EEUU y su violenta cultura escondida

En la casa blanca lo blanco parece negro y lo tonto inteligente, el sentido común no existe en los políticos de Estados Unidos, el culto por las armas, por la violencia que esta genera hace de su cultura la práctica de macabros hábitos permitida por la Constitución, es un inquietante síntoma de algo más profundo que se arrastra desde la segunda guerra mundial.

Cuando Albert Einstein le escribió a Franklin D. Rooselvet con el propósito de fabricar una bomba de uranio, en la carta Einstein le manifestaba la premura del proyecto por cuanto Alemania perseguía lo mismo.

Roosvelt puso al General Brigadier Leslie Groves al mando del proyecto que costaría más de 2.000 millones de dólares en esa época; 6.000 personas fueron trasladadas a los Álamos, Nuevo México en el más absoluto secreto.

Mientras en Wendover, Utah los tripulantes de los aviones entrenaban para dejar caer la bomba de 3 mts de largo, 71 cm de diámetro y 4 toneladas de peso sobre Hiroshima y Nagasaki, en una fracción de segundo 80.000 personas murieron y otras 80.000 perecerían después por la radiación y el cáncer, con la segunda bomba sobre Nagasaki, Japón se rindió.

Einstein, Oppenhemer, Bohr y Fermi, se arrepintieron de lo que habían creado, esa carga en su conciencia nunca los dejo en paz hasta su muerte, es lo que pasa con los políticos estadounidenses y una gran parte de su pueblo saberse que son imperio y alguaciles mundiales gracias a la utilización de una bomba atómica es, el único país que la utilizo.

Luego vino la carrera nuclear entre EEUU y la ex URSS por incrementar ese tipo de armamento. Desde Pearl Harbor, los estadounidenses están paranoicos por la labor psicológica de la CIA y del pentágono, y desde el derrumbe de los edificios gemelos en New York en el 2001 la sicosis aumento. Los alemanes y japoneses se rindieron lo que dio fin a la segunda guerra mundial, ya no existe la unión de repúblicas socialistas soviéticas ni Bin Laden, Gadafi, Hussein, Arafat, Chávez, Ho Chi Min, Morsi está detenido pero Washington continúa con miedo esta vez por el socialismo y los islamistas.

El exceso de información producido por el espionaje de la NSA los enloquece más, han enrede dado las pautas básicas para la comprensión política y los está ahogando la capacidad de juicio de los poderes en los EEUU en los que debe confiar la sociedad, pero, el pueblo no confía en sus políticos, así, la democracia es la primera víctima que después de tanta podredumbre ha quedado vaciada de contenido.

EEUU se transformó en un fin en sí mismo, fija el destino de la humanidad y en justificación de todas sus crisis, de todas sus renuncias a vivir en paz renuncian a la convivencia pacífica, el poder y el capital continúan siendo sus novísimas divinidades que han desplazado la ética, la moral, la equidad, la igualdad y la solidaridad.

El acomodo político para sangrar al mundo los ha llevado a una cultura de conductas censurables, hace pensar que en EEUU está naciendo otra cultura exportable hecha en la cocina de la intolerancia, del racismo y de la xenofobia al negro, indio, mestizo, asiático, a la pobreza y a fuego lento contra la izquierda.

Ahora mismo los republicanos le hacen la guerra a los pobres en su país, la hostilidad hacia ellos es tal que esa bancada no tiene otro objetivo que continúen pagando impuestos para que los ricos no lo hagan o paguen menos, es una total demencia made in USA.

La cultura violenta en los EEUU, la venta libre de armas, el uso indiscriminado de drogas, el enorme número de veteranos de guerra, la corrupción, el burocratismo, el libertinaje sexual desde los colegios y la falta de empleo han aumentado el número de tiradores enloquecidos que disparan a diestra y siniestra casi a diario, son producto de un sistema que abolió en teoría la esclavitud, aumento el consumismo, la contaminación, los prejuicios y el derroche, es toda una conducta merecedora de los infiernos.

Y es lo que hacen, llevan los infiernos a los sitios más lejanos y débiles del planeta Irak, Libia, Afganistán, Egipto, Pakistán, al resto de naciones someten a una interminable guerra sucia por atreverse a discrepar con el capitalismo y el imperialismo al que condenan al fuego de sus ejércitos.

Los estadounidenses saben que entre 1950 y 1968 estuvieron a punto de desaparecer 700 veces por incidentes nucleares que pusieron en peligro la vida.

En el libro Command and Control, libro de 640 páginas del periodista estadounidense Erik Schlosser se lee lo cerca que estuvo la humanidad de desaparecer. Otro de los mucho libros que tocan el tema y son un recuerdo de lo que significa la utilización de armas nucleares.

En septiembre pasado documentos desclasificados por el gobierno de EEUU revelan como uno de los incidentes del 23 de enero de 1961 pudo haber cambiado el curso de lo que conocemos como vida en la tierra.

Todo en ese libro son episodios que recuerdan las consecuencias del monstruoso hecho de Hiroshima y Nagasaki, que los estadounidenses sin importar la generación llevan en su consciencia y los hace temblar porque saben que tarde o temprano les tocara a ellos, ese otro de los motivos psicológicos que los tiene esquizofrénicos cuyo resultado se traduce en violencia interna y externa indiscriminada.

Los estadounidenses se ven a sí mismos como personas razonables, imparciales, su educación les enseña eso sí que son superiores, hijos de la primera potencia del mundo así los intolerantes son los demás a los que sus políticos y militares llaman hostiles, su dogma es la doctrina militar y se consideran mensajeros auténticos de la verdadera democracia desde su independencia.

Posteriormente mezclaron el capital con todos los libros sagrados, el 46% cree que Dios hizo al hombre y a la mujer hace 6.000 años, el 15% restante acepta que los humanos somos el resultado de una evolución de millones de años a partir de especies de vida.

Lo cierto es, que es toda una cultura abierta a la violencia camuflada de hipocresía. Como a todos los imperios a los EEUU se les termina el tiempo, será una implosión la que cambie el curso de la geopolítica en la tierra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1575 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: