Miedo y cálculo en la obediencia a EEUU

El sistema internacional funciona mal cuando las leyes son utilizadas como versiones sofisticadas para proteger al capitalismo, sociedades en crisis, patológicas porque el poder se afirma sobre el miedo y el cálculo, desestimando la convicción necesaria que requiere nuestras culturas para enfrentar esta mezcla monstruosa de miedo e interés.

Hace poco se hizo público que la agencia de noticias Associated Press (AP) fue infiltrada por el gobierno de EEUU, hoy se saca a la luz que millones de personas son espiadas en todo el país aduciendo prevenir actos terroristas Obama manifestó “no escuchamos toda la conversación solo lo concerniente a datos que puedan involucrar nombres con terroristas” realmente ridículo lo que manifiesta el Predator Obama, para justificar la ley que desde 1972 mediante la autorización de un juez se realiza espionaje telefónico para investigaciones pequeñas ¿Quién decide cual es o no una investigación pequeña, la NSA, FBI, CIA, Servicio Secreto, Aduana, Control de tabaco y Armas, DEA, Inmigración, pentágono, Departamento de Justicia o Congreso, inteligencia de la ONU?

El FMI, BM, OMC, ONU, OEA, OCDE, BID y otros son organizaciones políticas-económicas de poder y sus estructuras son coactivas, sus leyes sirven para aparentar algo de dignidad a la obediencia, con ello se entregan algunos millones de dólares a los gobiernos subordinados a fin de que adecuen sus recursos naturales a lo que Washington dispone desde que eligen a su presidente o director, con ellos buscan legitimidad con fundamentos morales que nacen de los nuevos valores de un neoliberalismo impuesto, allí está el afán civilizador de EEUU, reglas justas, guerras justas, explotación justa o injusta no importa, ese el secreto y la explicación de las condiciones abusivas para mantener la dependencia con la complicidad de gobiernos locales que no armonizan sus leyes en los organismos internacionales con su ideología para defender los valores y proteger los derechos del Estado.

Desde el año 2006 el mexicano José Ángel Gurria, es el presidente de la OCDE que cuenta con 34 países miembros; el BID es liderado desde el año 2008 por el colombiano Luis Alberto Moreno, 26 países están afiliados a este organismo. La ONU con 193 países inscritos tiene al surcoreano Ban Ki-moon como el títere de turno desde el año 2007 cuando reemplazo a Kofi Annan, este secretario general coreano se hace el tonto cuando Israel bombardea Palestina, Líbano, Siria o EEUU y Corea del Sur realizan maniobras conjuntas para amedrentar a Pyongyang o sostienen la cárcel de Guantánamo con todos los derechos humanos afectados para los detenidos allí o invade países argumentando armas de destrucción masiva como las químicas que utilizaron las fuerzas especiales de EEUU y de la OTAN asiéndose pasar como grupos rebeldes en Siria.

El apoyo de EEUU deja sentenciado el puesto de Secretario General de la ONU como de cualquier otra organización que Washington considere estratégica para su seguridad nacional como lo es Naciones Unidas vital para la política exterior ejecutada por el Departamento de Estado y el pentágono.

Pasa lo mismo en el BM donde EEUU ostenta la supremacía en la presidencia de esta organización con 187 países miembros en contante pugna; en el 2008 el colombiano José Antonio Ocampo fue nominado para asumir la presidencia del BM pero se impuso la decisión de EEUU para elegir al surcoreano Jim Jong Kim, el candidato colombiano contaba con el apoyo de los países con economías emergentes, lo ocurrido en esa elección lo resumió la economista nigeriana Okongo Iweala “la votación depende del peso político, por eso EEUU gana”.

En el FMI con 188 países afiliados los europeos no sueltan la teta, Cristine Lagarde remplaza al también francés Strauss Kahn, en esta última elección los países con economías emergentes pidieron cambios en la dirección del fondo, imposible de ser escuchados cuando estaba en marcha la invasión financiera a los países de la zona euro Grecia, Portugal, Irlanda, España, Chipre, con la complicidad de Alemania y la Unión Europea.

Estos organismos que aglutinan a la mayoría de los 193 Estados del mundo, están llamados con su actividad para que los gobiernos obedezcan, las deudas sostienen la dependencia con la comunidad internacional controlada por Washington, después, los inquisidores recogen los impuestos, el derecho internacional se blande como las espadas sobre las cabezas de los gobiernos con la advertencia de que no se puede pensar diferente so pena de frenar el comercio bilateral o la política económica, incluso, amenazas de muerte en manos de los drones.

De nada sirve que el brasileño Roberto Acevedo haya accedido al cargo de director de la OMC, la Organización Mundial de Comercio está en crisis, encrucijada entre funcionar como un foro para grandes pactos globales como la ronda de Doha, lanzada hace 11 años con el fin de reducir los aranceles y eliminar los subsidios agrícolas de EEUU y Europa que distorsionan el comercio global, víctimas de los desacuerdos EEUU-China-India o podría retoma el rol legal de juez y jurado de las diputas comerciales, situación que equivaldría a restarle importancia al cargo de director por cuanto las disputas son resueltas por paneles de expertos.

La ronda de Doha está agonizando hace varios años, los gobiernos negocian por fuera de Ginebra, esa orbita ya no interesa ni al mismo EEUU, ni a la Unión Europea, los dos iniciaron conversaciones sobre un amplio acuerdo comercial y de inversión, es más, el mismo Barack Obama lanzo la Sociedad Transpacífica para toda la cuenca del Pacifico en donde la UE y Japón negocian acuerdos comerciales.

La Alianza del Pacifico México, Colombia, Chile y Perú, es un mercado de más de 200 millones de personas y de unos 3.1 billones de dólares, con el apoyo de EEUU, México participara comercialmente en el estratégico Pacifico central como socio en donde China es el rival a vencer, en esta operaciones parecería que la OMC queda por fuera su lugar será ocupado por la OTAN, lo mismo ocurre para los TLC EEUU, México, Canadá, en sus nuevas rondas de negociaciones.

Los países miembros de la Alianza del Pacifico junto a Brasil, acapararon el 60% de los 173.361 millones de dólares que llegaron a América Latina como inversión extranjera directa (IED) que para la CEPAL es un logro importante, inversión que muy poco beneficia al cambio de matriz productiva por ende a la creación de nuevos puestos de empleo porque viene focalizada para la minería, petróleo, servicios, áreas donde las fuentes de trabajo están cubiertas.

Las visitas de Obama a México y de su vicepresidente a Colombia no son casuales hay intereses geopolíticos contra Brasil en ello, a Washington no le interesa que Dilma Rousseff gane más protagonismo en la región como socio comercial y financista, por eso el apoyo total a la alianza del Pacifico con México a la cabeza, país que cubrirá un espectro político más amplio en Sudamérica con Colombia y la OTAN contra los procesos revolucionarios y el ALBA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1779 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: