A superar los “golpes de pecho”

Radicalicemos la revolución: Que ordene el Poder Popular

Ya no debe quedar más dudas: El 26 de septiembre pasado es tal vez el punto de inflexión más importante del proceso de cambios sociopolíticos que experimenta nuestro país desde hace once años; ese que indica que se requiere dar un envión que haga irreversible por siempre los avances democratizadores conquistados, no sin derramar su sangre, por el pueblo venezolano bajo un liderazgo que aunque continuando el camino trazado en el Proyecto Simón Bolívar, debe ahora sí escuchar con más atención y a ese pueblo y gobernar obedeciéndolo.
Dos meses después de las elecciones parlamentarias del 26-S, los hechos políticos confirman lo que sostienen analistas como José Vicente Rangel, cuando dice que no sólo la revolución es permanente, sino también lo es la contrarrevolución. Y ninguna verdad parece haber quedado más expuesta a la comprobación por parte de la opinión publica nacional que ésta; cuando una oposición agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), envalentonada por una victoria electoral importante, no se puede negar, pierde las perspectivas y actúa como si realmente la Revolución Bolivariana estuviese al borde de su descalabro total.

Pero lo que si parece cierto, es que de no aplicarse correctivos radicales la continuidad de la revolución bolivariana estará seriamente amenazada; debiéndose pasar de los golpes de pecho a la toma de medidas concretas que, en principio, detengan el deslave electoral que han venido sufriendo as fuerzas bolivarianas, principalmente el Partido Socialista Unido de Venezuela, y que a mediano plazo dote a esta de un liderazgo colectivo y de un verdadero poder popular, en este último caso, nos referimos a un poder popular no mediatizado, como pretende la burocracia pesuveca: sin autonomía. Y ellos es así porque aquel es el sepulturero real del burocratismo, de la ineficiencia, de la pusilanimidad y de la traición.

Mientras que otras revoluciones han instaurado los tribunales populares, y aquí se ha experimentado con un no muy plausible, por sus magros resultados, parlamentarismo de calle, el momento político indicaría que se debe pasar a un nuevo estadio de participación protagónica, de más elevada calidad política y ética; y ellos sólo será posible si son los que verdaderamente resienten el retroceso de la revolución bolivariana los que toman la batuta, que no son otros que, como dijo Marx, sí tienen mucho que perder; y que en nuestro caso además de “las cadenas de la explotación”, también las cadenas de la exclusión en todos los órdenes; y que en esta primera etapa de 11 años, la burocracia ineficiente ha pretendido perpetuarla en el plano de la participación protagónica, ello en razón de que temen con horror a sus sepultureros: el pueblo organizado, los movimientos sociales movilizados y vigilantes, y mejor aún: con la fuerza moral que poseen suficientemente para que los gobernantes le obedezcan.

Fuerza moral, por cierto, que sólo la da la realidad misma todos los días: pues son los trabajadores manuales e intelectuales, los campesinos, nuestras soldados patriotas y bolivarianos, quienes día a día garantizan la continuidad de la Patria, con su trabajo, con su creación de bienestar material y espiritual para todos y todas, y porque, en el caso de nuestra FAN, duermen día a día con la pupila insomne para velar por nuestra integridad territorial y nuestra soberanía nacional., ante un imperialismo norteamericano que la acecha las 24 horas del día y que espera algún descuido para darle el zarpazo mortal.

Llegó pues la hora de, cómo bien dice el presidente Chávez, “ir a la raíz”, parafraseando al Apóstol cubano, José Martí, es decir de la radicalización de la Revolución Bolivariana. Pues bien radicalicemos la Revolución Bolivariana: Que ordene el poder popular y los demás obedezcan.

*Integrante del Consejo central de Movimiento Social de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC)

elpeatonalter@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1369 veces.



Carlos Machado Villanueva*

Integrante del Movimiento Social de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC).

 mov.soc.mac@gmail.com

Visite el perfil de Carlos Machado Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: