El imperio británico y las agresiones en contra de Venezuela

Hoy cuando Venezuela, está siendo agredido, por el Imperio Británico a través del gobierno títere de Guyana encabezado por un régimen de corte militarista liderado por David Arthur Granger, un General retirado, líder de la derecha de Guyana, formado en reino Unido y con cursos especiales en Estados Unidos, destacándose entre ellos los que realizara en la National Defense University, de Washington DC y otros asociados al terrorismo, en la Universidad de Florida . Por eso decimos que El Decreto de Obama en contra de Venezuela, no es una inocentada o una ligereza, sino un plan intervencionista bien orquestado en contra de nuestro País de parte de estas dos Potencias. Los imperios se ayudan mutuamente para agredir a los pueblos.

Se denomina oficialmente al imperio británico como la "Comunidad Británica de Naciones" (British Common Welt of Nations), lo constituyen: 1.) El Reino Unido de Gran Bretaña e irlanda del Norte. 2) Canadá, Australia, N. Zelandia. 3) India, Pakistán, Ghana, Chipre y Sierra Leona (repúblicas). 4) Ceilán, Malaya, Nigeria y Rhodesia (federaciones). Tanganyika y Kenya.

Las colonias, protectorados y mandatos del imperio británico, denominados "Países del Common Wealth" no son en realidad miembros del mismo. Éste conjunto forma una unión de países, cuyo puente de conexión se halla en Inglaterra. Son variados los vínculos que mantienen unidos a tan vasto conjunto de países.Vínculos imperiales (dinásticos), vínculos económicos, o bien de raza o lengua como los que guardan con los dominios del Reino Unido; puramente coloniales, como los de las factorías africanas. Posiciones mantenidas de hechos, mediante la conservación forzada, como la de Malta, Gibraltar y las Islas Malvinas. Una cuarta parte de la extensión de los continentes y de la población de la tierra se han visto congregadas bajo la bandera del imperio británico.

Los últimos tres decenios del siglo que corre, han traído algunas modificaciones importantes en la estructura y volumen universal del imperio británico. Especialmente después de la Segunda Guerra Mundial. Los vínculos económicos que aseguraban el mantenimiento de las ataduras políticas del imperio han sido seriamente afectadas por las condiciones mundiales de posguerra, y por natural consecuencia quedó debilitada, hasta la extinción en algunos casos. Birmania se independizó y se convirtió en República soberana; la India, Pakistán, Ghana y Chipre, si bien forman parte de la comunidad británica, lo hace en condición de República y, no reconocen a S.M. Británica como soberana.

Otras posesiones británicas en el continente americano: En 1956 se constituyó la Federación de las Indias Occidental, integrada por las islas de Jamaica, Trinidad – Tobago, Barbados e islas de Barlovento y Sotavento, la que tenia prevista su plena independencia para 1962, pero Jamaica decidió por plebiscito, separarse de la federación. En 1962, Gran Bretaña otorgó la independencia (dentro del Common Wealth) a Trinidad y Tobago, islas que estaban unidas por una común administración. Además de la plena posesión de los grupos insulares de Bermudas y Bahamas; Bahamas detenta la posesión imperfecta de las islas Malvinas y de Belice que pertenecen a la Argentina y Guatemala respectivamente.

Las fronteras con Guyana: en 1814, la Gran Bretaña quedó en posesión de los territorios coloniales holandeses en Demerara, Berbice y Esequibo, que pasaron a construir la Guayana Inglesa a partir de 1831. desde el comienzo, el gobierno inglés estimuló el avance y establecimiento de colonos en las tierras venezolanas situadas al oeste. El avance de los colonialistas ingleses y la usurpación de territorios situados a la margen izquierda del río Esequibo, dieron lugar a las primera reclamaciones de Venezuela ante la Gran Bretaña.

Las negociaciones se iniciaron en 1844 mediante la proposición hecha por Alejo Fertique, representante de Venezuela, de que se reconociera el río Esequibo como línea divisora, alegando con documentos la jurisdicción de venezolana en esas tierras, que habían formado parte de la antigua provincia de Guayana. El gobierno inglés, por su parte, propuso que la línea fronteriza se iniciara en la boca del río Moroco y continuara por los ríos Barama y Aunama. Esto signbificaba una frontera al oeste del Esequibo, y no fue aceptado por el Gobierno venezolano.

Las negociaciones se paralizaron por muchos años y, entre tanto los ingleses continuaron ocupando territorios con el evidente propósito de llegar a las bocas del Orinoco y al Caroní. Cuando se reanudaron en 1876, el gobierno británico planteó nuevas exigencias cada vez más inaceptables; se negó a discutir las proposiciones venezolanas y estableció puestos avanzados en el territorio. Venezuela rompió sus relaciones diplomáticas con la Gran Bretaña y apeló a los Estados Unidos. El gobierno norteamericano propuso entonces someter la controversia a un tribunal de arbitraje por las partes, el cual dictó su fallo en Paris, en octubre de 1899.

El laudo arbitral de 1899. Tanto en la integración del tribunal de arbitraje, como en el reglamento que aprobó para resolver la cuestión, se nota la manipulación de las grandes potencias, encabezadas por Inglaterra, para despojar a Venezuela de una porción considerable de su territorio. En efecto, el tribunal quedó constituido por cinco miembros: dos parte de Venezuela, nombrados por el gobierno de los Estados Unidos (uno, el presidente; otro, la Corte Suprema); dos por parte de Inglaterra, nombrados por el gobierno inglés; el quinto, escogido de común acuerdo. El fallo del tribunal de arbitraje fue, totalmente adverso a Venezuela. La línea fronteriza se fijó a partir de Punta Playa, casi en los márgenes del delta del Orinoco, quitando a Venezuela una considerable extensión de costas en el atlántico. Así mismo, la línea penetró muy al oeste en los territorios venezolanos, consagrando un despojo de más de 100.000 kilómetros cuadrados del territorio nacional a favor de Inglaterra.

El resultado arbitral de Paris en 1899, fue el resultado de una componenda de Inglaterra y Estados Unidos para despojar a Venezuela del territorio Esequibo. Por virtud de estas circunstancias y vicios en que fue dictado el laudo arbitral de 1899, ni el pueblo ni el gobierno de Venezuela han aceptado en ningún momento sus estipulaciones. Por el contrario, la posición venezolana es que el laudo arbitral de 1899 es nulo e irrito.

Posesiones británicas en el África: una tercera parte de la extensión del continente africano, hasta hace pocos años, era ocupada por posesiones del imperio británico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1815 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a210395.htmlCd0NV CAC = Y co = US