En el Día D, el imperio capitalista invadió Europa, tarde para los nazis, a tiempo para el negocio

El Día D fue el cenit, del cinismo criminal, del imperio anglo yanqui. En Normandía, el Capitalismo se decidió a consolidar, su más grande negocio de la historia. Ocupar Europa económicamente y extender su dominio mundial, al ínfimo costo total del 1 % de 60 millones de muertos.

Viendo ayer la comedia lacrimógena, montada en Normandía, con los fantoches actuales de la política internacional. Desde Obama, representando a los principales beneficiarios, de la Segunda Guerra, a la Merkel en nombre de los 11 millones de alemanes , que pusieron sus vidas, para el negocio de los anglo yanquis y a Putin , que debería pedir perdón, a sus 25 millones de compatriotas asesinados, por haber asistido a esa espantosa ceremonia y dado la mano, a los representantes, de los que montaron y organizaron, esa maldita guerra.

Les pregunto: A ustedes no les cansa, que los tomen por tontos??

En el tema de la Segunda Guerra Mundial, desde antes de 1933, y eso hace más de 80 años, que el Imperio anglo yanqui y sus comunicadores, intelectuales incluidos, se viene burlando de nuestra inteligencia, cualquiera sea el caudal que poseamos.

Disculpen que vuelva sobre este tema, que trate en otros artículos, pero es que es tan poderoso, el alcance y el efecto de los medios de comunicación del Capitalismo, sobre la frágil memoria de la gente, que si no tuviéramos estas páginas alternativas, donde expresarnos y dejar constancias, las verdades históricas se perderían, en el mar de las falsedades y en las mil películas de Hollywood, sobre la Segunda Guerra, contaminando la mente de los jóvenes.

Desde la irrupción, de la Revolución Socialista de Octubre de 1917, en la historia y la superficie del Planeta Tierra, el Imperio capitalista encabezado por USA y sus parientes , socios dilectos los Ingleses ,se vieron abocados a la dura tarea de extirpar al socialismo, calificado como enemigo “principal y mortal”, del Capitalismo. Todas las demás preocupaciones geopolíticas pasaron a segundo plano.

Y me refiero al “ antes de 1933” como el periodo, en que el Imperio se ocupó activamente, de conseguir quienes en Europa, fueran capaces de armar un Ejército, como para enfrentar ideológica y militarmente, a la incipiente Revolución Socialista, pues a partir de 1933, se establece Hitler con todo el Poder en Alemania .

Ya desde el principio de la Revolución en Rusia, el pequeño gigante Lenin, había insuflado energía revolucionaria, a ese pueblo de campesinos atrasados y explotados.

Trotsky le había agregado, estrategia y disciplina de guerra, al Joven Ejército Rojo y así habían derrotado, a todos los ejércitos. Al Ejercito Blanco de los Zaristas y los varios Ejércitos que el Capitalismo, envió apresuradamente, contra la URSS, apenas termino la Primera Guerra.

Es decir, para el Imperio estaba claro, que para derrotar a Rusia, hacía falta un Ejército de verdad.

Ya en los años 20, el fantoche de Mussolini, había aparecido en la consideración de los capitalistas, con su ingenioso invento del Fascismo, idea que el Imperio adopto y que todavía emplea asiduamente.

Pero los anglo yanquis, sabían perfectamente que el italiano, no era un pueblo amante de los juegos de la guerra, y carecía de la disciplina imprescindible, para llevarla adelante.

El destino se los proporciono, cuando el maniático de Adolfo Hitler, apareció en Alemania y nace allí, el “affectio societatis” con el nuevo, perturbado y furioso anticomunista, al que de inmediato ayudaron financieramente, para de esa forma imponerlo al frente del Gobierno.

Después de la derrota de la primera guerra, Alemania había quedado destrozada, anímica y materialmente.

Los vencedores, en especial Francia, le habían prohibido rearmarse y la cargaron de deudas de guerra. Creándole al pueblo alemán problemas de miseria, hambre, inflación.

Siguiendo la costumbre clásica de decir una cosa y hacer otra, los socios del Imperio se repartieron el rol.

Los ingleses el del policía malo, en el Acuerdo de Versalles de 1919, que los yanquis no firmaron y los norteamericanos el policía bueno, en el acuerdo de paz que firmaron por separado, con los alemanes en 1921, abriéndole así las puertas, al inmediato rearme del Ejército Alemán, que el Capitalismo internacional necesitaba. .

De inmediato Ford, General Motors, Standart Oíl, Unión Carbide, Du Pont, General Electric, J.P Morgan etc., pusieron en marcha especialmente, las fábricas de guerra, proporcionándole lo que Alemania no disponía, entre otros, la Ford camiones y la Standard Oíl gasolina.

Hay que recordar, que la mayor parte del empresariado norteamericano, era un firme defensor del Nazismo.

Tenían en común una ideología, el capitalismo y un enemigo, el comunismo.

EE.UU era el primer interesado, en el desarrollo y la duración de la guerra, ya que actuaba como fabricante principal de armas, como prestamista de otros intervinientes, incluido Inglaterra, y sus empresas obtenían enormes beneficios.

Cuanto más durara la guerra, más se destruirían las fábricas de la competencia, del mismo mundo capitalista, que se ubicaba en aquellos años, especialmente en Europa.

Una Europa, a la que los empresarios norteamericanos, esperaban encontrar más destrozada aun, que en la Primera Guerra y así hacerse, de las principales empresas y dominarla financieramente, como ocurre efectivamente, hasta nuestros días.

Al iniciar Hitler la guerra, en 1939 y hasta mediados de 1941, cuando se decidió ingresar a la contienda, USA siguió apoyando continuamente, a la Alemania Nazi a través de sus empresas.

Una vez que Hitler, se lanzó sobre la URSS, cumpliendo así el objetivo, para el cual había sido rearmada Alemania, EE.UU. tomo una posición expectante, ya que estratégicamente, no podía permitir el triunfo, de cualquiera de los contendores, dado que podrían afectar, sus propios planes de dominio mundial.

Y mientras EE.UU. observaba, desde su territorio intocado por la guerra con sus fábricas en plena producción, el desarrollo de la contienda, recién a mediados de 1941, se decidió a ingresar en la guerra, siempre lo menos activamente posible, colaborando en África en Inglaterra, fundamentalmente desde el aire, gracias al dominio que disponía, de la producción de aviones.

Luego en1943, decidió invadir Italia por el Sur, por dos razones, los rusos habían infligido, una derrota muy seria en Stalingrado a los nazis, y esto, era preocupante para USA. Por otra parte, el ejército alemán, hacia aguas por todos lados y estaba debilitado, en el resto de Europa, especialmente en Italia, en el que había poco riesgo de bajas y se podía dominar con facilidad, como efectivamente ocurrió.

Pese a los sucesivos pedidos de Stalin, de que se lance el segundo frente, por parte de los Anglo norteamericanos, prometido prácticamente desde 1942 y al hecho de que a fines de 1943, el ejército Alemán estaba prácticamente debilitado, en todos los frentes , los Anglo norteamericanos, se hicieron los sordos y extendieron hasta junio de 1944, ese segundo frente.

A esa altura de los acontecimientos, su objetivo no era ayudar a la URSS a defenderse de los Nazis, sino a impedir el avance de las tropas rusas vencedoras, al Interior de Europa occidental, y simultáneamente invadir Alemania, por parte de los norteamericanos, para apoderase de sus empresas y de la capacidad indiscutible alemana y dominar los futuros negocios del periodo de reconstrucción de Europa, bajo su mando.

El relato lacrimógeno sobre los caídos en Normandía, que es insignificante ante un tremendo Stalingrado, con sus más de un millón de muertos. La exageración en su propaganda, de la resistencia del Ejército Alemán, a la invasión anglo yanqui, ya que estos se entregaban prácticamente sin luchar, esperando también con lógica, que los amigos capitalistas, se compadecieran de los luchadores contra el comunismo ruso.

Y así fue, desde el soldado más simple alemán, al criminal de guerra más tremendo, fueron acogidos con los brazos abiertos y cuidadosamente salvados de la furia Soviética,

Con el juicio en Núremberg, bajo la presión de los EE: UU., solo castigaron a los más conspicuos criminales y absolvieron a multitud de otros.

El balance de la Segunda Guerra Mundial, fue sumamente exitoso para EE: UU.

Solo 1 norteamericano y 1 inglés es decir 2 anglo-norteamericanos, por cada 40 soviéticos o por cada 15 alemanes muertos , sus territorios y fabricas intactos, lo de Inglaterra fue muy leve. En estos datos se incluye la guerra de África y la de USA contra Japón.

EE.UU se quedó con empresas europeas y a través de su criatura la Unión Europea, con el dominio financiero estratégico, que le permite todavía, mantenerse en el lugar de la primera `potencia mundial.

Cuando escucho discursear, a los funcionarios Europeos de la OTAN, amenazando con la guerra, en defensa del dominio mundial, del Imperio Capitalista, a los demás pueblos, pienso que a ellos, no les preocupa mucho las consecuencias de sus amenazas, pues finalmente los que van a morir, son simplemente los soldados.

Pero a los Europeos les insisto, que no pierdan la memoria, que recuerden a los 60 millones de muertos, de los cuales la inmensa mayoría fueron Europeos, que recuerden que en la nueva guerra, que ya preparan los anglo norteamericanos, van a volar más misiles, que circular tanques.

Y aunque que les parezca ridículo, Europa hoy es un territorio ocupado por el enemigo, la Banca Privada Internacional, y las bases norteamericanas, con la banderita de la OTAN.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1736 veces.



Hersh Zakheim

Lic. en organización de Empresas Industriales. Politólogo graduado en la ex URSS

 HZ.virtud@gmail.com

Visite el perfil de Hersh Zakheim para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a189484.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO