De pulperos y pillos

En medio del debate político generado por la discusión del proyecto de la
Constitución presentada por el comandante Chávez al pueblo y a la Asamblea
Nacional Constituyente, el transfuga del marxismo, hoy convertido en el paladín
de la empresa privada y el neoliberalismo, profesor Emeterio Gómez, en su
columna de El Nazional, al tiempo que afirmaba la inevitabilidad del curso
socialista de la revolución bolivariana por los presupuestos políticos y
económicos de sus ideas, calificaba de ‘pulperos” a la burguesía venezolana
por su demostrada incapacidad para desarrollar plenamente el Capitalismo en
Venezuela y por convertirse en una costra parasitaria que vivía de su relación
privilegiada con el Estado y su renta petrolera.

Los 11 años de revolución bolivariano han confirmado en ambos sentidos las
aseveraciones de este profesor de la U.CV, tanto en el carácter socialista que
define hoy el curso de la revolución nacida del “árbol de las tres raíces”,
como por el desenmascaramiento de la llamada burguesía venezolana, como un grupo
de directivos delincuentes, gerentes incapaces, administradores fraudulentos y
patronos violadores de las leyes laborales, cuyas fortunas solo pueden
explicarse por el sistema de complicidades creados por sus partidos AD y Copei
para servir a tales intereses.

No existe una “burguesía honesta” y una “burguesía deshonesta”, porque la
naturaleza de la explotación burguesa de los trabajadores y las trabajadoras, el
aprovechamiento de los fondos públicos a favor de sus intereses y la imposición
de leyes económicas, financieras e impositivas a favor de sus negocios, es una
práctica inmanente a todo sistema capitalista en todas partes y en todo tiempo,
aunque, en lo personal, existan individualidades burguesas con actitudes de
honestidad personal en su comportamiento social y político.

El paulatino desmantelamiento del sistema bancario, bursátil y de seguros
privado del país, base fundamental del andamiaje capitalista venezolano, ha
venido confirmado las despectivas calificaciones dadas a la burguesía de
Venezuela por su nuevo ideólogo, el profesor Emeterio Gómez, al estarse
descubriendo el entramado de negocios ilegales, fraudulentos y delictivos
alrededor del cual gira el control que unos pocos grupos económicos
tienwen sobre parte importante de la riqueza del país, que ellos no producían,
pero que se apropiaban mediante la utilización el sistema financiero como
centrifuga para la fuga de capitales, concentración crediticia en sus empresas
asociadas, especulación con el valor interno de las divisas y la adquisición de
empresas y bienes con el dinero que el Estado y los ahorristas mantenían en el
sistema bancario.

Mezherane, Zuloaga, Fernández Barrueco y tantos otros “pulperos y pillos”
confirman que en este país no hay lugar para una alianza de clases propietarias
con el Estado y los trabajadores para construir un modelo económico y político
de transición al Socialismo, sino que el Estado, en comprensión de las
condiciones concretas del desarrollo del modelo capitalista venezolano y
aprendiendo de las múltiples experiencias de la construcción de Socialismo,
debe aceptar y apoyar, en el largo proceso de la transición que hemos iniciado,
a la pequeña y mediana propiedad privada agrícola, industrial,
comercial, artesanal y familiar, bajo reglas claras y sostenidas de ganancia y
aporte social y, fortaleciendo y consolidando el desarrollo de las empresas de
propiedad social, dinamizando su papel como factor de promoción y planificación
del nacimiento de una economía social robusta, productiva, democrática y con
Justicia, que de bienestar y seguridad a toda la sociedad.

Esa burguesía “nacional” de “pulperos y pillos”, seguirá descomponiéndose en la
medida en que sigamos desenmascarando sus turbios negocios y, que sus gerentes y
prestanombres sean evidenciados como lo que son: vulgares delincuentes de
“cuello blanco” al servicio del gran capital; por lo que, con apego al Derecho y
a la Justicia, ejerciendo la supremacía moral de la revolución bolivariana
sobre sus enemigos de clase, avanzaremos indetenibles hacia la edificación del
Estado Democrático y Social de Derecho y Justicia y la construcción de la
sociedad de los Justos: El Socialismo.


yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 996 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a105445.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO