El Arado y el Mar

El Esequibo y Colombia: opio para los militares y la masa cándida

De verdad que hay que ser bien pendejo para creer que Maduro, súbitamente, se importó por el Esequibo, que de pronto se dio cuenta que guaidó y su combo son agentes gringos, que de repente dejó de ser marrullero y se importó por el suelo patrio. Para empezar, habría que olvidar la entrega del petróleo a las transnacionales, el desastre de Arco Minero. Veamos.

El presidente maduro declara:

«Sumo a la protesta, el intento del diputado Guaidó de entregar el Esequibo, hasta que no rectifique el diputado Guaidó su pretensión de entregar el Esequibo, claramente seguimos levantados de esa mesa de diálogo por la dignidad y soberanía de nuestro territorio», dijo el Presidente como condición para volver a la mesa de diálogo instala en Barbadas

¿Por qué este pujo patriotérico del gobierno? Para buscar la respuesta, debemos preguntarnos previamente ¿a quiénes va dirigida la rabieta? Sin dudas, lo dice la historia, siempre que un gobierno se encuentra en dificultades políticas apela al patrioterismo y revive cuentas pendientes con sus vecinos. Es raro un país de este continente que no tenga en reserva su conflicto con un vecino. Desde México hasta Argentina, pocos escapan a esta realidad.

El gobierno madurista se encuentra en perentorias adversidades, el agua le llega al cuello, nada le funciona, apeló al soporífero de las elecciones parlamentarias sin mayores resultados, el nivel del agua sigue subiendo, nada lo detiene. El peligro de una salida de fuerza es casi una realidad, la inminencia de un "caracazo", que en realidad sería un "venezolanazo", toda esa urgencia, impele al gobierno a buscar un nuevo anestésico. Y no encuentra nada mejor que el Esequibo y desempolvar la rencilla con Colombia, la misma con la que negociaron al Libertador, la misma inquina que posibilitó que el pueblo le diera la espalda.

Es así, el Esequibo y Colombia permiten distraer a los militares, los ocupa en otros menesteres, esa es la respuesta del gobierno al peligro de golpe. Y además alimentan el discurso para dar un poco de circo a la masa clientelar.

Las medidas de maduro auguran días finales, el juego se tranca cada minuto. El gobierno permanece en un limbo, no puede avanzar con la democracia burguesa y no puede ir al socialismo, es un nada, un no existente. No quiere ir a la mesa de diálogo, busca excusas, el gobierno no tiene qué proponer en lo económico diferente al fracaso del pasado: control de precios, precios acordados, alianza con los capitalistas, petro, medio petro, subir el salario mínimo, todo son chistes. El gobierno está nervioso, huele el golpe que ronda a Miraflores, como una fiera herida se defiende con desespero, presintiendo el final.

He allí el problema central de esta sociedad. ¿Cuál será el final? Regresará la vendetta fascista, simonovis saldrá de cacería, los farsantes del gobierno entregarán la sociedad al fascismo.

¿Podrán los chavistas auténticos conducir el periodo de recuperación del camino perdido? Sabemos que es difícil, sin embargo, no se columbra otra posibilidad de llegar felizmente a puerto seguro. El capitalismo niega la posibilidad de una democracia idealista que sólo existe en la mente de cándidos, necesita para remozarse, para estabilizarse, una dictadura, con cualquier disfraz, pero fuertemente represiva.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 978 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a282154.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO