La historia insepulta de Guillermo Morón

Las vulgares y despreciables calificaciones vertidas por el “hecha cuento” de la vieja "historia oficial", Guillermo Morón, en el programa “Dialogo con..”, en contra de la generala Manuela Saenz, es una confirmatoria del profundo odio y resentimiento del mundo intelectual y académico de la Cuarta República en contra de los procesos de cambios que se viven en Venezuela y Nuestra América motivados, no solo por haber perdido el monopolio de la interpretación del proceso histórico concreto venezolano sino, especialmente, por haber sido puesto
al descubierto como verdaderos tergiversadores de los hechos históricos que fundaron nuestra nacionalidad.

Me encuentro entre quienes se apasionaron en sus tiempos de la Escuela Primaria con los relatos de las heroicas batallas de nuestro primeros libertadores y vivieron con pasión los “debates escolares”, realizados ante la mirada  escrutadora de nuestros extraordinarios maestros y maestras, teniendo como fundamento la visión de tales hechos recogidos en los libros de textos de los “erúditos” de nuestra historia: Guillermo Morón, y J.M. Siso Martínez.

Cada fecha previa al calendario patriótico venezolano, las aulas de nuestras escuelas se llenaban de dibujos de personajes, reproducciones de proclamas, narraciones de batallas, biografías, banderas e himnos, que terminaban colocadas sobre el fondo blanco y el recuadro tricolor de una cartelera, ubicada dentro o en la entrada del salón de clases, en la que la chiquillada estudiantil mostraba sus ardoroso amor por nuestra digna historia, narradas por estos personajes que nos ofrecían, en sus gruesos libros de textos, su particular e incontrastable visión de la la vida, ideas y obras de nuestro próceres civiles y militares.

Pero ya, cuando ingresamos al bachillerato en los años 70's, en medio de grandes conflictos sociales de nuestro país, América Latina y el resto del planeta, la llama orgullosa de nuestra patriótica formación comenzó a confrontarse con nuevas fuentes de conocimiento e interpretación de esa realidad, sea a través del acceso a otras fuentes bibliográficas (Brito Figueroa, J.R. Nuñez Tenorio, Luis Cipriano Rodriguez, Fidel Castro, Juan Bosch, entre otros) o, en la escuela de la temprana militancia en las organizaciones revolucionarias que todavía resistían en la Venezuela neocolonial el Estado de la dominación del imperialismo usamericano.

Fue allí precisamente donde comenzamos a confrontarnos con la historiografía de Guillermo Morón  y J. M. Siso Martínez, descubriendo sus contrabandos ideológicos y su carácter de instrumentos de la dominación burguesa-imperialista, basada en una concepción parcial, fraccionada y mediatizada del proceso histórico venezolano de los siglos XVI al XIX, construido desde el individualismo-protagonismo burgués, que excluye al pueblo como actor de su historia y la reivindicación de la modernidad burguesa como justificación civilizatoria de la conquista, explotación y genocidio de los pueblos originarios y los esclavizados africanos, así como la fatal subordinación de la nación venezolana al imperialismo usamericano.

Para la felicidad de esa generación, la mayoría de la cual milita con esta revolución bolivariana y socialista, el impulso liberador de las fuerzas del socialismo, (transitoriamente derrotadas por sus desviaciones burocrática-desarrollistas del “Socialismo Real”), el proceso de liberación de la mitad de la Humanidad del colonialismo en Africa y Asia y, el redescubrimiento de la riqueza política de la historia de la lucha de los pueblos de Nuestra América, terminó por provocar la ruptura epistemológica y, por ende, ideológica y política, con las concepciones historicistas  representadas por Guillermo Morón y los “sesudos intelectuales “ de la “Academia de la Historia”, desnudando su carácter de pensadores y arquitectos de la dominación y, hoy nos permitimos transitar, con nuestro predicador y maestro de la historia nacional, Hugo Chávez Frías, un nuevo camino liberador que nos conducirá a la reconstrucción del hilo histórico de nuestro proceso nacional, reivindicando a Simón Bolívar, Rodríguez, Ezequiel Zamora, a nuestra generala Manuela Saenz y tantos otros constructores y constructoras, hasta alcanzar la Patria de todos nuestros sueños: Nuestra América

yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2957 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a103904.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO