Mary Cory tras la huella de Guaidó

"Águila no caza mosca"

(Frase citada varias veces por el Comandante Hugo Chávez Frías)

Alguien dijo por ahí hace mucho tiempo que "del árbol caído todo el mundo hace leña" y esta sentencia pareciera convertirse en la sombra que persigue al diputado y presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó.

Otra frase pudiéramos sumar a la anterior y es aquella que señala: "la peor cuña es la del mismo palo", cita que pudiéramos atribuir al papel asumido en los últimos días, por la dirigente de la "oposición violenta" en Venezuela, María Corina Machado.

La actual dirigente del partido político en desacato Vente Venezuela anda desatada por todo el país. Precisamente la Machado enarbola un discurso en el cual desconoce al actual Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros y hace un llamado a todos los venezolanos a "sacar por la fuerza" al actual mandatario a quién califica de dictador.

Su posición no es nueva y es por eso que el actual presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y vicepresidente del PSUV Diosdado Cabello la ha bautizado como "María Violencia".

El prontuario de María Machado es bastante conocido por los venezolanos y desde sus antecedentes en SUMATE, organización especialista en fraude electoral, ya asomaba una conducta golpista, la cual se ha encargado de perfeccionar, al lado de conocidos dirigentes guarimberos como Leopoldo López, el impostor Juan Guaidó y el derrotado Enrique Capriles quien la llama "María la loca".

Su accionar la ha presentado con actuaciones no muy nobles y con un perfil anti patriótico, como cuando de manera descarada asume posiciones que la proyectan con una reiterada conducta de traición a la Patria y como una lacaya y mercenaria del imperio norteamericano.

Ejemplos sobran, como cuando por ejemplo asumió el rol de embajadora de Panamá ante la OEA, para atacar a Venezuela y de una forma descaradamente y lacaya, emitió comentarios jocosos ante la prensa internacional y fue mostrada con sus pantorrillas al viento, ante al expresidente George W. Bush, en la Casa Blanca.

Igualmente en su peregrinar por el Parlamento venezolano, quedaron registradas las respuestas que desde el Capitolio hizo en un acto protocolar de "Memoria y Cuenta", el Presidente Chávez cuando le dijo - en tono sublime - a la entonces diputada: "Águila no caza moscas".

Su reiterada actuación la presentan en la búsqueda de un liderazgo - el cual no ha calado en el pueblo venezolano - precisamente por su arrogancia y prepotencia, lo que la ha llevado a ganarse el rechazo no sólo del "bravo pueblo" sino el de los propios dirigentes de la oposición a la cual dice representar.

El rechazo a su liderazgo ha sido constante y sus actuaciones e improvisadas visitas a sectores humildes de la población venezolana, la han conducido a reiterados desalojos e invitaciones de abandonar espacios en muchos barrios populares del país, donde la han expulsado con el tradicional grito de ¡Fuera! ¡Fuera! y la hemos visto salir apuradita "con el rabo entre las piernas".

Sus relaciones internacionales, al igual que la de muchos dirigentes de la oposición (como Julio Borges, Carlos Veccio, Ismael García y Lilian Tintori, etc.) hoy fuera del país, la han mostrado vendiéndose como una supuesta "candidata presidencial" , acompañada del mayor cinismo, prepotencia y desparpajo.

En grabaciones de la TV española están registradas sus más célebres y locuaces expresiones, cuando por ejemplo se burló de las humildes mujeres, como las vendedoras de café en las carreteras venezolanas, a quienes calificó como "las putas de Chávez" con el más humillante e hipócrita discurso.

Hoy cuando se ha armado un escándalo en la frontera con "el impostor e interino" Juan Guaidó, acompañado del paramilitarismo colombiano de Los Rastrojos, tal como lo muestran fotos y videos, ahora Mary Cory Machado se lanza a recoger los platos rotos dejados por "Juancito Alimaña".

Al inicio del presente artículo dijimos "del árbol caído todo el mundo hace leña" y por eso vemos como la más arrogante impostora de la política venezolana, Mary Cory Machado, ya desde hace mucho tiempo se retrató con el capo mayor colombiano Álvaro Uribe Vélez. Ahora pretende reemplazar al fracasado líder del Departamento de Estado norteamericano, Juan Guaidó.

Mucho antes de que el "presidente interino" responda ante la Fiscalía colombiana y se apresure también a responder ante la justicia de nuestro país por sus actos de traición a la Patria, robo y violación a la Constitución Bolivariana, la nueva autoproclamada "María Violencia" adelanta una campaña electoral.

Por los Andes venezolanos la vieron pasar con la bendición de Fedecámaras, del obispo Moronta y de toda la CEV, así como de curas fariseos e hipócritas, quienes en un vergonzoso y sacrílego acto, ofendieron al pueblo venezolano y ahora deben pedir perdón.

Acompañada de su hipócrita desprecio por los pobres (se limpia la boca con un pañuelo), se atrevió a mentir y blasfemar para las cámaras inclinada ante el "Santo Cristo de La Grita".

Mary Cory se retrata abrazando niños y viejitas con su falso discurso. Es un teatro a destiempo a través del cual pretende engañar nuevamente al pueblo venezolano, quien ya la conoce de sobra y más ahora, cuando pretende seguir tras la huella del "impostor" Juan Guaidó por aquello de la canción: "te pareces tanto a mí, que no puedes engañarme".

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 968 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a282737.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO