Tackles Política Adentro 24

Introversión o autocrítica de Humildad

A veces un título universitario, una simple promoción a un mejor puesto de trabajo, una posición política o unos bolsillos con más dinero del que acostumbramos traer, se convierten en el elíxir causal de la metamorfosis del carácter y mostramos así nuestra real tendencia a ser. Así, quien fue siempre de apariencia humilde, puede mostrarse de la noche a la mañana como el ser más altanero y prepotente, por el simple hecho de poseer un poco más en lo económico, en lo político, en lo social o en lo académico. Mucho hemos visto de estos últimos entre algunos profesionales, que por un puesto o por una Maestría, trucan su actitud amigable y desinteresada en otra totalmente opuesta. (Gusanos sintiéndose mariposas) Mi abuelo decía:-"Si quieres conocer a un hombre… dale poder, o dale dinero; si no cambia para mal, es un ser que vale, pero si cambia, sigue siendo un miserable"-. Buscando la manera más accesible a mostrar al lector de estas líneas el verdadero sentido de la humildad, mostramos en una parábola la invitación a la reflexión e introspección de nuestra actitud. "Un universo infinito…y nosotros en esa Creación… como una oruga en un árbol, busca su transformación. Carlos Espejo Guasco. REFLEXION 1 ¿Qué necesita un gusano (oruga) para poder volar? Durante una conferencia, y queriendo analizar el sentido de autocrítica de un selecto grupo de profesionales de la Salud Ocupacional donde algunos denotaban, por sus gestos un sentimiento de superioridad, el expositor, filosofando, preguntó: -¿QUE NECESITA UN GUSANO (ORUGA) PARA PODER VOLAR?- ¡ALAS! … (Contestó uno). Deseos de transformación…-replicó otro-. Que la pupa se transforme en crisálida por medio de esa metamorfosis que se lleva a cabo en el capullo cuando...-analizaba alguien más científicamente queriendo demostrar sabiduría-. La respuesta que espero es más sencilla y más profunda- cortó el filósofo-. La audiencia se intranquilizaba por no satisfacer la respuesta que se pedía e instaron al expositor que respondiera a la pregunta que planteara. La respuesta es muy sencilla _contestó el expositor- Lo primero que necesita un gusano para poder volar es: ¡SENTIRSE GUSANO! Para así poder convertirse un día en mariposa. Empero, nuestro mundo está lleno de gusanos que sintiendo tener alas sienten que van volando cuando en realidad se están arrastrando. Esto -continuó- es en la vida una realidad y una enseñanza, ya que lo ideal en un ser humano es que cada día que amanece se sienta el ser más ignorante de la Tierra para que nazca en él, el impulso diario del estudio, y así saber más, y cada día, en esta creencia, ser mejor para alcanzar esa altura de conocimientos que por ser infinita, siempre, al día siguiente, nos hará sentir pequeños en el saber. Este ejercicio de autocrítica es una llave para que cada día nos impulse a estudiar y nunca sentirnos más que otros. Es un ejercicio mental que nos hace crecer sin competir, por el simple deseo de ser mejor para servir mejor a nuestros semejantes. La humildad no es algo que deba mostrarse, sino algo que deba sentirse plenamente en nuestro interior. Solo así… creceremos sin sentirnos superiores y la humildad será cierta en nuestro ser. Tomado de la pág. Web Filosofía y Reflexiones (http://www.webspawner.com/users/resgu/filosofia.html), cuyo autor es el conciudadano Carlos Espejo Guasco, su email.: resgu@semac.org.mx Reflexión o autocrítica que está a flor de piel en nuestra revolución, de vez en cuando necesitamos a alguien que nos diga, acuérdate de dónde vienes. Estás ahí para ayudar al prójimo a superarse. Hasta los faraones tenían sus consejeros que al oído le decían: “Acuérdate que no eres Dios”. Hasta aquí con este tema, para no desvirtuar su hermoso contenido.

Milicia comunal

Es imperativo fortalecer el conocimiento cívico-militar con propensión a la formación miliciana, para ir culturizando a la población en la defensa autónoma de la nación, frente a agentes externos que pretendan invadir nuestra soberanía nacional. No estamos lejos de la realidad, el refrán dice: “Cuando veas las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”, el imperio yanqui con su asesina organización CIA, tiene penetrado a todos los países del mundo, esperando el mínimo momento sorpresivo para sacar sus garras asesinas, y para ello se vale de las estructuras sociales como ongs, asociaciones civiles, partidos políticos, que hacen vida dentro de cada país que adversan a los gobiernos actuales, esperando siempre el factor sorpresa, para actuar criminalmente como lo hacen, sin importarle la vida de ancianos, niñas, niños, mujeres embarazadas, etc. Miren para concluir, voy a contarles un sueño que tuve hace 25 años atrás, cuando era militar activo por allá en 1985 y vivía en un rancho en el barrio 18 de mayo, en la calle los pinos, a seis casas de donde se la pasaba Hugo Chávez, cuando también estaba activo. “Soñé que me había despertado muy de madrugada y al salir al patio, vi que estaban cayendo miles de paracaidistas por todas partes, y en mi patio venían descendiendo dos de ellos, de inmediato busqué un machete y les caí a machetazo limpio, antes que se desprendieran de todo el ropaje de campaña que tenían encima, así son indefensos, porque el fusil lo llevaban amarrados al cuerpo. Claro en ese sueño me mataron los marines, después que torturaron a titeremundachi”. Hace un año tuve el mismo sueño, pero esta vez fue a plena luz del día y en presencia de todo el mundo. Yo en el sueño le arranque la pistola a un policía, que estaba boca abierta como lo estaban todos, y comencé a dispararle a los paracaidistas extranjeros que venían cayendo. Por supuesto me capturaron y me fusilaron. Hasta la próxima.

yjmosqueda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2496 veces.



Ysaac Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor