El fantasma de la quiebra

La pregunta es inevitable: como es posible que países como Grecia, España, Portugal, Irlanda, Islandia e Italia, en donde desde hace ya mas de 20 año, la burguesía interna y el Capital financiero internacional viene paulatinamente imponiéndole a las trabajadoras y trabajadores condiciones de neo-esclavismo salarial, mientras que los especuladores financieros y bancos se roban, en una simple operación virtual el resultado de años de trabajo y lucha sindical?.

“Misterios de la Ciencia”, dirá profesor de la televisión, porque racionalmente no es posible explicarse como los trabajadores a quienes se les impuso la renegociación de sus contratos colectivos para reducir sus conquistas salariales y sociales, se les forzó a aceptar cierres de fábricas, haciendas y comercios, con jubilaciones adelantadas y pensiones de miserias, para aumentar la competitividad” de las empresas transnacionales, a quienes se les redujo la asistencia para el desempleo y otros medios de sobrevivencia frente al paro laboral y, pos si fuera poco, vieron reducidas las partidas para el gasto social hacia los sectores me nos favorecidos de la ciudad y el campo y, ahora; los magnates del Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, vienen a decir que todo un país esta en “quiebra” y que la única solución es realizar nuevos “ajustes” y rematar el patrimonio público con el fin de reducir la deuda nacional y recuperar la economía.

Ahora resulta que los malos administradores de los gobiernos de la burguesía europea y sus socios del Capital financiero internacional, quienes utilizaron el producto social producido por los trabajadores y las trabajadoras en beneficio de la especulación de los inversionistas “golondrinos” y los bancos, declaran la quiebra de sus países y le piden a quienes se llevaron todo el patrimonio financiero de tales países, que les presten nuevamente cientos de miles de dólares, con elevados intereses, los cuales aseguran serán cancelados con nuevos impuestos generales, reducción del gasto y la seguridad social, revisión de los contratos del sector público, las propiedades de edificios, puertos, aeropuertos, minas y empresas públicas, creadas con el fin, precisamente, de asegurar el bienestar y el futuro del pueblo frente a la voracidad explotadora e insaciable del Capital.

Todas las medidas del gran capital financiero internacional conducen al mismo objetivo: llevar a la quiebra de los trabajadores y las trabajadoras y de toda las Naciones del Capital periférico, con el fin de refundar el modelo económico-social neoliberal, que acabe con la conquistas históricas y nacionales de la clase obrera mundial (sindicatos, huelgas, seguridad social, estabilidad laboral, contratos colectivos, jornada de trabajo etc.) y subordine al conjunto del pueblo a la estrategia de salvación que se ha impuesto el Capital internacional ante la crisis terminal que enfrenta hoy el sistema Capitalista.

Será que los trabajadores y los pueblos de Europa, que lograron en el siglo XX sentar a los trabajadores en la mesa de negociaciones e imponerle, con sus métodos históricos de lucha, conquistas sociales que mejoraron sensiblemente las condiciones de vida de las familias proletarias y una distribución más equitativa (aunque siempre desigual) del producto socialmente producido, permitirán ahora que las burguesías los regresen al siglo XIX en condiciones de “esclavos del salario”, como lapidariamente los definiera el comandante Fidel Castro?.

Siempre habrán razones para ser optimista, tener esperanza y seguir pensando que “Otro mundo es posible”, pero es evidente que ante la disyuntiva de su desaparición o reordenar la relación entre el Capital y el Trabajo; el Capitalismo apelará a todos los recursos posibles, incluyendo al fascismo y la guerra, con tal de mantener su dominio sobre la Humanidad y su hermoso planeta azul. Y esa voluntad de guerra terminal del Capital, solo es posible derrotar con la unión de los pueblos y los gobiernos progresistas y revolucionarios del planeta que sean capaces de articularse en esta coyuntura histórica y asumir, en este inicio del siglo XX, la más preclara consigna de cuantas los pueblos del mundo han lanzado: “Proletarios del mundo, Uníos.


yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1500 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a126783.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO