Medios. Como se amarra el mañana

La política norteamericana es esencialmente la controversia y la aceptación de la controversia alimentada por los medios de comunicación. Cuantos mas medios hay mas diversos son los que manipulan esa información.

Esa información de la política estadounidense son factores relacionados entre si que la oposición local no puede manejar con ética periodística por lo tanto con los principios que requiere la libertad de información. Las nuevas revoluciones en Sudamérica y la decadencia del capitalismo y del imperio norteamericano se hallan en el origen de esta manipulada libertad de información. La renovada importancia política en América Latina coincide con la recesión económica y decadencia política de los Estados Unidos lo que hace imposible vivir en una sociedad audiovisual cuyo monopolio es controlado por las oligarquías quienes pretenden amarrar el mañana. Las opiniones vertidas en los medios sobre las guerras, las democracias revolucionarias, la justicia internacional no pueden ser difundidas honradamente. La gente no sabe si aplaudir o gemir.

Desde la invasión a Irak por George Bush padre en 1991 los medios norteamericanos especialmente CNN quien trasmitió en vivo y en directo la masacre de la coalición liderada por los EEUU con el permisivo visto bueno de la ONU los norteamericanos se arrogan el derecho a censurar la información, no es el único país que lo hace. Los medios siempre al servicio de la oposición oligarca liderados por sus propietarios establecen que los escándalos estallen antes debido a la información o después debido a la catástrofe. Ciertamente la manipulación de la información no basta para evitar la catástrofe como es el caso de los EEUU.

Jamás en América Latina y en ninguna época una opinión publica por informada que haya estado, lo que ha decir verdad casi nunca a ocurrido, ha contado en su seno con una masa lo bastante nutrida para hacer notoria la condenación de las arbitrariedades y abusos de la SIP en materia de información, y hacer de esta condenación un verdadero problema político en la región. Una opinión publica que se revela contra los monopolios informativos de la oligarquía representada en la SIP. Preocupada por la perdida de sus espacios políticos y económicos trasmitidos a través de los medios de información. La nueva tecnología en comunicación esta controlada directamente por los dueños de la electrónica patentada en los EEUU quienes ejercen control absoluto sobre ella por ser tecnología de punta usada por los militares. Así que tecnología instalada en las estaciones de radio, televisión o prensa es discutible. En la vida de los medios, la publicidad comercial es lo que mas interesa a los dueños. Los contratos con las trasnacionales automotrices, cosmetologicas, farmacéuticas, y la publicidad de licor y otros es lo que les da la tranquilidad económica. Situación favorable para manipular la verdadera información, originar caos social elemento indispensable para la guerra sucia promovida desde la SIP. No les interesa la información propiamente dicha esos espacios noticiosos son solo relleno y sirven exclusivamente para los intereses de la oligarquía y del capitalismo así se encuentre moribundo.

La revolución a través de la información es una de las mas graves dolencias de estos nuevos procesos. Sus logros no se difunden a plenitud, se estanca a revolución política y la revolución cultural situación aprovechada por la oposición local. Ponen en discusión el autentico poder legitimado por los pueblos una y otra vez en las urnas. Información que tiende a centrar la discusión entre dirigentes y dirigidos revelándose como medios de acción sobre los acontecimientos casi siempre modificándolos por intereses generados desde los EEUU. Los momentos críticos por los que los norteamericanos atraviesan son resumidos en el plano económico exclusivamente. Cuando todos sabemos que las guerras que militarmente están perdiendo, repercute en la economía por los mas de 670 mil millones de dólares gastados en esa aventura, situación que no genera ningún tipo de investigación para relucir la verdad de la crisis que se acentúa en el mundo. La compra de los medios de comunicación para exponer a medias esa verdad o decir que no existe libertad de información en los países revolucionarios alimenta la polémica en la sociedad, ya que el control de información no existe o no es demasiado fuerte. En los medios venezolanos impera ante todo la diversidad.

Usted puede elegir a las ocho de la mañana o a las ocho de la noche ataques al gobierno, insultos a Chávez, el juicio del hombre del maletín en directo desde Miami, la campaña política de la oposición desde Rosales hasta Ledesma pasando por los otros imberbes y los consabidos muertos que son culpa del gobierno claro, o como Rusia se queda sin armas porque Venezuela las compra todas sin olvidar la flota que navega hacia aguas del Caribe y Colombia se asusta y se apresta a defenderse de una invasión para garantizar la tercera reelección de Uribe. Es lo que mas se ve y se lee a todas horas todos los días del año. ¿Y no hay libertad de expresión? Esta constatación refuta lo que se proclama desde la SIP reunida en España o desde los EEUU a través de los medios locales condenados a presentar una versión edulcorada de los hechos. En realidad en esta se exponen todas las lacras sociales de la oposición y la oligarquía defendiendo intereses del egoísmo sagrado del capitalismo. Industriales, banqueros, políticos, al servicio de la subversión, del magnicidio, golpes de estado, producto de la desesperación por un capitalismo cada vez mas lejano por los fracasos políticos, económicos y militares en todo el planeta son escasamente difundidos.

Opinión que choca fuertemente con la masa del pueblo. Anteriormente todas las luchas por la libertad o la igualdad eran anteriormente locales se libraban en beneficio de los ciudadanos del país donde se desarrollaban. Actualmente ya no es así, las luchas por la libertad se desarrolla combatiendo contra los EEUU en cualquier lugar y contra sus elementos locales, religión, oligarquías, partidos políticos que los representan, CIA, embajadores de los Estados Unidos y sus satélites, medios de comunicación. Es el paso de la democracia interna a la democracia externa o por lo menos a la preocupación de las democracias externas. Salto considerable conseguido últimamente con UNASUR y su respaldo a Bolivia. Los primeros en conseguir la manipulación de la democracia externa fueron los EEUU gracias a los medios de información. Ese poder informativo les permitió el derecho al crimen en la política extranjera, atrocidades en sus conquistas, derecho a la explotación. Gracias a los medios de comunicación se subordino masas por miles de millones, se influyo en la ONU y Europa para permitir legalmente la desinformación. Excepto en la Sudamérica actual, en ningún otro lado la protesta a las atrocidades cometidas por los EEUU y la OTAN alcanzan la dimensión debida contra las injusticias de los asesinatos de la política exterior de los estadounidenses.

La convicción antiimperialista del Presidente Chávez, acompañado después por los Presidentes Evo, Correa, Ortega y últimamente Lula hizo notoria la barbarie del imperio en todo el mundo porque la opinión publica era dominada por los intereses económicos mas que los políticos de las oligarquías amarrando en su beneficio los mañanas que siempre le perteneció a los pueblos.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2859 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: