21 de septiembre: Día Mundial de la Paz

Quienes hoy tenemos la posibilidad de ser sujetos y actores de este nuevo ciclo histórico de gigantescos cambios en el planeta Tierra y en desarrollo de la Humanidad que, que  el desarrollo de las telecomunicaciones le da  una fuerza expansiva global y un efecto virtual sobre todos los espacios terrenales, debemos tener razones para sentirnos parte de un nuevo tiempo cuyo signo y evolución depende de la voluntad de los pueblos para imponer su voluntad de Paz.

Si la revolución industrial del siglo XIX y su modernidad capitalista bajo la égida de la burguesia,  irrumpió en el cerrado y bucólico mundo medieval para desarrollar, a niveles desconocidos, las fuerzas productivas, reorganizar la vida social y reordenar las relaciones entre los nacientes Estados nacionales, expandiendo el mercado más alla de los países europeos; las transformaciones que hoy vivimos son una continuidad contradictoria de los profundos cambios que se generaron en la ultima etapa histórica del dominio de los propietarios sobre el planeta Tierra y que ver surgir como actores politicos alternativo, un nuevos sujetos historicos, que estan ireremediablemente destinados  por las leyes del desarrollo historico, a enterrar a enterrar la dominación burguesa imperialista e iniciar la construcción de la sociedad de los Justos y la Felicidad de la Humanidad: EL Socialismo.

Esa teluridad sistémica global en el espacio de la politica, la ciencia, la economia, la cultura y, en general, en todos los espacios terrenales,  ha generado tremendos efectos en las relaciones dentro de los Estados y las sociedades, que la mantienen en permanente tensión y conflictividad, apenas controlado mediante los viejos mecanismos de control, manipulación y represión pero que, pese a todo, mantiene su fuerza eruptiva para hacer estallar “el final de la historia”, pensado por Fukuyama como destino occidental de la Humanidad.

Pero si los cambios de la Tierra se dieron en terminos de eras geológicas,  la Humanidad se fraccionaba  en la evolución antroplogica del "homos" y el dominio de los propietarios se definia por milenios y centurias; no haya duda que esta nueva etapa caracterizada por el agotamiento de la última clase propietaria dominante y por la rebelión de las realidades alternativas diversas y convergentes en el mundo contemporaneo, llevan a la Humanidad a un ciclo cada vez más corto de cambios que, inevitablemente, conduce a tensiones y confrontaciones mayores que hecen preveer el desarrollo de conflictos de globalizados en sus actores y repercusiones, en momentos en que el planeta Tierra es trágicamente despositario del mayor arsenal de su historia y con la fuerza mortífera y destructiva jamas conocida, que lleva a presumir, no en el advenimiento de  ”el fin de la historia” fikuyamista, sino en la desaparición de todo vestigio de existencia de seres vivos y de la enorme riqueza cultural  creada por el ser humano y sus antecesores en más de sesenta mil años.  

Los acontecimientos que hoy vivimos, no parecen presagiar otra cosa: una potencia imperial perversa pero herida de muerte, como son  los Estados Unidos,  decidida a inmolar al mundo y desaparecer con el,  si es possible, con tal de preserver su hergemonia, para se le permiter, se lanza al desarrollo de nuevas y más letales y destructivas sistemas de armas para la Tierra y el espacio exterior, expandiendo su establecimiento militar a todos los rincones del planeta, aumentando desmesurtadamente su pie de fuerza militar y lanzado demencialmente en aventuras militares sin causa ni victorias que mostrar.

Las Viejas portencias coloniles y las nuevas potencias alternativas, diagraman su mundo de influencias, asumiendo la inevitabilidas de la confrontación, fortaleciendo su aparato de Guerra, acumulando capacidad económica y científico-tecnica y atrayendo aliados para compensar la superioridad del imperialismo norteamericano, mientras que desparramada por el planeta Tierra, los paises de desarrollos medios y atrasados, tratan de descubrir su ubicación en este Nuevo mundo caático, convuls y amenazante, en donde, sin querer que suceda ni poder impedirlo, parecieran estar convocados para asistir a la vorágine de su destrucción junto al resto de la Humanidad o, para imponer el camino de luz que desarme la ira maldita de la maquinaria de guerra  para incidir sobre  cual será el camino de la Humanidad y su hermoso planeta azul en los próximos cinco mil años. (si es que sobrevivimos).

Solo la fuerza de la Humanidad toda, desprendida de su adhesión primigenia de los Estados, liberadas de los condicionamientos de las particularidades de sus desarrollo histórico-concreto, afirmada en su condición existencial de seres humanos pensantes e inteligentes y, soportada en el proceso civilizatorio sostenido en la fuerza moral acumulada y su manifiesto destino de Amor, Paz, Solidaridad y Progreso, podrá detener la fuerza terrorífica del imperialismo capitalista y materialista que hoy conduce a la Humanidad, como mancha de aceite, al camino de su destrucción.

El próximo 21 de septiembre, en ocasion del Dia Internacional de la Paz,  acordado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 7 de septiembre de 2001, mediante resolución 55/282, es una gran oportunidad para que todas las mujeres y los hombres de Buena Voluntad asumamos la defensa del Derecho a la Existencia de la Humanidad y a la Preservación de su  hermoso planeta Tierra, exigiendo de la Asamblea  General de las Naciones Unidas que se pronuncie, categóricamente, en contra de la  amenaza de Guerra Global que amenaza la Humanidad y y reafirme  la Paz como forma superior, necesaria, de la convivencia y sobrevivencia de la Humanidad.


yoelpmarcano@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3515 veces.



Yoel Perez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a85806.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO