Terri Schiavo murió hace 15 años

Medicina-Ciencia-Ética



¿A qué intereses sirve la ignorancia?

Carl Sagan



“Los problemas de los demás, es muy fácil

verlos desde lejos mientras no nos toquen

a nosotros mismos”

Albert Einstein



Este caso de la Sra. Terri Schiavo, trae de nuevo al interés mundial, el problema de la Eutanasia, respecto al cual la ignorancia de los hombres que se creen protagonistas en la historia, es proverbial. Como sucede en los Estados Unidos de Norteamérica i nos parece que un país con tantos adelantos científicos i tecnológicos −que los ostentan o hacen alardes de ello sobre todo en la guerra− debería ser al mismo tiempo un país culto en el sentido de cultura inmaterial o intelectual. Pues bien, el propio Carl Sagan, gloria científica de la NASA i de la Universidad de Cornell, nos dice en su obra EL MUNDO Y SUS DEMONIOS, que “el noventa y cinco por ciento de los americanos son analfabetos científicos”. Eso, no una simple opinión personal, sino una conclusión después de muchos estudios. Ejemplo de esa ignorancia es la que dio un senador norteamericano con relación al grave problema del agujero de la capa de ozono, no solamente por los problemas de salud que trae en los habitantes del cono sur (por ahora, pero ya apareció otro hueco próximo a Europa) sino que ese el inicio de la destrucción de la cadena alimenticia del planeta.



Ahora, este hombre que se siente emperador moderno, i con el respaldo de la mayoría del Congreso de los Estados Unidos, “se alinearon” con la causa de los padres de una mujer en coma hace 15 años, o sea, con muerte cerebral demostrado científicamente que es muerte de la personalidad, que no existe vida cerebral i por lo tanto vida de relación, mientras tiene una vida vegetativa, porque conserva solamente el sistema nervioso neuro vegetativo, con lo cual es un vegetal, una planta lo que tienen acostada en una cama por 15 años, dislocando o traumatizando absolutamente la vida de los seres familiares que le rodean, a todo un hospital i quizá a una ciudad o un país, por no entender todavía, científica i filosóficamente, el problema, o mejor, lo natural de la muerte que, como he dicho otras veces en palabras de Wittgenstein, “la muerte no se vive”; sencillamente es muerte, al final de un proceso biológico i, como también recordó André Gidé, escritor i literato francés, invitado especial al II Congreso Mundial de Ética Médica en París, “tengo entendido que el índice de mortalidad del ser humano, es del ciento por ciento”. Por eso sufrí mucho i tuve tantas confrontaciones en la Asamblea Nacional Constituyente, cuando escuchaba hablar a Herman Escarrá o a Jorge Olavaria, de temas como el origen de la vida, la fecundidad, el aborto, etc., totalmente ignorantes de lo que trataban. Escarrá, irresponsablemente i con la petulancia o arrogancia que tenía, me incluyó entre “los cultores de la muerte”. Contesté fallo por las maniobras de traidor mayor Luis Miquilena i el “Cardenal” Velasco, pero escribí dos o tres folletos que no se atrevieron a refutar. Así pasa ahora en los Estados Unidos, un país con una ciencia i una tecnología de primera, pero con mentes puritanas, atrasadas, adormecidas con el opio del pueblo i con el güisqui i la champaña de los poderosos, para tomar decisiones de esa tremenda magnitud, como es dictar una lei, para anular una sabia decisión con fundamento científico i filosófico. Una lei acomodada a una posición absurda i particular i como ya muchos de los que conocen la Constitución Norteamericana, señalan que es anticonstitucional. Este es el energúmeno que habla de legalidad, preocupaciones políticas i derechos humanos. Como dice la noticia, el ocupado presidente que descansaba en su rancho de Texas, se fue a la capital para promulgar una lei hecha a la medida por los parlamentarios, desatendiendo a las protestas de otros. ¿Para qué tanta decisión i revuelo? Aquí cabe la interrogante de Sagan ¿Qué intereses tiene la ignorancia? Sencillamente como dice la noticia: se oponen a la Eutanasia (que no saben ni distinguir entre eutanasia activa i eutanasia pasiva) pero más todavía: “IDENTIFICÁNDOSE CON LA CULTURA DE LA VIDA” ¡Tremenda hipocresía planetaria! ¡Tremenda burla para la Humanidad! ¡Tremenda barbaridad política i tremenda ignorancia! Incluso, por las tradicionales ignorancias mundiales, muchos países han aceptado la Eutanasia Pasiva (incluida la Iglesia Católica) que establecieron como legal, aceptable i humana (¿?) el retiro de los recursos extraordinarios a los pacientes con muerte cerebral (muerte de la personalidad) comprobada repetidos electroencefalogramas isoeléctricos i otros recursos médico-científicos, mientras rechazan la Eutanasia Activa que es más humana i digna, pero la acusan de “asesinato” sin razonar. Al retirar los recursos extraordinarios, el paciente muchas veces no moría sino que prolongaba una agonía (agonía, quiere decir lucha) sufriendo aparentemente más (porque si está descerebrado, no puede sufrir) pero por lo menos para los familiares, quienes muchas veces se arruinaban con los costos de los cuidados intensivos, i si les daban gratuitos, entonces la gran erogación multimillonaria era para los hospitales o clínicas, recursos que podía invertir en muchos otros casos recuperables. “El presidente quiere firmar la ley lo antes posible una vez que es aprobada” dice un vocero o portavoz de la Casa Blanca. I mientras su marido, i seguro con él muchos familiares más, ha tenido una paciencia i esperanza de 15 años, se han convencido de la inutilidad de negarle a ese cuerpo vegetal un definitiva i digna desaparición, entidades religiosas conservadoras, ya hacen teatro frente al hospital, mientras no protestan porque ese señor que ha firmado una lei por aferrase a la “CULTURA DE LA VIDA” no lo ha hecho nunca por los miles de seres vivos, sanos, niños, mujeres i ancianos, que mueres a cientos por minuto en todo el mundo por la política imperialista (de hambre i miseria) i los que asesinan impunemente en las guerras de Afganistán e Irak, las más recientes, con sus “bombas inteligentes” que embrutecen en el aire; pero guerras i genocidios que han sido realizadas por siempre en distintos puntos de planeta. I aun, cuando el imperio pierda unos miles de soldados, la mayoría son negros o latinos, lo que hace una buena depuración. Los muertos de las Torres de Nueva York en números, se producen todos los días; pero allí no vale la CULTURA POR LA VIDA i mientras algunos como Henry Waxman dice que “el Congreso está haciendo una farsa política nacional de la tragedia personal de la familia Schiavo (sobre todo por la posición de los padres de Terri) i Edward Kennedy, apoya “tanto al marido como a los padres” en una posición ambigua, se dice que los profesores de derecho son los más escandalizados, por estar el Congreso sentando un precedente peligroso para el gobierno federal, actuando como un “súper” Tribunal Supremo; i un cura católico profesor de bioética de la Universidad de Boston, considera que es una farsa políticas, religiosa i demagógica.



Pero, señores, el emperador ha actuado, por encima de todo (de la ciencia, la filosofía i la medicina contemporánea), mas no es autoritario, ni dictador, sino simplemente emperador i posiblemente con la mentalidad de aquellos del pasado en Roma. Por eso concluyo también con Sagan (porque el pensamiento no solamente afecta a Bush i su gabinete, sino a congresantes i millones de norteamericanos). “Sé que las consecuencias del analfabetismo científico son mucho más peligrosas en nuestra época que en cualquier otra anterior”

Terri Schiavo murió hace 15 años, pero se desea un escándalo estúpido ahora; hai que promocionar la ignorancia i sobre todo “reconocer” a los partidarios de la “cultura de la vida”.








Esta nota ha sido leída aproximadamente 2679 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a12758.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO