Esa placa es mía

Hay una cuña en TV en la cual aparece un individuo frente a un espejo observándose los dientes, mientras la voz del locutor pregunta: “¿Tiene problemas con la placa?”, y en eso irrumpe un grupo de cuatro o cinco chicheros (por lo de la bata blanca) quienes después de un breve comercial del producto que venden, le dan una muestra gratis de su removedor de placa dental y se retiran en tropel en busca de otra placa, produciendo en su retirada el mismo ruido que produce el ganado cuando sale de estampía y pisan sobre un terreno muy duro que no amortigua el sonido de sus cascos.

No sé por qué ese comportamiento del minúsculo rebaño resulta tan similar al de algunos cada vez más escasos ¡y que líderes! de la oposición venezolana, quienes andan olfateando dónde puede haber el más ligero atisbo de desavenencia entre un grupo laboral y la dirección de alguna empresa o institución del Estado para presentarse y causar agitación exaltando los ánimos de las personas y proporcionándoles pretextos para magnificar el “conflicto”, lo cual no logran realizar en la mayoría de los casos y entonces es cuando dan la espalda y salen corriendito en busca de otra posible fuente de conflicto que atizar.

Pero cuando más pena ajena sentimos en cuanto al comportamiento de esta agrupación de oportunistas de todas las tendencias políticas fue cuando se trató de la presunta defensa de las “autonomías”, oportunidades en las cuales los vimos correr de un sitio al otro, igual que el rebaño de la cuña comercial, a donde hubiera un puerto, aeropuerto y/o instalación vinculada a éstos que produjera beneficios económicos y verlos como se rasgaban las vestiduras y amenazaban al Presidente con levantamientos populares si se llevaban adelante estos procesos de nacionalización previstos constitucionalmente, pero que tocaban los beneficios de los cuales se alimenta la mayoría de esos vividores de la política. Como era de esperarse, estos procesos se llevaron a cabo dentro de la mayor normalidad y con el beneplácito de las mayorías populares que saben que los recursos que generan esas instalaciones, ahora sí irán al destino debido para beneficio del pueblo.

Y no digamos la solidaridad automática que genera la defensa de cualquier corrupto de su tolda (porque también se consiguen en la del gobierno) y que en este momento está concentrada en la defensa del “Corrupto Mayor”, también conocido como “el filósofo del Zulia”, quien ha mantenido y sigue manteniendo en las nóminas del gobierno regional a una caterva de politicastros que se miran en ese espejo y están viendo lo que también a ellos les espera en un futuro cercano, porque que cada día que pasa se dan más cuenta que el pueblo ya abrió los ojos y que hagan lo que hagan ¡NO VOLVERÁN!

lostienelocos@intercable.net.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1362 veces.



Ño Leandro


Visite el perfil de Leandro Ño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Ño

Leandro Ño

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a75693.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO