¡Dante Rivas! Protégenos de una hinchazón de las hemorroides. Protege al guatacare

Nada era más natural y usual en la Margarita de ayer, que un fogón. Era el lugar preferido de los hogares margariteños. Aunque la cocina y el fogón estaban apartado un poco de la casita, solía ser la gran sala donde se encontraba y se cruzaba permanentemente la familia. Frente al fogón, se veía todo el día a nuestras dos viejas (Mama y abuela). No falta en esa cocina, el aripo y una pieza igualmente fabricada con barro en El Cercado, que servía para tapar las arepas ya asadas con leña. No falta el arrimador, que era una pieza preparada con un pedazo de cabilla y servía para darle el último toque a la arepa margariteña. Hoy, puedo oír ese sonido tan particular, cuando nuestras abuelas retiraban la arepa del arrimador y le daban una palmadita para asegurarse que estaban lista y servir con leche de vaca y un pedazito de pescado saldo, que era un desayuno muy sabroso..

Estaba siempre muy cerca del fogón, la ollita toda renegría, donde en las mañanas nuestras viejas preparaban el café y la cocina se llenaba de vecinos que tenían la costumbre de tomar café en una casa vecina. El diseño de estos fogones era especial. Facilitaba un buen uso del fuego y su ubicación no le complicaba la existencia a nuestra viejas.

¡Volvió el fogón! Volvió pero no bajo el diseño de ayer, que hasta servía para resguardar el maíz que la familia almacenaba en la troja para conservar la cosecha de maíz. Reaparece el fogón en Margarita como expresión (tal vez) de la nueva PDVSA que destruyeron. Aparece el fogón en Margarita, después de haber oído miles de veces que tenemos gas para darle a al mundo por montones de año. Reaparece un fogón obligado porque el gas en Margarita desapareció y aunque no se crea, la gente vive más angustiada por la falta de gasolina, que por la falta de gas.

El carro desplazó a la cocina o será que ya no hace mucha falta tener cocina y cocinar porque no hay mucho que hacer en la cocina. En el municipio Tubores tiene dos meses que las bombonas de todos los tipos desaparecieron. Así lo pude oír en un programa radial. En el Municipio Gómez ya se tiene igual tiempo sin poder ver una bombona llena. Se ve gente en motos con bombonas guindando y entiendo, que andan buscando gas, como el que busca palito de romero.

Esta mal que el fogón renazca hoy en Margarita. Está mal porque son fogones improvisados que llevaran a que la leña se vea como un negocio y comienzan a tumbar cuando matica exista para ir teniendo la leña en reserva. El bojote de leña por algunos pueblos del municipio Gómez ya pasó los 50 mil bolívares y pronto, un bojote leña formará parte esencial de la cesta alimentaria en Margarita.

En Tacarigua y especialmente en San Sebastián la bombonas se fueron y la ausencia ya está cerca de los tres meses. En El Cercado igual y en El Maco, la ausencia ya picó los tres meses de ausencia. Más leña y más guatacare en pico de zamuro.

¿Qué consecuencias puede traernos los fogones improvisados?

Daños a las naturaleza porque el fogón al aire libre consume mucho combustible (leña). El protector Dante Rivas debe garantizar hoy la existencia en nuestro cerros del guatacare, que es la mejor leña y la gente cortara cuanto guatacare vea por ahí. La mujeres margariteñas perderemos el glamour. Nos verán con las caras encendidas no por un piropo que nos tiren, sino por estar cerca del fogón y soplar. No tengo conocimiento al respecto, pero pueda que las mujeres comencemos a sufrir más de tensión alta por llevar tanta leña y candela. No de aquella leña y candela, sino de esta con leña de guatacare.

Ya no es muy frecuente ver mujeres en Margarita con cayenas en su pelo, pero ahora, esa posibilidad será menor, porque una cayena expuesta al fogón improvisado, se marchitará rápidamente.

Pero el mayor riesgo, es que como no hay "kerosen" las mujeres tendrrmos que soplar y muy duro para que la leña coja fuego y en ese soplar duro; las hemorroides pueden salirse de su sitio e hincharse. Hay riesgos de hinchazón de hemorroides y reventones.

Dante Rivas, las mujeres y los hombres en Margarita necesitan que les salve de una hinchazón de hemorroides y que le permita caminar bien. Como protector de Margarita y Coche, debes evitar que comencemos a caminar como Chencha porque las hemorroides se nos hinchen. Dante Rivas (PROTECTOR) por favor protégenos de una hinchazón de hemorroides.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3059 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: