Cáscara Amarga 484

Teoría especulativa matemática impecable

La teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo, en que limitan limbican contornan fronteran, formando frontera, el pensamiento y el sentimiento, a sabiendas que el pensamiento y el sentimiento son ilimitados, y, son limitados cuando sobreviene la perogrullada primera vez de Perogrullo, y dichos extremos tócanse en el medio entre el algo existente ya y el nada existente ya, en equilibrada dinámica dialéctica difusa, en la percepción maleoiano profunda. Asina asín así, tanto es el universo expansivo einsteiniano de luz curvada como el universo contractivo maleoiano de luz tragada, y, que ocurre en la perogrullada primera vez de Perogrullo en la limitante límbica contornada fronteriza, de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última, del algo existente ya y la nada existente ya, en el medio maleoiano profundo, en el punto crucial matemático borroso, el punto inflexivo topológico matemático borroso, de equilibrio dinámico dialéctico difuso. En dicho punto mágico pastoril ingenuo, ocurre el todo y ocurre la nada, como de nalgas callosas bolivarianas calladas. Ocurre que los entes definidos, defínense. En dicho punto mágico pastoril ingenuo, ocurre y ha de darse lo del golpe feroz cesarvallejoiano en el cuartel convite cívico mílite, en el trecho estrecho arrecho del dicho y del hecho, de la tesis y de la antítesis, de la tendencia y de la trascendencia en difuminada continuidad espectral a niveles superiores conceptuales meta síntesis como de la tesis y de la antítesis en dinámica dialéctica dominante histórica sinusoidal cíclica real. Insisto que en dicho punto mágico pastoril ingenuo, ocurre lo de la tendencia y lo de la trascendencia. A mas y a más, ocurre la complementariedad de la teoría moderna de límite de Newton y de Leibniz, que háblanos de la tendencia al cero, en tanto que la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última, a mas y a más, de la tendencia, de Newton y Leibniz, ha de darse la trascendencia de Maleo en el medio maleoiano profundo, en el trecho estrecho arrecho del dicho y del hecho en el punto crucial matemático borroso, entre el cero y el uno. Ocurre en dicho punto mágico pastoril ingenuo, el equilibrio dinámico dialéctico difuso, contenido que contiene el continente de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, en que en dicho punto mágico pastoril ingenuo, ocurre que la línea recta hácese tanto como la línea curva, ocurre que el universo expansivo einsteiniano de curvada luz hácese tanto como el universo contractivo maleoiano de tragada luz, en que en dicho punto mágico pastoril ingenuo, ocurre que la onda hácese tanto como la partícula, en que la velocidad hácese tanto como la posición. En que en dicho punto mágico pastoril ingenuo, ocurre que el campo gravitacional hácese tanto como el campo electromagnético. En dicho punto mágico pastoril ingenuo, de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, ocurre la perogrullada primera vez de Perogrullo, en que la teoría especial de la relatividad einsteiniana hácese tanto como la teoría general de la relatividad einsteiniana. Dicho punto mágico pastoril ingenuo, de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, margulle en el cleuasmo quiasmo río heraclitoiano, en que un río no es dos veces el mismo río y es las dos veces es el mismo río. En que el algo y la nada hácese tanto como el somos y el no somos, hácese tanto como el ser y el noser. Se ha de seguir que de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo, el pensamiento es tanto como el sentimiento y al mismo tiempo el pensamiento es ilimitado y el sentimiento es ilimitado, asina asín ansí, el algo es ilimitado y la nada es ilimitada, a mas y a mas, el algo y la nada, limitan limbican contornan fronterizan en el punto mágico pastoril ingenuo en que ocurre y concurre el todo y la nada, en que ocurre y no aburre la perogrullada primera vez de Perogrullo, y, complementarízase el concepto moderno de límite de Newton y Leibniz. Mas y más, la ilimitación existe, mas y más, mucho más allá del punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo.

Con digresión y sin digresión, la idea del punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo, ha de verse en la línea curva lemniscata bernoulliana, en la línea curva parabólica cúbica picassoiana, la idea se palpa con el punto inflexivo topológico matemático borroso de las dos grafías gratas gratificantes, como si tocáranse ónfalos ombligos onfalósicos del 69 cojedeño de Maleo, en que confúndense la recta y la curva en cóncava convexa contradictoria caliginosa concupiscencia, tanto como en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang del tao de Laozi. Y, es aquí, en que se desarrolla y se demuestra que el puntillismo, no es absoluto, el puntillismo es una mezcla combinatoria de lo negro con lo blanco, y, es la borrosidad que nace con el nuevo puntillismo, ahí, en el punto inflexivo topológico matemático borroso, en la idea del punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo. Mas y más, Euclides, Pitágoras, Sócrates, Bello, Hegel y Marx, Russell, Cirigliano y Villaverde, Kelsen hubieron de pensar en la idea del punto mágico pastoril ingenuo de Maleo, en el cuadrángulo rectángulo pitagórico socrático, en la slash diagonal hipotenusa contrarrecíproca ad absurdum mayéutica, del teorema directo y del teorema indirecto de Sócrates, tanto como el algo y la nada de Maleo, en que en dicha slash, ha de estar el punto mágico pastoril ingenuo de Maleo, desarrollado y demostrado con la dinámica de grupos del torbellino de ideas, entre el consciente y el inconsciente en las palabras de Cirigliano y Villaverde. La optimalidad ortogonal pitagórica de Pitágoras, muéstrase entre lo consciente y lo inconsciente de Cirigliano y Villaverde con la resolutiva optimalidad pretendida de Maleo, como la mejor resultante deseada, como el mejor resultado esperado. Agora hogaño al punto mágico pastoril ingenuo de Maleo, de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, y, como tiénese dicho, al punto mágico pastoril, Sócrates llevaba a su interlocutor, y, hacíale revelar la verdad que ocultábase en él, y, asina asín, en una forma contrarrecíproca ad absurdum, y, así como así, naciera la poderosa verdad mayéutica dialéctica socrática profunda, con que Sócrates pegábase a los sofistas escuálidos intonsos de entonces, entre la falsedad y la verdad, incrustada entre el consciente y el inconsciente, en que hácese tanto como el algo y la nada de la literatura védica upanishad sánscrita de la modernidad ilustrada originaria, a la que Albert Einstein recomendaba para extraer de ahí, las nuevas conceptualidades, las nuevas síntesis de Hegel y Marx, y en donde ha de desarrollarse y demostrarse todo lo que se quiera como lo planteaba Bertrand Russell y Andrés Bello. Si ahí en el punto mágico pastoril ingenuo de Maleo, de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya.

Si la idea del punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo, ha de verse en la línea curva lemniscata bernoulliana y en la línea curva parabólica cúbica picassoiana. Entonces sea dicho que la idea del punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo, pálpase con el punto inflexivo topológico matemático borroso de las dos grafías gratas gratificantes, de Bernoulli y de Picasso, como sí tócanse en el punto inflexivo topológico matemático borroso, en el punto mágico pastoril ingenuo, ónfalos ombligos onfalósicos del 69 cojedeño de Maleo, en que confúndense la recta y la curva, lo estático y lo móvil, en cóncava convexa contradictoria caliginosa concupiscencia, como sí derrúmbase, en el punto mágico pastoril ingenuo, el absolutismo del puntillismo en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang del tao de Laozi. Ergo vergo sea dicho que en el punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo, es aquí, en donde desarróllase y demuéstrase que el puntillismo no es absoluto. Ergo vergo sea dicho que en el punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo, el puntillismo es borroso es gris es penumbra es difuso es sombrío es caliginoso, y ha de ser una mezcla combinatoria de lo negro con lo blanco, en el lienzo pictórico blanquinegro de la difuminación continua espectral del yin y del yang del tao de Laozi. Ergo vergo sea dicho que la borrosidad nace con el nuevo puntillismo, ahí, en el punto inflexivo topológico matemático borroso, en el punto mágico pastoril ingenuo de la teoría especulativa matemática impecable implacable razonada hipotética existencial contradictoria caliginosa última del algo existente ya y la nada existente ya, de Maleo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 350 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: