El Gran Polo Patriótico tiene un aliado en el control obrero de Guyana

En la conformación del Gran Polo Patriótico la participación de los trabajadores es primordial para preservar y avanzar en los espacios hasta ahora ocupados; y es el control obrero una política de avanzada en posesionar a los trabajadores en el dominio de los medios de producción, que es un primer paso para construir una nueva sociedad con cambios profundos que permitan crear un nuevo modelo socialista.

La misión política del control obrero es ganar con el comandante Hugo Chávez, la próxima elección del 07 de octubre del 2012, para empoderarse y tomar decisiones determinante para desmontar a la burocracia contrarrevolucionaria que no tiene color, ni afiliación política; pero que si tiene definido y decidido a colocar las trabas que sean necesarias para seguir manteniendo la dirección de las empresas de Guayana. En esta lucha los trabajadores de vanguardia debemos estar en primera fila para accionar en la ocasión oportuna para desplazar las intenciones de frenar el avance de los trabajadores.

ALCASA, tiene que convertirse en referencia del Gran Polo Patriótico ante el cerco político de algunos dirigentes del PSUV, por la incomprensión de asimilar el control obrero e impulsar políticas de inclusión, como la incorporación de los tercerizados, la conformación de las mesas de trabajo, la creación de un consejo de coordinación de procesos, elaboración de proyectos y el plantear la reingeniería de la factoría en función de la transformación.

Así como la experiencia que vivimos en ALCASA de manera similar ocurre en VENALUM, BAUXILUM, CARBONORCA, salvando las diferencias, tenemos un adversario en común la burocracia retrograda que intenta desestabilizar el control obrero y seguir sometiendo a las empresas del aluminio al camino del fracaso y servil de los intereses de los traders que solo persiguen su beneficio personal.

El Gran Polo Patriótico se convierte en el crisol donde se funde la alianza de los movimientos sociales de Guayana, para derrotar la Burocracia y la clase política parasita de las empresas del aluminio.

Trabajador de ALCASA

mfiguera77@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1813 veces.



Manuel Figuera*


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: