Los hechizos de Henry Ramos

El ex senador anzoatiguense Otto Padrón Guevara, estaba blindado con dos hechiceras ubicadas en el sector Inavi de El Tigre y en la población de Pariaguán, esta última a su vez veía al ex alcalde del municipio Miranda, Lorenzo Rondón nacido en Urica y de padre cubano. Mientras Padrón era protegido por estas damas le iba muy bien en la política, cuando estas señoras desaparecieron comenzó su debacle. Fue un elemento característico de los dirigentes adecos el hacerse ver y consultar con hechiceros, cuestión al parecer heredada de antiguos reyes que siempre tenían a su lado magos como Merlín quienes en un máximo de lealtad protegían a la realeza. Henry Ramos Allup sin tener grandes dotes de político se las ha arreglado para convertirse en un dictador dentro del otrora partido de Rómulo Betancourt. No se sabe que esté ayudado de algún hechicero pero no se descarta que por ser tan desconfiado, el mismo haya agarrado cursos y talleres en la Montaña de Sorte. Claro, con el tiempo se ha ido modernizando aplicando fechas a sus hechizos. Eso hizo cuando se encargó de la presidencia de la Asamblea Nacional prometiendo sacar al Presidente de La República en seis meses, antes descolgó fotos y cuadros de Chávez, por miedo al poder del ex presidente, aun en otro plano. Pasaron los meses y no sucedió nada, le falló el conjuro. Hizo el ridículo, se escondió, pero no sus sueños de convertirse en Presidente de Venezuela. El poder de Ramos Allup se expresa mejor internamente en Acción Democrática, sacó muchos enemigos enviándolos a Un Nuevo Tiempo, en Anzoátegui su accionar desplazó al diputado adeco de nacimiento Carlos Andrés Michelangeli, hijo de Beatriz Armas, haciendo que se marchara a Primero Justicia. No perdonó ni a los nuevos valores, una joven de apellido Guerra, muy activa se atrevió a promocionar una convención nacional, llamando y viajando a otros estados, hecho que logró la atención de Ramos Allup, llamándola para amenazarla y quitarla del camino. Ahora sorprendió a muchos al reaparecer en un acto de apoyo a Juan Guaidó, después de estar alejado del dirigente de Voluntad Popular. Nunca estuvo de acuerdo con la auto proclamación, allí también funcionó el cronometro de Henry Ramos, seguro le dio seis meses para que se desinflara ante la imposibilidad de lograr los objetivos. De allí que al séptimo mes se reunió con Guaido, ofreciéndole su apoyo público en el entendido que las únicas elecciones que se efectuaran por ahora son las parlamentarias, quedando el camino abierto para Henry Ramos en unas futuras elecciones presidenciales. Lógico ese apoyo no es de gratis, Ramos Allup pedirá puestos salidores para alcanzar el mayor número de diputados nacionales de oposición, para decirle con propiedad en el momento indicado, ahora el jefe soy yo por lo tanto me corresponde la candidatura presidencial, acabando de una vez por todas con el falso mito de Guaidó. Ramos llegará hasta allí no tendrá ninguna posibilidad de triunfo, es un prototipo de la cuarta en esa unión de maquiavelismo y hechicería, herramientas políticas que nunca jamás les permitirán volver a gobernar la patria de Bolívar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5204 veces.



Andrés Marquez

Diputado Regional por el Estado Anzoátegui

 andreschinomarquez@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Marquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Marquez

Andrés Marquez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a282172.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO