al pueblo profundamente chavista, con esa patraña de que los alcaldes y gobernadores deben ser de la oposición, para que haya equilibrio político en el ejercicio de la democracia. Y así -según ellos- ningún estado o municipio, quedará por fuera como la guayabera en materia del reparto del situado constitucional.

Esa gente, a la hora de dibujar un mapa político, lo hace con doble discurso, no sopesan el beneficio del pueblo, sino el beneficio de ellos mismos, como actores directos de su propio plan. Por eso, sostienen que Chávez teniendo gobernadores y alcaldes opositores, tendrá que ser transparente en su gestión presidencial, respecto al reparto de los recursos equitativos a cada región, sin preferencias, sin sectarismo político ni clientelismo alguno. Estos lacayos dan risa, ¡dígame eso!, y que como alcaldes y gobernadores se obligarán a cumplirle al pueblo, porque constitucionalmente hay mecanismos de fiscalización mediante el ejercicio de las contralorías sociales. Esos señores son sagaces en tramposerías, y algunos inescrupulosos que se prestan para avalarlas. Ellos mismos crearán sus propias contralorías, para maquillar la corrupción con visos de legalidad, como siempre lo hacen.

El llamado es para el pueblo chavista, no nos dejemos engañar; es falso que esos opositores, si llegasen a ganar las gobernaciones y alcaldías van a cumplir. Estemos claros, que ellos vienen por las alcaldías y las gobernaciones; luego tratarán de venir por nuestro Presidente Chávez en el referéndum del 2015. Si bien es cierto, que hay discrepancia en el desenvolvimiento gubernamental, con algunos alcaldes y con algunos gobernadores de nuestra revolución; también es cierto, que políticamente sigue siendo la única opción para garantizar la continuidad de nuestra revolución con desaciertos, errores y todo. ¡Ah!, pero sin olvidar corregirlos sobre la marcha.

El problema está, en que el poder popular no se ha posesionado en su justa dimensión, con plena autonomía e interés organizacional comunitario. Todavía no hemos aprendido a administrar nuestro poder popular, ya sea dentro del marco de la organización o en lo que algunos especialistas llaman: “el ejercicio del chavismo silvestre, en todos los asuntos públicos”.

En conclusión, optemos por seguir venciendo para lograr el buen vivir, pero en esta oportunidad profundicemos nuestra participación, hagamos nuestro el poder popular, con inequívoco sentido de pertenencia y vocación de ejercer el interés colectivo, para beneficio y disfrute de todos los venezolanos en igualdad de condiciones. Por último, acuño el popular dicho que dice: “Palabras necias, oídos sordos”, así respondía mi abuela paterna, cuando alguien pretendía engañarla. Respondámosle del mismo modo a esos engañadores opositores, cuando nos embisten con sus embustes. Hasta la próxima.

yjmosqueda@gmail.com .


yjacobo_58@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1611 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor