Estoicismo en el debate y desleal en la acción

Una vez más se ha podido palpar la deslealtad de muchos anónimos revolucionarios que permanecen en las filas del proceso revolucionario, y que a veces su silencio a los planteamientos revolucionario es interpretado como aprobatorio. Sin embargo se debemos analizar el fenómeno, el por qué algunos prefieren el chantaje de condicionar su permanencia a la imposición de sus ideas sin buscar el consenso; otros se quedan asintiendo con poses, ademanes e indumentarias fingidas los principios que rigen el proceso revolucionario. ¿Acaso no es mejor expresar internamente las dudas desacuerdo y contradicciones que podamos observar?

En las pasadas elecciones parlamentarias se ha manifestado la tesis: Hay estoicismo en el debate y deslealtad en la acción, es decir muchos de nuestros camaradas asisten a reuniones y actos de masas no fueron a votar. El fenómeno es complejo y digno de analizar en un estudio más profundo que podría ser una modesta monografía. Los desacuerdos y desencuentros en grupos sociales han sido estudiados y analizado en sus causas y efectos. En literatura de psicología social se asegura que miembros de grupos: familias, clubes sociales, deportivos, políticos etc tienen intereses y puntos de vistas diversos, pero siempre habrá un guía o líder que los dirija y unifique las diferencias. El fomento del sentido de pertenencia y la satisfacción de intereses profundiza los niveles de lealtad en los grupos.

Ahora como en ningún otro momento de la historia venezolana, existen y se promueven diversos mecanismo de participación, donde los niveles de comunicación están magnificado con el libre acceso y democratización de la Internet y Tecnología de la Información y Comunicación (TIC), el concepto de gobierno virtual, las asambleas de consejos comunales entre otras que permite la participación el disenso, la negociación, la persuasión sin imposición, el respeto a la opinión ajena hasta la irreverencia en el debate, pero teniendo presente la lealtad en la acción, lo contrario es una cobarde y vil traición al grupo. La lealtad en grupos como la familia esta sugerida incluso en normativas penales cuando se establece que nadie podrá declarar en contra de un pariente cercano en grados de consanguinidad. Otro ejemplo de lealtad se observa en las religiones, y en nuestro país la libertad de cultos no ha impedido que la gran mayoría de los venezolanos permanezcamos fieles la Iglesia Católica.

Qué sucedió el 26-S para que a pesar de diferencias, contradicciones normales y sanas, nuestras fallas nuestros ensayos fallidos que pueden ser perfectibles, un importante número de miembros del partido no nos hayan acompañado en tan importante jornada.

No queda otra que una revisión sincera, no revisión tipo saludo a la bandera sin ir al fondo o como la orden que se acata pero no se cumple. Revisión que plantee ser leal e exigir lealtad, un viejo camarada y amigo de lucha: Luis Beltrán Pérez del acervo de su sapiencia en una oportunidad lo describió: La moral y ética de los grupos esta basada en: Honestidad, Generosidad, Valentía y Lealtad, cualidades que reúne nuestro máximo líder.


chavezomar2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1027 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109624.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO