Llamamiento a la unidad bolivariana

El Congreso Bolivariano de los Pueblos, Capítulo Argentino, corre el riesgo de ser fracturado por un conjunto de organizaciones , algunas de las cuales se incorporaran recientemente al movimiento, exigiendo como condición de pertenencia al mismo, el apoyo incondicional al gobierno de Kirchner.

En vez de ampliar la convocatoria del CBP a todas las organizaciones populares que adhieran a las realizaciones de la Revolución Bolivariana encabezada por el comandante Hugo Chávez Frías, independientemente de las posiciones que tengan frente al gobierno nacional, quieren dividir al CBP.

De este modo restan fuerzas para defender la Revolución Bolivariana en sus logros en el momento en el que el imperialismo reitera sus amenazas, inclusive de asesinato al compañero Chávez. Pretenden que organizaciones políticas y sociales ?muchas de ellas de estructura nacional- abdiquen de su línea política para encuadrarse en una sumisión total al oficialismo, cuestión inaceptable desde todo punto de vista, y conducta que no es de práctica en el CBP en otros países hermanos.

Desconociendo la proclama bolivariana de Caracas del IIº Congreso, “que reafirma la decisión de luchar unidos y unidas por nuestra definitiva independencia”, para lo cual “necesario es continuar con el trabajo unitario de los partidos y movimientos sociales y de las luchas populares en defensa de sus intereses”, intentan arbitrariamente que el CBP Capítulo argentino se transforme en una mera Secretaría gubernamental.

De esta manera pretenden dejar afuera a organizaciones que adhieren a los postulados y principios del CBP, alguna de las cuales estuvo en la génesis y construcción del movimiento desde 1997, año en que acudieron al llamamiento del compañero Hugo Chávez Frías concretado en la Universidad Central de Venezuela. Pretenden marginar a organizaciones políticas, sociales, cooperativistas, estudiantiles, de Derechos Humanos, piqueteras, y personalidades reconocidas, a las que no juzgan por su adhesión a los objetivos de bregar por la integración de nuestra América, y sí condenan por sus posiciones críticas a algunas medidas del gobierno argentino en algunos casos, o por estar en la oposición política en otros.

Quienes hemos sido conminados a abandonar el CBP e “invitados” a constituir otro grupo para que nos dediquemos solamente a la solidaridad con Venezuela, reafirmamos nuestra decisión de seguir identificándonos como Congreso Bolivariano de los Pueblos, llamando a los compañeros que pretenden dar “un golpe” al seno del CBP a que reflexionen y modifiquen su actitud, para lo cual los invitamos a releer lo que junto firmáramos como Declaración del Capítulo Argentino que lleváramos al Iº Congreso, la que alertaba: ?los desafíos que los pueblos de Latinoamérica y el Caribe tenemos por delante son muy grandes; entre ellos construir las bases de la unidad de las organizaciones populares?... ?para lograrlo debemos avanzar en propuestas conjuntas de coordinación?. Estas loables aspiraciones quedan ahora, ante la actitud de los compañeros, como meras expresiones de deseos, cuando no como conductas oportunistas.

En el mismo documento reproducíamos las siguientes palabras de Hugo Chávez: ?Capaces debemos ser de movilizar en nuestra América, cien millones, doscientos millones de personas luchando por una causa, luchando por una idea; sólo así tendremos garantizado la concepción de la idea, del sueño de los que nos dieron la Patria...? Nos preguntamos: ¿¡Cómo lograremos ser millones si en nuestro accionar prevalecen las prácticas sectarias y divisionistas!? Prácticas antagónicas a la gigantesca experiencia que significaron las memorables jornadas de los días 19 y 20 de diciembre del 2001, cuando el pueblo se unió, sin distinción de banderías, para echar al vendepatria de De la Rúa.

Esperábamos que estas prácticas fueran superadas. Ellas han sido parte de la tragedia argentina que viene impidiendo, desde hace décadas, la formación de una verdadera Alternativa Política antiimperialista y de liberación. Creemos que es posible la construcción de un espacio de unidad, entendiendo que la unidad no es homogeneidad; creemos necesario el acuerdo de ?”unidad en la acción”, convencidos de la vigencia del “unidos o dominados”, al que en tantas oportunidades hace referencia el Comandante Chávez, rememorando las palabras del Gral. Perón.

En un momento histórico como el actual, en que en América latina y el Caribe estamos enfrentando con todo vigor al imperialismo yanqui, en que necesitamos más que nunca estrechar filas para defender los logros de la revolución cubana, de la revolución bolivariana en Venezuela, la profundización de los procesos de cambios en nuestros países ?fruto de las luchas de nuestros pueblos-, la unidad de los antiimperialistas, de los propiciadores de la construcción de la Patria Grande que soñaran Bolívar, San Martín, Artigas, Martí, el Che y tantos otros patriotas, fortalecidos por el espíritu y pacto de sangre del ejemplo de Ayacucho, se hace imperioso dejar de lado las “aparateadas”, las actitudes provocativas, las imposiciones por la fuerza, y marchar unidos en la lucha por la segunda y definitiva independencia de nuestra América.

Congreso Bolivariano de los Pueblos Capítulo Argentino Buenos Aires, marzo de 2005



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3423 veces.



Modesto Guerrero

Periodista venezolano radicado en Argentina. Autor del libro ¿Quién inventó a Chávez?. Director de mercosuryvenezuela.com.

 meguerrero00@gmail.com

Visite el perfil de Modesto Emilio Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas