S O S nos fusilan

Solo la estupidocracia cultivada bajo la vidiotización, puede justificar la reacción de sectores que dicen no entender cómo y por qué, se nos ataca desde gobiernos del mundo, culpabilizando a las administraciones bolivarianas en medio de una sarta de vulgaridades, argumento de odio irrefrenable y enfermizo. Que a usted no le agrade el modelo de gobierno antiimperialista socialista que impulsó el recordado Hugo Chávez, vaya y pase, está en su pleno derecho, otro aspecto es que le obliguen a desconocer el resultado de consultas donde su gente sale vencida, y lo convenzan que debe aceptar únicamente como legal, cuando en esos comicios ganan sus candidatos de oposición. Tal razonamiento no se lo cree ni usted mismo, así le hayan lavado la conciencia con mentiras tras mentiras, shows publicitarios y rosarios de engaños comunicacionales. La historia falsa da vergüenza aquí y donde sea.

Los timadores arrastrados al jefe cara pálida "copete pájaro loco", mismos que en otros episodios de la política contrarrevolucionaria posicionaron en el mundo el lema "S O S Venezuela", promocionando a la oposición, no logran asegurar que sean ciertas sus versiones según las cuales vivimos una feroz dictadura. Quien venga a Venezuela observa y hasta envidia nuestra justa causa social y la razón de luchar contra los vende patria, encabezados por un pelele de gringolandia. Es antiético e inmoral el ataque salvaje del capitalismo desbocado, que en desafío desvergonzado no se conforma con robarnos propiedades, dinero, oro y ocupar ilegalmente legaciones y embajadas de nuestra diplomacia, sino que aplican terror psicológico y comunicacional, asomando una posible invasión militar. Aquel S O S falsario de la oposición, ahora lo necesitamos todos y lo explicamos al mundo en paz, para evitar el camino inútil de la guerra.

Enarbolemos un S O S en medio de la aceptación mayoritaria de una revolución armada de verdad y de equipos castrenses para la defensa, junto al razonamiento socialista, que no se dejará fusilar por la mediática orate y falaz, cínica llamando al intervencionismo extranjero, primero con mercenarios y luego con organizados cuadros castrenses desgraciadamente hoy bajo gobernantes arrodillados al capitalismo depredador mercantilista bestial. Venceremos, y ya lo estamos logrando en la razón lógica basada en la convivencia. Leales siempre, traidores nunca, rumbo a tres millones de milicianas y milicianos, expandiéndonos en la lucha antiimperialista latinoamericana y global, como ejemplo de valentía soberana venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 533 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a278673.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO