Quien esté libre de pecado...



Siempre he creído lo mismo de los firmazos. Y de los firmantes y de los no firmantes. El primer firmazo, el del 2 de febrero de 2003, aquel del que no quedó rastro en el Poder Electoral pues era “independiente”. Aquel que buscó terminar “honrosamente” un paro para tumbar a Chávez. Aquel que luego sirvió para hacer muy famosa una página web. Aquel, ese, trajo mucha polémica. Y afloraron muchas contradicciones normales entre seres humamos.

En el 2003 dije, y sostengo ahora en el 2005, que un presidente de un instituto autónomo, un ministro, un presidente de una empresa privada, en fin, cualquiera que quiera conformar un equipo, debe y tiene que hacerlo con gente afín. Ustedes dirán afín, sí, pero no tienen que ser del mismo partido político. Pues no, pero sería muy conveniente que, al menos, compartieran la misma “actitud ante la vida” o vieran al mundo de la misma manera. Les explicó por qué.

Veamos un ejemplo, hipotético, de alguien que estuviera trabajando como gerente en diciembre de 2002 en una importante empresa privada. Ese alguien es un tipo o tipa bien chévere. Con estudios en el “exterior”, apartamento en Alto Prado, carro último modelo. Y era chavista. ¿Qué creen ustedes que pasó con ese tipazo o tipaza? 1)Fue despedido, 2) Renunció por principios o por dignidad, 3) Se quedó callado y se identificará con este artículo si es que lo lee.

Veamos otro ejemplo, hipotético, de alguien que estuviera trabajando como gerente en diciembre de 2002 en una importante empresa del Estado. También chévere. También tiene carro, apartamento y un buen currículo. Y era de oposición. ¿Qué creen ustedes que pasó con ese tipazo o tipaza? 1)Fue despedido, 2) Renunció por principios o por dignidad, 3) Se quedó callado y se identificará con este artículo si es que lo lee.

Ahora veamos el contexto. En pleno “paro” o “sabotaje petrolero”, para ubicarnos en las “preferencias” de cada compatriota. Un país casi en pre guerra civil según lo que se percibía en el “ambiente”. ¿Recuerdan?

Lo dije en el 2003, y lo sostengo ahora en el 2005, que ese presidente de una empresa pública o privada debía trabajar con gente de confianza. Quien planificaba cómo dejar al país sin alimentos no podía tener a un chavista oyendo sus planes. Y quien planificaba cómo proveer al país de alimentos no podía hacerlo “con el enemigo al frente”.

Surgió entonces la manera de descubrir cual era la “ideología” de est@s tipaz@s. Y se encontró en el 2003 en el ciberespacio. “Si apareces eres confiable y si no, eres lo contrario”. Y viceversa. ¿Qué cree usted que pasó? 1) El jefe trató de comprobar con su subalterno cuál era la verdad 2) El jefe despidió al traidor, 3) Se quedó callado y se identificará con este artículo si es que lo lee.

Ahorita las listas de firmantes las venden los buhoneros. Y hay jefes pidiendo a trabajadores “constancias” de no firmantes. Estos jefes son algo así como “misóginos electorales”. Más allá de lo fascista de la actitud, del método, sigue siendo una cuestión de confianza. ¿Cuántos no habrá agazapados de lado y lado riéndose entre dientes? Quien esté libre de pecado...

*Periodista


mechacin@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2470 veces.



Mercedes Chacín*


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a12925.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO