El papel de las apéndices cecales

Cuidado si estamos pagando con Nóbrega culpas que no le pertenecen. Ahora pienso que esos profesionales, encursillados por el IESA, no tienen capacidad propia para semejantes estrategias imperiales financieras y protectivas de la moneda verde.

En Venezuela todo es importado , hasta el petróleo de *su? subsuelo, habida cuenta que pagamos mucho know how para su prospección, exploración, extracción, bombeo, gasificación, bendición, extracción,donación y enajenación, además de importar hasta los hábitos de defecación.

Hay una teoría, o más bien una hipótesis no clínica, según la cual los apéndices cecales que suelen liquidar a sus portadores (hombres, mujeres, monos y algunos roedores) si esas se les infesta de detritus, es un caso de atrofia o disfunción intestinal, por evolución darwiniana .

Explican los Psicólogos y Veterinarios (ojo, no los médicos de humanos porque estos se hacen los lerdos), explican que en condiciones demográficamente mayoritarias tales apéndices son reminiscencias de nuestros más remotos y más primitivos antecesores,, aquellos a los que solía naturalmente bifurcárseles asimétricamente el intestino delgado: uno de mayor calibre que el su gemelo con una función común: almacén elástico de los excedentes secundarios de la digestión aunque para diferentes destinatarios.

El intestino grueso principal c, según la hipótesis, está encargado de comunicarse con el mundo exterior de manera objetiva y blandopalpable, y el intestino *subgrueso*, más grueso que el delgado convencional, aunque más delgado que el grueso de resonancias conocidas. Este segundo conducto fecal y que se dirigía hacia el cielo en paralelo con la médula espinal y con desembocadura en la poceta hoy llamada cabeza o capitel o capital, para alimentar dosificadamente y rellenar tantas mentes como pertenecieran a ese oscuro y lejano pasado cavernícola, y cuyos descendientes hoy se les conoce como DEVALUACIONISTAS , eufemismo de economistas o dolaristas.

Pero hay, pero hay un responsable prioritario, cuyo nombre no quiero escribir por razones obvias,y no es casualmente ERGÜE.

Parece que definitivamente Venezuela cambió, y no precisamente de dueño: ahora el gobierno sólo comparte y premia a sus incondicionales microcéfalos, y con un apego y reconocimiento directamente proporcional a la genuflexión. La diferencia radical, radical, radical, es que antes desaparecían a los opositores, a los pensantes, a los analistas, a quienes les llevaran la contraria hasta en desaguisados y sus errores, y ahora y por ahora se limitan a ignorarlos.

No otra inferencia se desprende del caso devaluación, un asunto de interés nacional que involucra a todos, negros, indios, mestizos, catiritos, hedionditos, perfumaditos puticos, gayitos, mariquitos, etc. , y sin embargo termina privando la orden del imperio y de su máximo representante en esta COLONIA, COLONIA, COLONIA. Este nombre epónimo alude también al perfume expelido por esa proyección de escuálida apéndice .


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2719 veces.



Manuel Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas