Conducta deforme

La torpeza que muestran sin vergüenza alguna es grande, más que eso, se podría decir que es exagerada, llegando al extremo de catalogarla, como anormal.   

Eso que no puede llamarse conducta, no viene de tan lejos; hace unos veinte años atrás, los valores que estaban arraigados en este pueblo, jamás hubieran aceptado como normal a semejantes torpes mentales, sin por lo menos, mantenerlos apartados de la normalidad en que vivía esa mal llamada sociedad.
 
Se vinieron desgastando de tal forma que hoy lo que tienen como valor, es la estupidez que ventilan  y se hace ridícula, como para concebir que puede ser aceptada por pensantes que manipulan, con propuestas anormales.
 
Pareciera que la desfachatez no tiene límites, crece en la medida que la impotencia los va develando y lo anormal es en su estado de enfermedad, como una costumbre heredada de una estructura que los preparo para ser estúpidos, aun en los momentos más vistosos de solemnidad se ven con retraso mental estructurales.
 
Están vestidos como nos hacían creer vestía la decencia, se ponen corbatas y palto; se bajan de grandes carros y ante los ojos de los que siempre fuimos pobres se ven imponentes: hasta que abren su cochina boca para vomitar odio, sin razonar ninguna forma fonética que nos demuestre que sus verdades, no son más que mentiras sin fundamento que no resisten un razonamiento, sin que se caigan por su propio peso.
 
Si tuviéramos que enumerar sus errores, solamente en estos 12 años de revolución; confirmaríamos que su torpeza viene creciendo con mayor fuerza, por la desesperación de saber, que de aquí en adelante no van a encontrar nada distinto a sus locuras anarquistas, para tratar de sacar beneficio de las conductas que estamos manteniendo, a pesar de las provocaciones y confirmamos que no hay nada que temer, a excepción de estar pendiente, que sus falta de respeto, no despierten la conducta de la fiera herida, que no acepte actitudes antidemocráticas, que no dejan de ser, solo amenazas para entorpecer la fluidez del proyecto   
 
Vamos a seguirle los pasos, para evitar que las generaciones futuras, sigan viendo sus deformes conductas como virtudes, aupadas por unos medios que hacen de la deshonestidad un prurito, que en nada benefician el futuro de una patria socialista, llena de esfuerzos que recuperaremos para nuestros hijos, que serán herederos de las glorias de nuestros libertadores, que hoy están convertidas en PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
 
HAZTE CONCIENCIA.

machucamelo@cantv.net




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1686 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a117962.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO