Creatividad escasa

Vamos por partes. El discurso que más han cacareado los líderes de la
oposición al Gobierno de Chávez, es que no funcionan las instituciones,
que los poderes no son independientes.

Y es que desde el 10 de diciembre de 2001 mucha es el agua turbia y
torrentosa que ha corrido. Uno ve hacia atrás y vuelve la cara
rapidito, no vaya a ser que le salpique la inmundicia en los ojos. Uno
mira hacia atrás y no entiende como hemos aguantado tanta traición
junta. Tanta taquicardia colectiva.

Los señores de la oposición empezaron aquel 10 protestando contra los
decretos de la Ley Habilitante, específicamente contra la emblemática
Ley de Tierras. Luego nos "robaron" aquel mes de abril, y lo que
comenzó con una protesta en nombre de la "libertad", aderezada con
meritocracia, terminó en un golpe de Estado muy bien cocinado. De ahí
en adelante se empezaron a repetir las consignas a falta de desplantes
gubernamentales. La letanía de la independencia de los poderes se
volvió un ritornelo desesperante. Se repitió hasta la saciedad que
Chávez es un tirano, dictador, autócrata, etc. Que en Venezuela no hay
democracia si no una dictadura. Hasta ahí vamos bien. Hastiados pero
bien.

Pero uno de los poderes le tenía una bien escondidita al país (al pro y
al anti, a todos). El TSJ falló a favor de los líderes del Golpe de
Estado. De ahí en adelante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo
de Justicia (TSJ) no ha parado de dictar sentencias "a favor" de la
corriente raquítica. Un pequeño vistazo a la página web del máximo
tribunal nos la pone juntitas, nada más las de noviembre. El 20/11/02
anuló los artículos 89 y 90 de la Ley de Tierras. 14/11/02: declarada
inadmisible la solicitud de revisión interpuesta contra la decisión de
dejar libres y felices conspirando en las plazas a los líderes del
Golpe de Estado. 12/11/02: Declarada sin lugar la apelación interpuesta
contra la sentencia de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial
Penal del Area Metropolitana (caso Puente Llaguno). Y otras 2.945
decisiones de la Sala Constitucional de un total general de 6.496 en lo
que va de año. Una pelusa. El librito azul se las trae.

¿Y la oposición que? Loas al TSJ. "Salvo la rata de Iván Rincón, a ese
lo tenemos a punta de cacerolas", dice un estirado y ya poco creativo
copete. Felices en aquel mar de decisiones "ajustadas a derecho". Hasta
la de hoy. Ese mismo TSJ decidió ponerle fin al festín del CNE. A la
estupidez de pretender llamar a un referéndum con un organismo
electoral desprestigiado, chucuto, ilegítimo. Las urracas parlanchinas
ya empezaron su trinar. Aunque se han ido quedando sin consignas, tanto
así que se las roban. Hasta Alí Primera se oyó en estos días en la
Plaza Francia. Vaya osadía.

Lo cierto es que debemos prepararnos, llenarnos paciencia para ver como
se cambian el casete y observar como Asdrúbal Aguiar parte raudo y
veloz hacia la quimera del norte. Para decir, otra vez, que no hay
equilibrio de poderes. El rodaje sigue con un novísimo instrumento de
lucha: paro "indefinido" de tres días. El segundo "paro de fin de
semana largo". El último del año. Digo, la creatividad escasea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2292 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a1126.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO