Tackles Política Adentro

Un viaje por Guárico y Anzoátegui

De antemano pido disculpas, por introducir este artículo, con un tema particular, pero es que la política, está metida hasta en el tuétano de todas las familias, no sólo de los venezolanos y venezolanas, sino también de todo el mundo. Yo, particularmente no me gusta viajar, pero por decisión unánime del resto de la familia, no me quedó otra alternativa que acompañarlos. El 2 de enero, partimos rumbo hacía el sombrero, donde compartimos un torneo de dominó familiar. El 3 de enero partimos rumbo a Anaco, pero llegando a Valle de La Pascua, me equivoqué de vía, tenía que cruzar vía Zaraza y seguí derecho vía Pariaguán. Por todo ese trayecto, entró en juego la política, a pesar de que en el vehículo íbamos 4 adultos chavistas radicales, el único que justificó al Gobierno Regional, fue este humilde servidor, los otros tres, es decir mi esposa, una hija y un yerno militar por cierto, decían que por culpa de los gobernadores, alcaldes y concejales, a quienes no les duele el pueblo, nuestro Presidente Chávez, podría perder este 2012, y se preguntaban: ¿Cómo es posible, que en Guárico y Anzoátegui, desde 11 años para acá, han llegado puros gobernadores y alcaldes de la revolución, y esas carreteras tienen más de 20 años que no le hacen nada. El pueblo sabe que la culpa no es de Chávez, sino de todos nosotros, el pueblo entero, que no queremos asimilar por completo, que el verdadero poder democrático, reside en nosotros debidamente organizados como poder popular comunal. ¿Qué estamos esperando, que nuestra revolución se debilite dentro 30 años más; tal cual se debilitó la supuesta democracia dizque representativa? Por cierto, regresar a ese sistema, es sadomasoquismo. O es que los miles de torturados, desaparecidos, masacrados, incluso la inseguridad que hoy tenemos, es producto de las malas políticas del pasado. Bueno, el llamado lo hago para William Tarek y Luis Gallardo, pónganse de acuerdo con el Ministro Garcés, en Anaco por ejemplo, el alcalde Francisco (Frasso) Solórzano, está haciendo populismo con la planta de asfalto Che Guevara. ¡Ah! Y otra cosa. Este alcalde se cree Hugo Chávez. Lo imita en mímicas, muecas, modales, etc. Se parece a un Antonio Ledesma cualquiera, tratando de imitar al desaparecido CAP, quien se fue con la cabuya en la pata. Con retóricas e imitaciones, no se hace socialismo municipal.

El Abuso en los derechos constitucionales

Ese decir, que tienen los opositores de asegurar, que el derecho de uno termina cuando comienza el derecho del otro. Eso denota separatismo, individualismo puro. Lógico, dividir para triunfar. Los derechos constitucionales, en una democracia socialista, debe ser iguales para todos. No deben existir privilegios, ni prebendas para nadie. Somos o no somos. Ese debe ser el dilema socialista bolivariano. Ya basta de seguir cometiendo los errores del pasado, la oposición recalcitrante, acusa a nuestra revolución de retrógrada, imitadores del socialismo histórico fracasado, y cuando ven que vamos por buen sendero, entonces nos acusan de populistas, porque para ellos el capitalismo es vida y el socialismo es muerte.

¿Cuando un político capitalista, ha procurado la mayor suma de felicidad posible a un pobre? En honor a la verdad, nunca se vio. Cuando ayudaban a alguien, era porque pertenecía a la familia de ellos, o simplemente ayudaban a los caimanes del mismo caño. En cambio, un político socialista, antes de pensar en sí mismo y en sus más allegados, primero piensa en los demás, sólo le importa el nivel de necesidad, de quienes hay que socorrer primero. Que ningún alcalde o gobernador, lo ha hecho. Tienen que revisarse, porque le están haciendo un tremendo daño político, al sistema que todos queremos impulsar. Si las elecciones de gobernadores, diputados regionales, alcaldes y concejales, se realizaran conjuntamente con la presidencial en el 2012, más de un candidato perdería por voto castigo, menos el Presidente Chávez, sus votos más bien siguen aumentando, y lo digo no por sentimientos triunfalistas, sino por los frutos que sus gestiones de gobierno producen, desde Miraflores con sus Ministros. ¿Por qué los gobernadores, diputados regionales, alcaldes y concejales, no se incorporan a ese plan nacional?

La FANB, cuyos miembros no son políticos, y están contribuyendo con el desarrollo integral, a la final, ¿Quiénes se benefician indirectamente en lo político, de esas arduas contribuciones que ejecutan los miembros de la FANB? Lógico que beneficia a todos los funcionarios de elección popular, que van por sus reelecciones.

Aquí es donde la contraloría social, entra en juego, nosotros mismo, la base del PSUV, tenemos que tener libre albedrío, para revocar el mandato de un funcionario público de elección popular, que no cubra las expectativas del pueblo. Que se haya desviado del verdadero propósito socialista, no tiene sentido que nuestro Partido Político, cometa los mismos errores de los partidos opositores. Debemos ejercer el poder popular en todos los ámbitos. Y en nuestro PSUV más todavía. Perdónenme si difiero de lealtad partidista, pero una cosa es ser recto, honesto, correcto, transparente, incorruptible y otra cosa es ser masoquista. O sea luchamos contra la perversidad política, pero tenemos a los perversos políticos dirigiéndonos en la función pública. Me entienden lo que quiero expresar. Los chavistas radicales, aprendimos a ver la política como un medio para conseguir el objetivo de lucha de clases políticas y no sociales. En lo social debemos ser iguales, mas no en lo político. Hasta la próxima.

yjmosqueda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1551 veces.



Ysaac Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor