Ecuador: La callada perdedora de la VI Conferencia Hemisférica de Ministros de Defensa

El otro "Daño colateral"

Ante el extraño mutis de los mass media locales y latinoamericanos, que aún no se atreven a ponerle el cascabel al gato y preguntar 'qué pasó, pues' en esta cumbre con los análisis de los pragmáticos académicos criollos que entrevistaron hasta la saturación durante estos años; y, sobre todo, ante el silencio sepulcral de los propios académicos del orden ante lo ocurrido, sostenemos que, además de Mr. Rumsfeld, el 'halcón' del Departamento de Defensa de los EEUU y Alvaro Uribe de Colombia, la gran fracasada en la reciente VI cumbre hemisférica de Ministros de la Defensa cumplida en Quito, fue la 'intelligentsia' neo-conservadora y los editorialistas mediáticos de Washington (Oppenheimer, Montaner y otros) y del país, al igual que la academia 'progre' (tan católica, tan andina, y tan latinoamericana) y los Expertos en 'seguridad hemisférica', 'Libros Blancos' y 'relaciones cívico-militares' que pululan a través de fundaciones, ONG's y proyectos en nuestro país.

Los resultados prácticos de esta Cumbre, permiten vislumbrar que no solo EEUU y Colombia fracasaron, sino que hay un tercer perdedor: la 'escuela académica' criolla que, asentada en varios de los más notables centros de estudio superior afincados en Quito, durante estos años nos invadió la vista con repetitivas tesis pragmáticas en horario triple A y en los programas de 'análisis' televisivo.

Fue derrotada, por Brasil, Venezuela, Argentina y el bloque sudamericano, no solo la soberbia postura estadounidense y colombiana, sino esa 'escuela del saber' que como 'la niña de sus ojos' era recibida en todos los set de la televisión parroquial que tenemos, para hacer del 'análisis coyuntural' círculo iniciático y pontificar sobre todos los temas habidos y por haber. Esa escuela que en las columnas y entrevistas que todo diario que se precie de tal, repetía al país y en una buena parte del continente -palabras más, palabras menos- que 'es una locura oponerse a la agenda hemisférica de los EEUU en la OEA, las cumbres hemisféricas, el ALCA y la Seguridad', todo en nombre de un pragmatismo analítico sobre una realidad continental y nacional que -a partir de hoy- se les fue de las manos.

Los resultados macro-políticos y el 'inesperado' desenlace geopolítico de la reciente VI Conferencia, le significó una dura derrota a la academia Light ecuatoriana que, en los últimos años, se hiciera 'experta' en cabildeos, proyectos y generación de pequeños espacios de poder en la OEA y las estructuras locales gubernamentales (en calidad de ex-izquierdistas como asesores 'geoestratégicos' de Lucio Gutiérrez) o del Ministerio de Defensa, en nombre de la tantas veces fantasmal y manoseada 'sociedad civil'.

Si se releen, por ejemplo, las posturas del académico General Oswaldo Jarrín, se entenderá mejor el peso de la derrota de esa intelectualidad que no conocía más hipótesis de la realidad, que las aprendidas en los centros académicos de EEUU. Las respuestas dadas por éste en una entrevista a diario El Comercio, el primer día de la Cumbre, ya evidenciaban que 'meaba fuera de pilche' (estar desubicado en lenguaje ecuatoriano) y que manejaba solamente los conceptos formalistas de la agenda hemisférica configurada en gran parte por la lógica de Washington. Su editorial posterior a la cumbre militar, aparecido en diario 'El Universo', no podía ser más elocuente: exhibía la amargura del derrotado. Seguramente porque las tesis de los 'académicos' conservadores no se cumplieron ni siquiera en un 0.2% en esta cumbre, en sus análisis posteriores aparecidos en los mass media, empezaron a 'desquitarse' criticando como 'error' (¿del gigante Brasil y los otros países sudamericanos?) el no intervenir 'en auxilio' de Colombia.

Habría que decir que a su pobreza social, política y económica, el Ecuador suma pobreza intelectual en sus elites.

Por andar preocupados, como estaban y están, en lanzar diariamente sus puntillazos intelectuales contra Chávez, 'el dictador populista' como la academia andina, católica y latinoamericana 'tan progre' que tenemos no se ha cansado de repetir, tesis que, por lo demás, no lleva innovación alguna que permita entender las nuevas dinámicas de Sudamérica; y por estar preocupados, al igual que la miope 'intelectualidad de izquierda' que padecemos, en sólo encontrarle 'las costuras' a los complejos procesos latinoamericanos, en remarcar las 'limitaciones' de Kirchner, las 'inconsistencias' de Lula, el 'populismo' de Chávez y las 'oscuridades' de Torrijos, NO fueron capaces de adivinar en sus intelectuales 'bolas de cristal', sus 'análisis de escenarios' y demás 'herramientas del saber', qué pasaría con sus propias tesis y en sus propias narices en la VI Conferencia Hemisférica Militar, pues jamás tomaron en cuenta en sus trabajos y entrevistas, el inocultable cambio en la correlación de fuerzas política en Sudamérica, incluido el mundo militar. Preocupados en pensar desde el lente académico estadounidense, o europeo, estos seis años no se comidieron en mirar, aunque sea para alertar en su contra, al iceberg político que emergía en el sur de América Latina, ni se dieron tiempo para observar, ya que sería imposible pedir a la intelectualidad light 'participar', los procesos de Kirchner, Lula, Tabaré, Chávez, Torrijos, Bolivia, Paraguay y otros.

Hay que decirlo con claridad, así se disgusten, nos corten el saludo ecuatorial o nos prohíban el préstamo de sus impecables salas, locales académicos y modernas aulas universitarias para eventos futuros: Los centros académicos del paisito, los 'Proyectos' Cívico-Militares y la Light intelectualidad neo-conservadora de América Latina, fracasaron estrepitosamente en esta Cumbre Hemisférica.

Finalmente, ya fuera del tema de la farándula intelectual que padecemos en Ecuador, queremos compartir una tesis:

Al ser derrotado -parcial y temporalmente- los EEUU en esta cumbre, como ayer le sucediera en el plano comercial y económico en las cumbres de Miami y Cancún con el ALCA y la OMC, nos permitimos vislumbrar que la salida que preparará en el tema hemisférico de la 'Seguridad', será la aplicación (pragmática, en eso son expertos) de 'los TLC militares'.

Nos explicamos: si les falló la 'arquitectura continental de seguridad hemisférica' (el ALCA militar) imaginada para la VI Cumbre de Quito, y dado que el 2006 la siguiente VII Cumbre tendrá como sede a Nicaragua, posiblemente con gobierno sandinista y con un bloque sudamericano más consolidado, EEUU intentará aplicar 'arquitecturas sub-regionales' (tan del gusto de los académicos criollos), así como ahondar el bilateralismo militar o presionar por 'tratados trilaterales militares' con países débiles o grupos de regímenes alineados (la Colombia de Uribe, el Perú de Toledo, quizá el Ecuador de Gutiérrez, y uno que otro de los apocados gobiernos centroamericanos).

Por allí puede venir la siguiente jugada táctico-estratégica de la Administración Bush, que no va a quedarse con las manos cruzadas, buscando resarcirse de la golpiza brasileña y 'sudaca', recibida en Quito.

Porque saben que, en bloque, América Latina puede vencerlos otra vez, desde hoy en adelante, los EEUU podrían adelantar la estrategia de ahondar los 'TLC' militares en las 'sub-regiones' del continente latinoamericano. La subregionalidad es el eslabón débil del proceso latinoamericano de unidad en bloque, preparado para el 9 de diciembre. Por allí los gringos intentarán abrir sus famosas 'ventanas de oportunidad'.


(*) Alexis Ponce pertenece a la APDH del Ecuador.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1825 veces.



Alexis Ponce(*). Argenpress.info

Defensor de Derechos Humanos. Ecuatoriano, hombre feminista y columnista de Mujeres Contando.

 alexisponce.b@gmail.com      @alexisponceB612

Visite el perfil de Alexis Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas