A la MUD le sale Revocatorio

Para simplificar el proceso electoral de nuestro país - la oposición venezolana de derecha, media derecha y ultra derecha - se constituyó en un partido político sui generis denominado MUD, conformado por 18 organizaciones políticas e inscrito en el CNE en abril del año 2012.

Luego de un largo trajinar que los pegó con plastilina y no con pega de zapatos, los diferentes partidos de la oposición todos en un afán desesperado por tomar el poder, han conquistado algunas victorias que los retrata ante el país y les muestra su perfil, así como su tradicional manera de gobernar.

Igualmente con su actuación nos han mostrado las garras afiladas que tienen a la hora de retomar el control del Estado en su afán de adueñarse de las riquezas de todos los venezolanos y ofrecerlas al mejor postor, bajo las directrices del imperio norteamericano.

El pasado de la mayoría de los partidos (la mayoría en vías de extinción) que integran la MUD es como un arroz con mango, el cual con algunas excepciones ha demostrado como se gobierna un país (ver gestión en las gobernaciones de Lara, Amazonas y Miranda junto a la Asamblea Nacional) ello nos refleja cómo se puede desgobernar un país.

Más allá de la real necesidad de un sistema democrático de contar con una verdadera oposición, en Venezuela, luego del triunfo de la Revolución Bolivariana con el Comandante Chávez en diciembre de 1998, lo que se produjo fue un terremoto, un derrumbe de los partidos tradicionales de la IV República (AD,COPEI,MAS,URD) y el surgimiento de un “nuevo chiripero” el cual subsiste con rasgos de “falsos - demócratas” y de orientación fascista (VP,PJ,NT,ABP).

El perfil y el currículo de los líderes de la MUD es un poema, viven de tragedia en tragedia y no aguantan dos pedidas; además los muestra ante el mundo como unos mitómanos de profesión y con agallas desmedidas ante el dólar, por el cual sucumben y desfilan en un ir y venir – como en un círculo vicioso - desde Washington hasta los demás centros de poder de la derecha mundial (Miami, Madrid y Bogotá).

Ni hablar de los testaferros y titiriteros de la oligarquía parasitaria (Fedecámaras, Consecomercio, Mendoza, Haumann y Cisneros) quienes chuleando al Estado, sacaban todo el dinero para financiar a sus partidos de la MUD y apoyar también sus fechorías con sus planes desestabilizadores de guerra económica, guarimbas y acaparamiento desmedido en detrimento del pueblo venezolano, al cual siempre han menospreciado y explotado.

En los últimos meses luego de preparar nuevos planes para la toma del poder en Venezuela y después de sus fracasados intentos de golpes de Estado (asesorados por el imperialismo), los líderes de la oposición se han visto desmejorados ante su falta de inteligencia y creatividad y por su descarado servilismo, el cual los muestra como unos incapaces ante el imperio y más por no poder cumplir sus tareas y además, por resultar onerosos al Departamento de Estado y a sus ONG’S operadoras en el mundo.

Hasta sus mismos asesores de publicidad y propaganda (Rendón, Poleo-hija y Cedeño) así como sus managers (H.Otero, Ravell y Poleo-padre) ya se han convencido del fracaso de sus pupilos (Capriles, Chuo, López, Ramos Allup y Mary Cori) al frente de la MUD.

Las costuras se aflojan y se ven los puntales desde lejos en la Mesa de la Unidad, cuyas patas fueron pegadas con plastilina. La insistencia en sus estrategias de violencia y su rechazo al diálogo, los han puesto al ridículo ante el escenario internacional.

El esfuerzo de Uribe, Rajoy, Aznar, Pastrana, Piñera, Peña Nieto, Calderón, Macri, Nemer y hasta el mismísimo Obama, ya no tolera tal ridículo en el campo de la política internacional y más, ante el deterioro del desgastado capitalismo neoliberal.

El fortalecimiento de la Revolución Bolivariana ha tomado un segundo aire, luego de estar cuesta arriba con la muerte del Comandante Chávez (asesinado) Su recuperación ante la opinión pública internacional, así como la del liderazgo del Presidente Nicolás Maduro, es un hecho irrefutable.

A pesar de la guerra económica y del duro golpe dado a las clases medias y más pobres de nuestra sociedad, gracias a las estrategias del “Manual del Perfecto Golpe Latinoamericano”, aplicado a la perfección en el Chile de Allende, en Venezuela – afortunadamente - no ha tenido asidero porque en el pueblo venezolano existe hoy un despertar.

No bastan las decrepitas derrotas por la vía del “golpe suave” en Brasil y la pírrica llegada de Macri al gobierno de Argentina. No bastan los ataques a los gobiernos de Rafael Correa en Ecuador y al de Evo Morales en Bolivia; el pueblo venezolano se ha puesto de pie y se recupera de los golpes bajos de la derecha internacional. Hoy esta maltrecha oposición sólo se ve reflejada en la moribunda MUD.

Ya las divergencias de la Alianza opositora (MUD) están a la vista. Como lo señaló recientemente el periodista José Vicente Rangel: “las divergencias de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) crecen respecto a varios temas y el resultado son las fuertes críticas a la dirigencia de la misma” (Ultimas Noticias, 10)

Por eso ante la insistencia de la oposición venezolana por el Revocatorio del Presidente Maduro, no está malo el refrán: “lo que es igual no es trampa”. En otras palabras, a la MUD le sale Revocatorio ante el fracaso de sus líderes.

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1447 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: