El guión de la CIA que fracaso en la crisis Libia

El guión suministrado por el imperio a través de la CIA, el Pentágono y Departamento de Estado en connivencia con unos pocos militares, civiles tribales y servicios de inteligencia de países fronterizos a Libia, no cumplió su cometido.

La codicia de EEUU y adláteres europeos no parecen estar cosechando los dividendos de la criminal acción emprendida contra la revolución libia, para adueñarse a la torera del petróleo liviano que yace en esa riquísima nación africana.

Se utilizo a Twitter y Facebook con el fin de parangonar las recientes revueltas en Túnez, Egipto, Barhrein, Yemen, etc., y los que fueron en años recientes la "naranja" contra Lukashenco en Bielorrusia, "terciopelo" en Georgia y en tantos otros países euroasiáticos como Kazajstán, Azerbaiyán y Uzbekistán.

Total se creyeron que esa fue la chispa que hizo posible la crisis en Libia.

Después de la brutal matanza en Egipto y de perder a uno de sus alfiles más conspicuos del tablero del Medio Oriente, el dictador egipcio Hosni Mubarak, quisieron en la confusión del despertar de conciencia de los pueblos árabe- africanos, hacer lo mismo en la tierra del coronel Muamar Gadafi, a quien de la boca para afuera recién lo habían excluido de la lista de países del eje del mal.

Hay que dejar en claro, es que si ha habido represión por parte del gobierno libio contra sus connacionales o flagrante violación de los Derechos Humanos, eso, hasta el momento en que ocurrieron los levantamientos en Libia, no se sabía con certeza ni se le había hecho la usual guerra mediática internacional que caracteriza a las poderosas usinas del imperio.

La ONU, entelequia y cual ramera de siete suelas, con un servil presidente coriano (Corea del Sur) que no es bueno para nada, presuroso y en reciente resolución del Consejo de Seguridad ha condenado con la velocidad del rayo la crisis de Libia, y se ha hecho de la vista gorda –dentro de la confusión del momento— del bombardeo contra Gaza ocurrido la semana pasada en plena crisis libia por los usurpadores sionistas israelíes, que con saldo de muertos y más muertos ocurren casi diario contra Faluya y residentes de la Franja de Gaza.

El libreto suministrado por el imperio a través de la CIA y Dpto. de Estado contra Al Gadafi, con un final mediático de ocho días y reality show de película, les ha salido mal.

Fue un alboroto mediático de descomunal cobertura internacional contra el gobierno del presidente libio Muamar Al Gadafi. Pues, lo que en un comienzo empezó por ser reseñado como manifestaciones pacíficas en las ciudades periféricas de Trípoli (Benghazi y al oeste Misrata y Zawiya), se convirtieron de pronto en una revuelta o rebelión social que a las claras tenían el tinte de operaciones comandos dirigida por mano peluda, y ejecutada con precisión y sigilosa maestría por franco tiradores y mercenarios africanos. ¿De dónde salieron?

Hubo en Libia, sin mediar palabras, una silenciosa revuelta popular de derecha con presencia de jóvenes libios sin liderazgo y sin objetivos claros y definidos, muy parecida a las ocurridas en países euroasiáticos y con un parangón mediático muy similar al ocurrido contra Chávez en 2002.

La televisión, la prensa o la rapidez en tiempo real de las redes sociales no surtieron el efecto del alboroto y del supuesto bombardeo que se decía estaba ocurriendo con centenares de muertos y personas ametralladas por las fuerzas militares libias. Crisis virtual, muy alejada de la realidad, creada por las manos invisibles del imperio usano-europeo para apoderarse de las riquezas petrolíferas (petróleo muy liviano y a flor de tierra) de la nación Libia.

La revuelta o “rebelión popular del pueblo libio”, como lo pregonaron hasta la saciedad CÑN, FOX NEW, CBS, Euronews, Grupo Prisa y otras usinas europeas, no es tal su veracidad ni tal su desplante mediático… Para el imperio ese silogismo tuvo otro fin.

Una muestra fehaciente de lo ocurre actualmente en Libia es el apoyo contundente y decidido del pueblo libio a favor del gobierno presidido por el coronel Muamar Al Gadafi. Parece que los beneficios sociales promovidos por el líder Gadafi a través de 42 años de revolución, tuvo efectos positivos en el pueblo tribal, por cuanto al día de hoy es otro el ambiente que se respira en Trípoli y otras ciudades.

Al Gadafi se remite a decir que la situación de crisis no es tal como la pintaron las usinas mediáticas y redes sociales, puesto que la presunta rebelión ya está dominada y bajo control militar, y las ciudades Benghazi y al oeste Misrata y Zawiya, están rodeadas por el ejército. Dice Al Gadafi que después hay que negociar.

Ahora, en la post crisis, los países europeos que dan cara al Mar Mediterráneo tienen ante sí el efecto búmeran, porque con el petróleo subiendo y con huelgas sociales que los tienen locos, tienen que enfrentar ahora la locura de una masiva invasión de refugiados libios que suman por ahora más de 30.000, pidiendo asilo en Italia, Malta, Francia, España, Turquía, Grecia, Túnez…, y la peor pesadilla es que dentro de algunas semanas podría llegar a más de 500.000.

A mi entender, creo, que el tiro les salió por la culata. Por tanto, hoy, con el contagio no casual de protestas sociales de trabajadores en EEUU y las que ya se suman cada vez más en Europa, eso en tiempo real, es como para coger palco. El tigre de papel y sus sistema explotador capitalista está acorralado y es, aún, muy peligroso

¡Vivan los mancillados pueblos que hoy despiertan del sopor dominador y explotador en que fue sumido por el estatus quo capitalista! Hoy, esos pueblos del mundo gritan a todo pulmón libertad, libertad, libertad…


joseagaporam@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3347 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: