Henry pusiste la mousse au chocolat

MARIFER POPOF
carolachavez.blogspot.com

En este país, definitivamente, no se puede ejecutar una estrategia de manipulación planeada por minuciosos y extranjeros expertos en el engaño masivo, sin que salga un politicucho y se lleve meses de arduo y sacrificado trabajo en los cuernos de su estupidez.

Sí, Henry, es contigo y ahora me vas a escuchar, a mí: Marifer Popof, presidenta del frente de damas indignadas con todo lo que haga el gobierno, y desde esta semana, de todo lo que hagas tú.

Cómo es posible que después de habernos visto subir cerros, abrazar a esos tierrudos sin ningún tipo de protección, porque como debes saber no hay guantes de látex cuerpo entero y si los hubiese esa gentuza notaría el rechazo que intentamos, al menos durante la campaña, disimular. Nos viste tragarnos la grima y besar niños mocosos que huelen a niños mocosos. Nos viste torturar nuestra sed de Evian con refrescos de piña, parchita, uva y otros sabores abominables para no desentonar. Nos vistes lucir nuestras ensayadísimas sonrisas para una foto que inmortalizaría nuestra desfachatez, que consolidaría nuestra victoria, pero nooo, tú no podías quedarte callado…

Tenías que contar el final de la película sin dejarnos siquiera disfrutar del pop corn. Justo cuando rematábamos el engaño con nuestro mensaje de amor, paz y pluralidad, escrito en tinta asquerosamente roja, roja “Es Ahora”, porque era ahora, adeco gafo, era ahora o nunca y tú abriste tu bocota…

Sí, nosotros, los mismos cuatro gatos de siempre, aquí entre nos, tenemos claro por qué queremos llegar a la Asamblea Nacional, jamás torcimos el rumbo ni cambiamos el objetivo. Nosotros nunca dudamos, pero teníamos que sembrar la duda y confundir a esa gentica, jurarles en vano que los queremos, que no somos golpistas, que sólo firmamos una lista de invitados a la fiesta de Carmona, que creemos en la democracia y que no vamos a tocar ni un solo pelo –chicharrón ¡qué horror!– del petrodictador que los adoctrinó con burundanga espolvoreada en esos pollos baratos que les venden en pudreval. Y lo estábamos logrando, Henry, pero noooo…

Es que “la unidad” no es más que un rissotto con mango. Si no, dime por qué la pobre Maricori debe sufrir a ese gordito horrendo pegado a ella como una mala sombra, dime por qué la gente como yo debe padecer las consecuencias de lo que haga gente como tú, Ramos Allup, gentuza capaz de celebrar el aniversario de vida de un partido difunto, cuyo cadáver fue devorado, años ha, por un repugnante chiripero del que sólo quedan escombros políticos disfrazados de la Mesa de Unidad, de la pluralidad, del amor, la paz y la mentira casi perfecta… y fuera Chávez…

Pero tú, Ramos Allup, tuviste que abrir la boca y poner la mousse au chocolat.

tongorocho@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3232 veces.



Carola Chávez

Periodista y escritora. Autora del libro "Qué pena con ese señor" y co-editora del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". carolachavez.wordpress.com

 tongorocho@gmail.com      @tongorocho

Visite el perfil de Carola Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carola Chávez

Carola Chávez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas